Check the new version here

Popular channels

Lo que posiblemente no has visto del Curiosity



Bitácora de Curiosity 11 (fotos de MAHLI).

Curiosity sigue desplazándose hacia su primer objetivo de la misión, la zona conocida como Glenelg. No obstante, durante estos últimos días ha estado probando su brazo robot y el 7 de septiembre (sol 34) nos ofreció un 'autorretrato' gracias a la cámara MAHLI:

Cabeza' de Curiosity vista a través de la cámara MAHLI (NASA/JPL).



La imagen se ve un poco borrosa porque la cámara la realizó a través de su cubierta protectora. En realidad, el fin de este tipo de fotografías no es sacar 'fotos bonitas', sino inspeccionar el rover y sus instrumentos en busca de algún desperfecto. En la siguiente imagen del extremo del brazo robot tomada el 5 de septiembre con la Mastcam 34 se aprecia la tapa protectora del objetivo de MAHLI como un círculo de color rosa:

Extremo del brazo robot de Curiosity. El círculo rosa es la cubierta de MAHLI. El instrumento saliente de la derecha es la herramienta DRT para limpiar el polvo de las rocas y partes de Curiosity (NASA/JPL).



Extremo del brazo robot con sus distintas partes para entender la imagen anterior (NASA/JPL).



Otra vista del extremo del brazo. El objetivo de MAHLI se ve de frente (NASA/JPL).



Recordemos que MAHLI (Mars Hand Lens Imager) es, como indica su acrónimo, el equivalente de una lupa para geólogos, capaz de inspeccionar las rocas a pocos centímetros de distancia. De este modo, el equipo de Curiosity puede elegir qué zonas analizar con el espectrómetro APXS -también montado en el extremo del brazo robot- o qué partes taladrar para recoger muestras. Se trata de una cámara de 2 megapíxels con una CCD de 1200 x 1600 píxels capaz de enfocar rocas situadas a sólo 0,22 mm de distancia de la lente, lo que permite una resolución máxima de 15 micras. El diseño del chip CCD de MAHLI es similar al empleado en las cámaras MARDI y Mastcam de Curiosity, también construidas por Malin Space Science Systems, lo que permite obtener fotografías en color con una sola imagen sin necesidad de filtros. La cámara está protegida con una cubierta que puede ser retirada a voluntad. Para realizar fotos con baja iluminación o de noche, MAHLI incluye cuatro LEDS de luz visible y dos de luz ultravioleta (365 nm). MAHLI tomó la primera fotografía de la misión durante el trayecto hacia Marte.


La cámara MAHLI. La navaja suiza no viene incluida (MSSS/NASA).



Pero las imágenes borrosas adquirieron nitidez súbitamente cuando la cubierta fue retirada el 8 de septiembre (sol 33), revelando el rover y sus alrededores en todo su esplendor.


Primera imagen de MAHLI sin la cubierta protectora. La imagen tiene una anchura de 86 cm y el guijarro de la parte inferior mide unos 8 cm (NASA/JPL).



Especialmente espectaculares son las imágenes de las ruedas y de la 'barriga' de Curiosity tomadas el 9 de septiembre (sol 34):

Vista completa de la panza de Curiosity gracias a MAHLI gracias a Astro0 (NASA/JPL/Astro0).



Distintas imágenes de las ruedas cubiertas de polvo vistas por MAHLI. La imagen superior es un mosaico creado por Emily Lakdawalla de la Planetary Society (NASA/JPL/Emily Lakdawalla).





Detalle de las Hazcams frontales. La imagen inferior es un mosaico creado por Emily Lakdawalla de la Planetary Society(NASA/JPL/Emily Lakdawalla).





Imagen del blanco de calibración de MAHLI. El blanco está cubierto por una fina capa de polvo por culpa de la maniobra Sky Crane (NASA/JPL).



