Check the new version here

Popular channels

Línea de sangre VI



La muerte del fiscal Alberto Nisman, irrumpió en la escena política con la violencia de un tsunami, y puso en evidencia, ante los ojos de quienes quieran ver, que el entramado de relaciones judiciales, servicios de inteligencia, y medios de comunicación han estado siempre tras bambalinas digitando el destino de los argentinos.

Al quedar al descubierto, estos actores están dando una fenomenal batalla sobre el cadáver del fiscal mientras bombardean a la población con hechos nimios presentados como verdades reveladas, mentiras o simplemente estupideces carentes de sentido y lógica.

Que el Poder Ejecutivo haya resuelto disolver la ex SIDE, actual Secretaría de Inteligencia, es ponerle el cascabel al gato. Y tanto opositores, como jueces y medios de comunicación se niegan terminantemente a hacerlo.

Sus razones tienen. Algunos, porque al acabarse el dinero de uso discrecional que esa Secretaría manejaba, también se acaban los "sobresueldos", la "cadena de la felicidad" que tan contentos mantenía a algunos jueces y fiscales y la financiación de campaña de ciertos candidatos; muchos de los cuales no cuentan con respaldo político proveniente del aval popular.
Otros, simplemente, porque tienen miedo a lo que esos agentes pudieran hacer con la información que tienen sobre ellos.

Desde hace años, aparece el nombre de Antonio Jaime Stiusso. Sindicado agente "secreto", y con llegada a muchos políticos y jueces, así como también a la embajada de EEUU; Antonio ha sabido ganarse el espacio en los medios.
Stiusso parece Droopy. Siempre está. O al menos está desde 1972.
Pero pocos se animan a decir que lo conocen, porque hacerlo, sería reconocer que trataron con él y difícilmente podrían explicar para qué.

Desde hace años, se sabe que era la mano derecha del Fiscal Nisman en la investigación del atentado a la AMIA.
Y desde hace años, Antonio "Jaime" Stiusso maneja los tiempos de esa causa y también de las otras causas vinculadas, como la de encubrimiento al atentado que tiene Lijo en su juzgado.

En 2010 Stiusso presentó una denuncia contra Claudio Bonadío por el estrecho vínculo que ese juez mantenía con Jorge Fino Palacios, el comisario de la policía federal de la unidad antiterrorista que encubrió a los sospechosos del atentado; y su amistad con Carlos Corach.

" Según denunció Stiuso, cuando Palacios estuvo detenido por la causa de las escuchas telefónicas ilegales le habría pedido a Bonadío que contactara al ex ministro del Interior menemista Carlos Corach para que éste "moviera sus influencias en el Gobierno para sacarlo de la cárcel".
Bonadío fue subsecretario de Legal y Técnica durante el menemismo de la mano de Corach y la relación entre el juez y el ex funcionario fue tenida en cuenta por la Cámara Federal en noviembre de 2005 para apartar al magistrado de la causa por irregularidades en la investigación del atentado a la AMIA, en la cual Palacios terminó involucrado."
En los primeros días de diciembre de 2014, Stiusso fue al juzgado a pedir que se continuara con la investigación de su denuncia, hecha 4 años antes.

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2014/12/7/amia-un-agente-de-la-side-denuncio-al-juez-bonadio-_242404



El encubrimiento que Bonadío realizó sobre los perpetradores y encubridores del atentado está fuera de toda discusión. Hasta el diario La Nación, en 2004, editorializó sobre su labor en la causa AMIA, con el impiadoso título "Un juez que no merece serlo":

"Bonadío, que debió investigar lo actuado por el juez Juan José Galeano en la mencionada causa, es acusado de no haber concretado absolutamente ninguna diligencia procesal tendiente a obtener alguna prueba; también, de retardar inexplicablemente el accionar judicial, que no avanzó en los últimos cuatro años. Para ello habría realizado, según reza la acusación que se le formula, un "irregular desvío" de la normativa legal que lo obligaba."

