Popular channels

Lo que ellas quieren..!

¿Hace falta poder escuchar la mente de una mujer para saber lo que quiere? ¿Es imposible entender a una de ellas? ¿Son o no son tan complicadas como son?

Cuando besan lo sienten o solo finjen?



¿Hace falta poder escuchar la mente de una mujer, como en la conocida película protagonizada por Mel Gibson, para saber lo que quiere?

La respuesta es simple: No. Sin embargo… ¡admitámoslo! Las mujeres somos complicadas. Ojo, que los hombres también y lo digo en este sentido: somos seres humanos, diferentes y complejos.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=RgA--9rBwDE&eurl=http://www.psicofxp.com/articulos/articulos/801455-lo-que-ellas-quieren.html&feature=player_embedded

Volvamos al asunto. Ellos dicen que somos complicadas. Es decir que mientras, nosotras morimos porque nos hagan sentir especiales, ellos mueren por entendernos. La frase “no hay nada que les venga bien” resume bien el pensamiento que los hombres tienen sobre nosotras.

Y si bien hay miles de aspectos a tener en cuenta para analizar este tipo de temas amorosos, en este caso quiero enfocarme en el porqué del “es imposible entender a las mujeres”.

Por un lado, es un problema comunicacional. Cuando una mujer está con un hombre espera, siempre, que él le diga y/o que le demuestre algo. El sujeto masculino, ante el silencio y ante ninguna acción deja la vía libre para que ella piense y se pregunte cosas como:


* Ya no me quiere.
* ¿La estará pasando bien? Su cara no lo demuestra. O ¿por qué tiene esa cara?
* Tiene cara de aburrimiento, ¿se querrá ir?
* ¿Querrá que me vaya?
* No le caigo bien.
* Si mañana le mando un mensaje de texto no me responde ni loco.
* No le atraigo. Esta remera me queda mal. Tendría que haberme puesto pollera.
* ¿Y si soy yo la que le está poniendo cara de incómoda?
* Muero porque me bese y ni me mira. O sea, no hay feeling.
* ¿Qué le dirá a sus amigos? Que soy horrible y aburrida.
* Para mí que se está arrepintiendo de haber venido y se está insultando por no haberse quedado en su casa jugando a la Play o por no haber ido al bar con sus amigos.
* Piensa que ella era mejor y más linda.
* ¿Me volverá a llamar?
* ¿Por qué no me mira? Heeeeeeeey, mirameeeeeee.
* No soy interesante.

Sí. Pensamientos ambiguos, tontos e insensatos invaden a la mujer en situación de duda.
Pensamientos que si traspasan esa barrera y se verbalizan, provocan no sólo una situación incómoda sino un enojo de parte de él, que nunca comprenderá que cada palabra dicha es una provocación para que él reaccione. Por eso, solemos sentir que, cuando más necesitamos que nos comuniquen algo, parece que es ahí, cuando menos dicen. ¿O será que somos muy pretenciosas? No sé.

Por otro lado, a veces hay un factor decisivo y es que en una relación no siempre los dos van por el mismo camino. Y esto se relaciona con el punto anterior. No se exteriorizan pero buscan cosas diferentes. Quizás ella contención y él sexo, o él amor y ella diversión. Y tener fines diferentes en la relación, condiciona a intentar entender al otro desde la concepción propia y no desde la ajena.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=-2XsRa0UsPY&eurl=http://www.psicofxp.com/articulos/articulos/801455-lo-que-ellas-quieren.html&feature=player_embedded

Lo que nos vienen muy bien

Algunas cosas que nos hacen bien, que nos ponen felices es que nos celen, pero no mucho. Que sean románticos sin llegar al extremo de la cursilería. Que sean caballeros, y sean sinceros, no creemos en que una mentira que nos haga felices vale más que una verdad que nos amargue la vida.

Que sean cariñosos pero que no les brote miel cual volcán en erupción. Que no nos haga sentir presas pero tampoco que nos den tanta libertad. Que nos hagan sentir únicas, y que nos entiendan si nos duele la cabeza. Aunque sepan que somos casi especialistas en poner excusas (¿Miedo al rechazo, vergüenza, no saber qué siente la otra persona? ¿O por qué ponemos tantos pretextos?).

Y en la cama… ¿Salto del tigre o abrazo de oso? Como nos cuesta mucho separar lo que es el amor y el placer sexual, bajo las sábanas el deseo pasa por otro lado: no todo es penetración, nos gustan las caricias desde la cabeza hasta la punta de los pies.

Cuando ella dice que No es Sí ¿o no?
0
0
0
0No comments yet