Detalle de la moneda del blanco de calibración de MAHLI. La imagen se tomó a 5 cm de distancia. La moneda se añadió para permitir comparar tamaños de forma fácil, aunque en realidad no es más que una broma personal del equipo de Malin. La moneda forma parte de una edición de 1909 con motivo del 100º aniversario de Lincoln y era propiedad del investigador principal de MAHLI, Ken Edgett (NASA/JPL).



Muestra de calibración de material orgánico para el instrumento SAM tomada por MAHLI. Esta muestra se encuentra en la parte frontal del rover y puede ser recogida por el taladro del rover (NASA/JPL).



Muestra de calibración para el espectrómetro APXS que se encuentra justo debajo del blanco de calibración de MAHLI. Se trata de una roca basáltica de 3,5 cm de diámetro recogida originalmente en Socorro, Nuevo México (NASA/JPL).



Brazo robot de Curiosity (arriba) y geometría de las imágenes (abajo) (NASA/JPL).





Como decíamos, además de probar el brazo robot y la cámara MAHLI, Curiosity ha continuado moviéndose, aunque estas pruebas han impedido que vaya más rápido. Actualmente se encuentra a 80 metros del lugar de aterrizaje, Bradbury Landing, y ya ha recorrido un total de 110 metros.

Ruta de Curiosity durante los primeros soles de marcha (NASA/JPL).



Huellas dejadas durante el 4 de septiembre (NASA/JPL).



Y ahora que se mueve, Curiosity va dejando un rastro de huellas que se pueden ver desde el espacio. La cámara HiRISE de la sonda MRO volvió a sorprendernos con unas imágenes espectaculares de Curiosity y el resto del equipo que dejó atrás durante el descenso:


Curiosity visto desde la órbita por la MRO. ¡Se ven las huellas! (NASA/JPL).



Backshell y paracaídas de Curiosity vistos por la MRO (NASA/JPL).




Los restos del impacto de la etapa de descenso contra la superficie vistos por la MRO (NASA/JPL).





Bitácora de Curiosity 12 (tránsito de Fobos y vídeo de MARDI)

Hoy, Curiosity cumple su 40º día en la superficie de Marte, es decir, sol 40. Durante sol 37, Curiosity pudo observar un eclipse de Sol causado por Fobos. Puesto que Fobos es más pequeño que el Sol visto desde la superficie marciana, a los eclipses de las lunas de Marte se les suele llamar tránsitos. Opportunity ya había fotografiado este fenómeno hace años, pero las cámaras Mastcam tienen una resolución mucho mayor.

Tránsito de Fobos visto por Curiosity (NASA/JPL).



La imagen no es demasiado impresionante, pero cuando estén disponibles más fotografías se podrá montar una secuencia animada más llamativa.

Curiosity reanudó su trayecto hacia Glenelg en sol 39 después de que durante una semana (sol 30 a sol 37) estuviese realizando pruebas de su brazo robot, obteniendo preciosas imágenes con su cámara MAHLI. También se probó el espectrómetro APXS, situado junto a MAHLI en el extremo del brazo. Durante sol 36 (11 de septiembre), se comprobó el buen funcionamiento de las dos trampillas del instrumento SAM y de la única trampilla del instrumento CheMin. SAM y CheMin son dos de los instrumentos más importantes de la misión y están situados en el cuerpo principal del rover, donde analizarán las muestras de suelo marciano recogidas por el brazo robot.


Imagen animada de la apertura de las dos trampillas del instrumento SAM vistas por las Navcams (NASA/JPL).



Trampilla del instrumento CheMin vista por MAHLI cerrada (arriba) y abierta (abajo). Se aprecia el filtro de entrada para las muestras. La cubierta tiene un diámetro de 6,77 cm, mientras que el filtro mide 2,3 cm y la malla no deja pasar partículas de más de 1 mm (NASA/JPL).





El espectrómetro APXS apuntando a la cámara Mastcam de Curiosity (NASA/JPL).



