Canales populares

Lo que no debes hacer si tu novio tiene el pene chiquito






Yo siempre he creído que, pasando de cierto tamaño (digamos una medida decente)… el tamaño no importa y que hay hombres que con un pene chiquito pueden hacer maravillas si lo saben usar.

Lo que sí es un hecho es que cuando llega el momento de quitarse la ropa por primera vez un pene chiquito no pasa desapercibido por ninguna. Aunque luego nos sorprendan sus habilidades.






Si tu chico entra en esta categoría te recomendamos nunca nunca hacer lo que está en esta lista:


1. No le digas que es grande.



Es decir… no le mientas por convivir. Los hombres saben lo que tienen y a la mayoría le conflictúa menos de lo que imaginamos, así que no tienes que mentirle para hacerlo sentir bien ni para ayudarle a su ego, él sabe que lo tiene pequeño y ni modo. Mejor hazle cumplidos sobre lo bien que se siente y lo mucho que te gusta el acto en sí.

2. No mientas sobre cómo se siente



Si bien una mentirilla piadosa puede ayudarte a encender más las cosas en los primeros encuentros, puede resultarte contraproducente a la larga. Si tiene el pene pequeño sabe que debe hacer uso de muchos otros recursos para que tu termines también, eso lo sabe desde hace mucho tiempo. Así que si al principio le dices que su tamaño es IDEAL para ti, él lo va a creer y tal vez no se esfuerce tanto como debería. Mejor dile la verdad… por el bien de tu relación. Dile que necesitas más foreplay, más oral o más uso de sus dedos para terminar. La comunicación es lo más importante.



3. No le pongas sobrenombres




Ni le digas que es “bonito” en el sentido de que es bonito, como si fuera una tacita miniatura. El hecho de que él sepa que lo tiene más chico que el promedio no significa que le guste que se lo estén recordando, y menos poniéndole un sobrenombre como “mi cosita” o “el minimi”.

(Créanme, he escuchado historias del terror en este sentido).

4. No hagas chistes al respecto




Tampoco se vale usarlo de pretexto para reírte… No hagas chistes sobre el tamaño, aunque, si están en una reunión y alguien más lo hace no lo voltees a ver con cara de susto ni trates de abrazarlo para hacerlo sentir bien.

Él está acostumbrado a vivir rodeado de hombres que concentran su hombría en el tamaño y se sabe todos los chistes sobre las salchichas cocteleras… te aseguro que no se siente aludido cuando uno de sus amigos menciona el tema, no lo hagas sentir incómodo siendo tú la que pone la atención en su anatomía.



5. No le digas a tus amigas





Lo peor que podemos hacer es contarle a nuestras amigas sobre el tamaño, grande o pequeño, del pene que nos estamos cenando, sin importar si es tu novio o el ligue de una noche. No le cuentes a nadie sobre esta situación, a menos que estés teniendo un problema con el asunto y necesites el consejo de una buena amiga.

6. No lo uses para pelear



Así como no se vale burlarse al respecto tampoco se vale sacarlo como una herramienta de pelea…

No concentres la atención en el hecho de que es pequeño… Esto es un hecho, acéptalo y ya está. Mejor concéntrate en sacar el mejor partido del asunto.



0No hay comentarios