E instaba:

"Atento el gravísimo tenor de las imputaciones formuladas contra el juez Bonadío, el Consejo de la Magistratura debe intervenir en el caso con absoluta seriedad y con la máxima celeridad"

http://www.lanacion.com.ar/663759-un-juez-que-no-merece-serlo

Nisman ya era fiscal en la Causa AMIA, desde 1997, cuando fue nombrado por Nicolás Becerra.
En 2005, pidió algunas medidas para demostrar la inacción de Bonadío:

" Nisman y Cearras insistieron ayer ante Bonadío para que lo cite a declarar como sospechoso de todos esos delitos.
El gesto de los fiscales quiere dejar en claro que existe inacción por parte de Bonadío, algo que produce cada vez mayor indignación en los familiares de las víctimas del atentado."

El juez tenía el expediente desde el año 2000. Habían pasado 5 años y no había hecho NADA.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-49186-2005-04-01.html

Bonadío fue apartado de la causa AMIA, en 2005 y así lo describía Raúl Kollmann :

"Tras un larguísimo proceso, en el que numerosos camaristas se excusaron, la Justicia apartó ayer al juez Claudio Bonadío de la causa en la que se investiga cómo y por qué se armaron pistas falsas, se empantanó y desvió la investigación del atentado contra la AMIA. Las acusaciones contra Bonadío eran múltiples, pero la de mayor relieve es que estuvo cinco años sin mover el expediente y que de alguna manera actuó en defensa de su amigo Juan José Galeano y, en especial, de su ex jefe Carlos Corach, ambos acusados de manipular la causa AMIA."

"... Alejandro Rúa, quien está al frente de la Unidad AMIA, sostuvo en un escrito que “el juez tiene a su cargo el expediente desde hace cuatro años y medio y se encuentra obligado a investigar la intervención del ex ministro Corach y del ex presidente Carlos Menem en el irregular pago de 400.000 dólares a Carlos Telleldín. Sin embargo, no ha concretado ninguna diligencia procesal, casi no avanzó en todo este tiempo y sólo recolectó prueba por lo hecho directamente en juicio oral. En realidad, Bonadío no ha hecho más que obstaculizar, con tanta persistencia como arbitrariedad, la labor de los organismos que sí estuvieron interesados en el avance de la pesquisa: la Unidad AMIA y la Oficina Anticorrupción”."

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-59413-2005-11-19.html

Como podemos ver, diez años después y con varios delitos más imputados encima, Bonadío sigue siendo juez.

Pero lo que más llama la atención, a la luz de los acontecimientos del último mes, es que el Fiscal Nisman no pidiera su procesamiento por encubrimiento del atentado.

Si Stiusso era la mano derecha de Nisman, y denunció a Bonadío en 2010 por encubrimiento, ¿por qué el fiscal no hizo lo mismo?
Nunca lo sabremos.

En una notable combinación de pasos de baile, Nisman y Stiusso actuaban en conjunto para obtener centímetros de prensa.

En mayo de 2010, Nisman pedía nuevas y espectaculares medidas que Infobae no detalla, pero que aseguraba le daría un gran impulso a la causa AMIA :

http://www.infobae.com/2010/05/26/518150-causa-amia-reactivaron-la-investigacion-la-pista-local

En Junio de 2010, es cuando Stiusso presentó su denuncia contra Bonadío por un aparente correo que le había llegado...

Once años después del atentado y con Menem fuera de carrera por la presidencia, Nisman relanza la "pista siria" con bombos y platillos:

http://www1.rionegro.com.ar/arch200506/22/n22n02.php

http://diarioepoca.com/78322/Fiscales-relanzan-pista-siria-y-denuncian-pandeacuterdida-de-pruebas/

Estas actitudes del fiscal y sus movimientos más mediáticos que judiciales, fueron expuestos por Jorge Lanata, Romina Manguel y Luciana Geuna en noviembre de 2006 (no creo que se pueda decir que estos tres periodistas son kirchneristas)

http://www.perfil.com/columnistas/Tocala-de-nuevo-Nisman-20061119-0005.html

Dicen, que cuando aparece un cadáver, la manera de investigar qué sucedió, es investigar primero a la víctima, después a su círculo íntimo y así ir desentrañando su vida y sus relaciones.

En la extraña investigación que lleva a cabo la fiscal Viviana Fein, y con toda la prensa nacional e internacional encima, no se conocen detalles de la vida privada de Alberto Nisman.

La prensa ha elevado al fiscal al status de "entelequia".

