Canales populares

Lo que el marido piensa de su esposa cuando esta en casa




¡El nacimiento del bebé en una familia lo cambia todo! Mientras el hombre sigue trabajando, la mujer queda a solas con el bebé en casa. Y este trabajo muchas veces resulta igual de difícil.
Rutina




Toda la rutina se puede describir así: baja por maternidad. Alimentar, bañar, cambiar el pañal, darle un masaje, jugar, pasear, alimentar, cambiar el pañal otra vez, lavar la ropita (sí, los bebés la llenan de baba y vómito), divertirlo con un juguete y nuevamente bañar, alimentar, pasear... En estas circunstancias ir con el doctor a una revisión es un evento extraordinario.



Falta de horario




Pareciera que nada puede ser más cómodo para la mamá y el bebé que apegarse a cierto itinerario. Además, los pediatras lo recomiendan. Pero la cruda realidad introduce sus correctivas en todas estas gráficas y planes. ¿Crees que el bebé debe dormir todo el tiempo? En realidad, llora y no quiere dormir. Se niega a comer. Cuando lo sacas a pasear, en vez de dormir plácidamente en su carrito, llora de tal forma que todo el mundo lo voltea a ver. A la mamá no le queda nada más que aceptar y ajustarse al estado anímico volátil de su jefe bebé.



Falta de resultado de su actividad




¿Qué puede ser más agradable que esforzarse mucho para lograr el objetivo? Desafortunadamente, las mujeres con niños pequeños solo pueden soñar con sus logros. No importa qué tanto se esfuercen, el resultado no se nota. Apenas limpias el hogar que se vuelve a llenar de juguetes. Lavas la ropa por la mañana, y en la noche se ensucia otra vez



Inseguridad de sí misma





La maternidad influye en la carrera, el círculo social y en la figura. Muchas veces es temporal pero una mujer con baja por maternidad no lo conoce. ¿Podrá regresar a trabajar y cuándo? ¿Logrará ponerse en forma? ¿Seguirá siendo amiga de sus amigas no casadas sabiendo más de los cólicos y lactancia que de los últimos estrenos y la moda? Este tipo de pensamientos se le ocurren cada rato a una mujer con un bebé y no le agregan confianza en sí misma.



Amor incondicional




El cansancio, la rutina, la inseguridad se desvanece inexplicáblemente cuando el bebé sonríe por primera vez, dice “mamá“ y ”te quiero". ¡Al carajo todas las dificultades! ¡Es hora de... volver a incapacitarse por baja de maternidad!
0No hay comentarios