Check the new version here

Popular channels

Lincesa K pide licencia por sentirse Diamond

Fue en el municipio de Neuquén. Otro empleado faltó un plazo similar porque se le murió el perro.



Una empleada de la Municipalidad de Neuquén se mantuvo bajo licencia durante 2 años por “sentirse obesa”, según indicaba el diagnóstico de su psicólogo. Otro agente municipal justificó su inasistencia al trabajo, por un plazo similar, debido a la “muerte de su perro”.

Estos son apenas dos casos entre más de 80 que analizó en detalle un auditoria impulsada por el intendente Horacio “Pechi” Quiroga para terminar con las licencias de largo aliento y bajo motivos extraños en su municipio. En la actualidad el municipio neuquino tiene 2500 empleados.

El proceso de examen de licencias comenzó en 2013 después de registrarse las primeras denuncias por licencias abusivas. Quiroga pidió la intervención de la Justicia que le encargó la investigación al fiscal Germán Martín.

De las 81 licencias activas desde 2013 en el municipio, hoy sólo se sostienen 8. Entre los casos más insólitos descubiertos por el fiscal figuran el de una mujer que se mantuvo alrededor de dos años sin asistir a su trabajo por “sentirse obesa”, tal como lo estableció su terapeuta. Pero hay otro caso llamativo, el de un empleado que dejó de trabajar por un periodo similar augustiado por la “muerte de su perro”, detalló la pesquisa judicial.

Martín también detectó casos de empleados que habían conseguido prolongar su ausencia durante plazos de hasta 1.100 días apelando a reiterados certificados médicos-psiquiátricos. Se encontraron ejemplos de personas que justificaban su incapacidad para trabajar en su puesto debido a graves problemas psíquicos aunque luego se reveló que se dedicaban a la actividad privada en otro sector de la ciudad totalmente libres de problemas mentales.

La justicia demostró que detrás de estos certificados existe un grupo de unos cinco profesionales que entregaban su diagnóstico y firma por cifras que rondaban los 2.000 pesos por paciente y ocasión. Se estima que las licencias le ocasionaron al municipio neuquino, durante el 2013 y 2014, una pérdida de 3 millones de pesos mensuales en el pago de horas extras al personal que tuvo que reemplazar a los “enfermos”. En la ciudad de Plottier (pegada a Neuquén), el intendente Andrés Peressini, denunció recientemente la falta “masiva” de los empleados del municipio a sus puestos de trabajo. Peressini explicó que los agentes se cubren unos a otros para evitar los controles. Debido a esto el intendente decidió implementar un costoso sistema de huella digital que no deja margen para el error, aseguró.


+1
0
0
0No comments yet