Se lo menciona, se lo usa, se lo embandera. Pero no se dice nada acerca de sus relaciones, qué hacía, con quiénes se visitaba o hablaba por teléfono. Como si hubiera dejado de ser humano y se lo pretendiera inasible, a fin de mantener en el limbo y por tiempo indefinido, las circunstancias que rodearon a su muerte; probablemente con el fin de usarlo políticamente en este año electoral.

Tan impoluta pretenden mantener su figura, que ni se indagó inmediatamente a sus vecinos por si escucharon un disparo o vieron algún movimiento sospechoso.

Tampoco se habla del auto en el que se movía, que no era de su propiedad, sino de una empresa cuyo titular está vinculado a una agencia de inteligencia de EEUU.

Y se soslaya, deliberadamente, sus idas y llamadas a la embajada norteamericana, además de que les informaba sobre sus actuaciones aún antes de hacerlas públicas en nuestro país.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/263984-71146-2015-01-15.html

Se silencia su relación con el agente de la SI, Antonio Stiusso de la cual, sólo se sabe que era estrecha.
No se investigó su relación con los empleados de la fiscalía y mucho menos con el contratado que le llevó el arma, quien aparentemente habría viajado con Nisman a Chile y a EEUU; y de ser así, es una relación poco frecuente entre empleado y empleador.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/265210-71367-2015-02-01.html

Lo triste es que también se silencia que desde 1997, Nisman está investigando la causa AMIA, y no obtuvo ningún resultado concreto. Esto es útil hoy, para poder operar políticamente contra el gobierno esgrimiendo como "prueba" de su "encubrimiento" el acuerdo con Irán.

Recordemos qué decía el fiscal Nisman en 2013, cuando se supone, por lo que presentó en los últimos días de su vida en un juzgado, que ya estaba investigando el "encubrimiento" del gobierno hacia Irán:

"Consultado por dicho acuerdo, Nisman aseguró que "nunca" recibió presiones al respecto. "No soy ajeno a los avatares, que me entero por los diarios porque no tengo comunicación oficial. Hasta el último pinche de mi fiscalia está abocado a la investigación. La investigación es judicial, no política", aseveró el fiscal. "

http://www.lanacion.com.ar/1586836-nisman-kirchner-me-dijo-que-vaya-contra-quien-sea-aca-no-hay-impunidad-para-nadie



Alberto Nisman fue nombrado fiscal en 1997, por Nicolás Becerra, entonces Procurador. Fue a pedido de los fiscales Barbaccia y Mullen, cuando estaban investigando la causa AMIA.

"Ahí estaba, en julio de 1997, cuando el Procurador General Nicolás Becerra lo convocó para sumarse a la dupla de fiscales que por entonces investigaban el atentado a la AMIA, José Barbaccia y Eamon Mullen. Fue un pedido expreso de los dos –ahora procesados por actuaciones irregulares en la causa- al jefe de los fiscales, a quien le trasmitieron la necesidad imperiosa de contar con alguien que analizara la prueba que iba a elevarse a juicio.
En el pedido formal no había nombres, pero ante la consulta de Becerra, dieron el de Nisman. “Él se abocó a todo lo que tenía que ver de la causa “Brigadas”, de la detención de los policías, Barbaccia a la prueba respecto de Telleldin, y Mullen de la mecánica del atentado”, cuenta una fuente que vivió muy de cerca aquella investigación."

Nisman había empezado su carrera judicial en Morón con el juez Juan Manuel Ramos Padilla, y coincidió con quien entonces era secretario en un juzgado: Guillermo Montenegro.

Es nombrado más tarde, secretario en el juzgado del juez Larrambebere donde le tocó intervenir en la causa por el copamiento al Regimiento de La Tablada, específicamente, por la desaparición y muerte de 2 personas, Iván Ruiz y José Díaz, brutalmente torturados y vistos por última vez en un Falcon donde se los llevaron unos tipos de civil. Nisman y el juez apoyaron la versión oficial del Ejército de que habían muerto en combate.

