1. Entretenimiento
  2. »
  3. Taringa!
  4. »
  5. Info

Lo expulsaron del ejército por comunista

Spenser Rapone, de 26 años, escondió en su sombrero un mensaje en el que se leía “el comunismo ganará” y publicó las fotografías en Twitter en solidaridad con Colin Kaepernick



Un cadete de West Point que llevó una camiseta del Che Guevara bajo su uniforme durante su graduación y publicó un mensaje en las redes sociales en el que decía que “el comunismo ganará” ha sido dado de baja del ejército estadounidense.

Menos de un año después de que las imágenes colgadas en Twitter por Spenser Rapone, de 26 años, desencadenaran una tormenta mediática e incluso le acarrearan amenazas de muerte, el teniente segundo, que era conocido como el “cadete comunista”, está oficialmente fuera del ejército de EE. UU. con una baja no honorable.



Los altos cargos de Fort Drum aceptaron la renuncia de Rapone el lunes después de una reprimenda anterior por “conducta impropia de un oficial”. Rapone ha asegurado que una investigación descubrió que se había conectado a internet para abogar por la revolución socialista y menospreciar a oficiales de alto rango. Oficialmente, el Ejército sólo dijo en un comunicado que llevó a cabo una investigación y que “se tomaron las medidas apropiadas”.

Rapone, que no se ha arrepentido de su conducta, publicó el lunes otro tuit en el que aparece haciendo una ‘peineta’ al letrero de entrada de Fort Drum y afirma: “Un último saludo”. “Me considero un socialista revolucionario”, dijo Raponea la agencia AP. “Animaría a todos los soldados que tienen conciencia a deponer las armas y unirse a mí y a tantos otros que están dispuestos a dejar de servir a los agentes del imperialismo en un movimiento revolucionario”.


Rapone explica que abrazó el comunismo tras sus experiencias como soldado en Afganistán antes de ser aceptado en la Academia Militar de Estados Unidos y que esos puntos de vista solo se fortalecieron durante sus estudios de historia en el centro.

El joven afirma que tomó las polémicas fotografías en su ceremonia de graduación de West Point en mayo de 2016 y se las guardó para sí mismo hasta septiembre pasado, cuando los tuiteó en solidaridad con el quarterback de la NFL Colin Kaepernick, quien estaba siendo atacado por arrodillarse durante el himno nacional para protestar contra el racismo. Muchos otros miembros del personal militar tuitearon a favor de Kaepernick, aunque la mayoría apoyaron la libertad de expresión, no el comunismo.
West Point emitió un comunicado después de que Rapone publicara las fotos, diciendo que sus acciones “de ninguna manera reflejan los valores de la Academia Militar de los Estados Unidos o del Ejército de los EE. UU.”. El senador republicano Marco Rubio, pidió entonces al secretario del Defensa que sacara a Rapone del ejército. “Mientras vestía uniforme, Spenser Rapone abogó por el comunismo y la violencia política, y expresó su apoyo y simpatía por los enemigos de Estados Unidos”, dijo Rubio el lunes.

Rapone, que creció en New Castle, Pensilvania, afirma que se postuló para entrar en West Point porque no podía pagar la universidad, pero no fue aceptado, por lo que se alistó en el ejército. Fue enviado a Afganistán en 2011 y asignado como ametrallador en la provincia de Khost.

”Fuimos matones en uno de los países más pobres de la Tierra”, recuerda Rapone. “Tenemos uno de los ejércitos más avanzados tecnológicamente de todos los tiempos y lo único que estábamos haciendo era embrutecer e invadir y aterrorizar a una población que no tenía nada que ver con lo que Estados Unidos consideraba una amenaza”.

Hacia el final de su despliegue, Rapone se enteró de que West Point tenía una cuota para soldados alistados, por lo que a pesar de su creciente desilusión sobre los militares, volvió a solicitar su entrada y fue aceptado. “Todavía era idealista. Pensé que tal vez podría cambiar las cosas desde adentro”, explica.

Además de los teóricos socialistas clásicos como Karl Marx, Rapone dice que encontró inspiración en los escritos de Stan Goff, un sargento mayor retirado de las Fuerzas Especiales que se convirtió en activista socialista contra la guerra.

”Sabía que podría haber repercusiones”, afirma Rapone, quien tiene previsto hablar en una conferencia sobre socialismo en Chicago el próximo mes. “Por supuesto, mi carrera militar está muerta. Por otro lado, mucha gente se ha acercado y me ha mostrado su apoyo. Hay muchos veteranos tanto en servicio activo como no que se sientan como yo”.
+5
13
0
13Comentarios