"Los cuerpos de quienes perdieron la vida el 23 de enero de 1989 –los que murieron en el combate más los ejecutados y los desaparecidos– fueron enterrados por orden del juez Gerardo Larrambebere sin previo aviso a sus familiares y sin realizar las medidas necesarias para establecer si hubo ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias...
... “Se continuó con los actos de tortura porque yo escuchaba gritos desgarradores de dolor y me daba cuenta de que eran Iván y José. Esta sesión de interrogatorio y de tortura en ese lugar se llevó a cabo en presencia de las más altas autoridades y con su aquiescencia”, dijo el sargento al desmentir la versión dada por el mayor Jorge Varando y el general Alfredo Arrillaga..." (este último además había participado en Mar del Plata, en 1975 de la "noche de las corbatas" )

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-103270-2008-04-29.html

De su criticable paso por Morón, pasó por San Martín y luego a Comodoro Py, cuando fue nombrado por Becerra para la causa AMIA.


"... el equipo de Nisman, Barbaccia y Mullen trabajó hasta el juicio oral, pero no terminó bien. Durante el juicio oral por la llamada “conexión local”, muchos testigos dijeron que ellos y el juez Juan José Galeano habían cometido una serie de irregularidades. Lo más grave, era la orden de Galeano de pagarle 400 mil dólares a Carlos Telleldín para que implicara en el atentado a policías bonaerenses. Al final del debate, y el Tribunal Oral absolvió al desarmador Carlos Telleldín y a los policías. Y en los fundamentos del fallo, acusó a Galeano –que terminó destituido y procesado- y a los fiscales Mullen y Barbaccia, que también fueron procesados. “En el juicio oral quedó demostrado que no se investigó absolutamente nada”, afirmó a Infojus Noticias el abogado Juan Carlos García Dietze, defensor de Ariel Nizcaner, un hombre que fue absuelto de haber participado en la adulteración de la Traffic.
En 2004, Nisman quedó a cargo de una unidad especial creada para concentrar todas las investigaciones vinculadas al atentado. “Siempre hubo un tema paradojal: Barbaccia y Mullen quedaron imputados, y él siguió a cargo. Es extraño”, reflexionó García Dietze. Pero no dio detalles. "

http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/alberto-nisman-perfil-de-un-fiscal-de-causas-sensibles-7151.html



Otro que ingresó a Tribunales gracias a su amigo personal, el ex fiscal de la causa AMIA José Barbaccia, (hoy procesado por encubrimiento de la Causa AMIA) fue Guillermo Montenegro. Ambos eran compañeros de Liceo Naval.

José Barbaccia dicen era muy afín a Hugo Anzorreguy, otro procesado por encubrimiento, al punto de ser partícipe , según las malas lenguas, de la "Cadena de la felicidad", esa con la que en los años 90, el menemismo garantizaba silencio y concordia en Tribunales, sindicatos, medios de comunicación y políticos varios)

(ver la operatoria de la Cadena de la Felicidad en http://www.infonews.com/2012/10/26/politica-44845-recondo-cobraba-de-la-side-menemista-en-el-primer-piso-de-libertad-1571.php)

Montenegro, fue fiscal en los albores de la causa AMIA. Era el que filmaba ilegalmente la declaración de los testigos que previamente eran amenazados, y hasta golpeados en algún caso, por Jorge Fino Palacios; por lo que todo lo actuado careció de validez y hubo que empezar de cero.



"Alejandro Rúa tuvo a su cargo la oficina del ministerio de Justicia que revisó en forma crítica el expediente de la causa AMIA. A su juicio, tanto Palacios como el ministro Montenegro tuvieron su parte en las irregularidades para “satisfacer oscuros intereses de gobernantes inescrupulosos”, lo cual condujo a la confirmada nulidad de lo actuado. La Corte Suprema dijo que el juicio oral y público dejó en evidencia que los funcionarios policiales comandados por Palacios actuaron contra “las mínimas exigencias de seriedad que la actividad les impone guardar como representantes del Estado a cargo de la investigación de tan graves hechos”. Según el fallo del tribunal oral confirmado por la Cámara de Casación y por la Corte Suprema, el trato a los testigos contravino las disposiciones legales, mediante “el allanamiento de sus viviendas, detenciones y comparecencia esposados a la sede del juzgado”, luego de pasar por la Unidad Antiterrorista de Palacios.
Una mujer contó que la sacaron de su casa y la llevaron a declarar “como si yo fuera una presidiario”. Le tomaron las huellas digitales y le leyeron los derechos de los imputados, pese a que sólo era testigo, y luego de un largo aislamiento la llevaron a presencia de Palacios, quien la intimidó. Le dijo “depende de usted irse o quedarse, según lo que usted diga”. La mujer insistió en que no sabía nada y Palacios la derivó a dos oficiales interrogadores, antes de llevarla al juzgado, previo paso por un médico forense, completamente desnuda. “Me dieron trato de preso. Subo por las escaleritas esposada”. También le sacaron los cordones y aritos. “Yo no entendía por qué y me decían que era porque me podía ahorcar.” Todo eso “me llamó la atención” y “no me sentí como una testigo, porque creo que los testigos no van esposados a declarar”. Otra persona contó en el juicio oral que un testigo analfabeto “volvió aterrado” del juzgado de Galeano. Para intimidarlo, antes de declarar le dijeron que lo enviarían a la cárcel de Olmos. También le pegaron: “quise agarrar el sanguche y me pegaron un cachetazo”."

(Transcripción de Oscuros intereses en la nota "Hilando Fino" de H. Verbitsky
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-128889-2009-07-26.html)

Es llamativo que a pesar de la intervención de Montenegro en tan graves hechos, tampoco él haya sido acusado por Nisman de encubrimiento del atentado en la causa AMIA.

También es llamativo que en la causa por las escuchas ilegales que investigó Nisman, en las que están procesados Mauricio Macri y Jorge Fino Palacios entre otros, no haya quedado involucrado Guillermo Montenegro, siendo que su superior era Macri y su subordinado Palacios.

"Miente, miente que algo quedará" -J. Goebbels

Uno de los artilugios mediáticos para cargar culpas al gobierno por la ineptitud de Nisman, o para silenciarlo cuando pretende denunciar su inoperancia, es inculcar en la población la idea de que Néstor Kirchner nombró al fiscal.

Como vimos, Alberto Nisman ya era fiscal desde 1997. Y ya participaba de la causa AMIA.

Su designación frente a la Unidad Fiscal de Investigación de la causa AMIA (UFIAMIA) data de 2004, (ver http://www.mpf.gob.ar/ufiamia/ y la resolución es la MP Nº 84 ) y lleva la firma de Eduardo Casal quien sustituyó en ese acto al entonces Procurador General de la Nación Esteban Righi quien se excusó de firmar esa designación por estar su estudio vinculado a la defensa del procesado Hugo Anzorreguy en la Causa AMIA.



Lo que pocos recuerdan, es que el estudio jurídico de Esteban Righi, se llama "García, Labat, Musso, Righi SRL".

Y menos aún recuerdan que Ana María García es la esposa de Esteban Righi, y que María José Labat es la esposa de Guillermo Montenegro.

Dicho estudio había sido denunciado por Amado Boudou como el que se había sido ofrecido para "aceitarle" los contactos en Tribunales cuando fue designado al frente de ANSES y durante su gestión como Ministro de Economía.

http://www.lanacion.com.ar/1463711-boudou-acuso-al-estudio-de-los-righi

Tal vez esto explique la designación del amigo Nisman al frente de la UFIAMIA, aún cuando en los 7 años anteriores había obtenido tan magros resultados en su investigación.

Y tal vez, eso explique por qué Guillermo Montenegro no quedó involucrado en la misma causa de encubrimiento en la que están Barbaccia, Anzorreguy y Palacios.

Quiero suponer que es una "casualidad permanente", que el estudio "García, Labat, Musso, Righi SRL" tenga exactamente la misma dirección, sobre la calle Libertad al 1200 que la agencia de investigaciones Buenos Aires Sistemas inteligentes, fundada por Moreno Ocampo y Frank Holder y que Background Search SRL fundada por Moreno Ocampo y Wortman Jofre (abogado de Magnetto); que luego cedieran parcialmente a Gabriel Slevin (el espía de Clarín) el 18 de febrero de 2000, aunque ratificando al gerente anterior, Lucas Palacios (socio del estudioWortman Jofre).

Ambas agencias, en realidad vinculadas aún hoy a Frank Holder, agente de la CIA, el jefe de Eugenio Ecke, el que le prestaba el auto a Nisman.
(ver linea de sangre IV)
0
0
0
0
0No comments yet