Recordemos que CheMin realizará análisis de muestras mediante difracción de rayos X por primera vez en la historia de la exploración de Marte, lo que permitirá identificar los minerales que componen las rocas. Por su parte, SAM buscará la materia orgánica que pueda existir en la superficie marciana. Ambos instrumentos son fundamentales para averiguar si Marte fue habitable en el pasado. Además, las cámaras Mastcams han continuado enviando impresionantes panorámicas del cráter Gale.

Imágenes de las dunas de arena negra que se encuentran al pie del Monte Aeolis.



Imágenes de la Mastcam donde se aprecian los alrededores del rover (NASA/JPL).





Por último, si creíamos que ya habíamos visto todos los vídeos de MARDI del descenso de Curiosity, estábamos equivocados. Aquí tenemos uno más en alta definición y a velocidad reducida (aunque no en tiempo real) en el que se han empleado imágenes interpoladas digitalmente para darle suavidad al movimiento -a costa de distorsionar un poco el resultado final- y se le ha añadido el audio del vídeo 'siete minutos de terror' de la fase EDL de Curiosity. Francamente impresionante.



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Esj5juUzhpU



Bitácora de Curiosity 13 (roca Jake Matijevic)

Antes de resumir la actividad de Curiosity de estos últimos días, contempla esta imagen:



¿La ves? Sí, ese pequeño creciente perdido en medio del brillo del cielo es Fobos, la mayor luna de Marte, visto por la Mastcam 100 de Curiosity durante Sol 45 (21 de septiembre). ¡Un creciente de una luna alienígena vista desde la superficie de otro mundo! Y es que a pesar de todo, realmente vivimos en una época maravillosa.

Hablando de Fobos, en estas imágenes tomadas del eclipse de Sol por Fobos durante Sol 37 (13 de septiembre) podemos ver a las claras la diferencia de resolución entre los dos ojos de Curiosity, la Mastcam 34 y la Mastcam 100:


Imágenes del tránsito de Fobos por la Mastcam 34 (izquierda) y la Mastcam 100 (derecha) (NASA/JPL).



Animación del tránsito de Fobos a partir de nueve imágenes de la Mastcam 100 tomadas con 18 segundos de diferencia (NASA/JPL).



Estas fotografías sirven para calibrar las cámaras de Curiosity y, además, permiten refinar las efemérides de la órbita de Fobos con mayor precisión para ver cómo varía, lo que a su vez nos aporta de forma indirecta datos sobre la estructura interna de Marte. Como anécdota, si Curiosity hubiese estado sobre la cima del Monte Aeolis habría podido contemplar Fobos atravesando el disco solar por la mitad. Durante Sol 39 Curiosity fotografió una curiosa formación rocosa muy similar a las que encontrará una vez llegue a Glenelg.

Formación rocosa vista por Curiosity (NASA/JPL/Damien Bouic).



Durante Sol 43 (el 19 de septiembre), Curiosity se movió hasta alcanzar una curiosa roca en forma de pirámide de 25 centímetros de alto y 40 centímetros de ancho. La roca fue bautizada como Jake Matijevic en honor de un ingeniero recientemente fallecido que colaboró en los programas MER y Curiosity. Debido a su forma y a tratarse con toda probabilidad de un trozo de basalto volcánico común, se eligió esta roca para efectuar la primera prueba del instrumento APXS durante Sol 46 (22 de septiembre). Puesto que la composición y morfología de las rocas basálticas se conoce perfectamente, Jake Matijevic ha servido para calibrar el APXS y el instrumento MAHLI.

La roca Jake Matijevic vista por las Navcams (NASA/JPL).



Vista estereoscópica de la roca (NASA/usuario Jam Butty de unmannedspaceflight.com).



El brazo robot coloca el espectrómetro APXS sobre la roca (NASA/JPL).



Vista de Jake Matijevic de cerca gracias a MAHLI (NASA/JPL).




A medida que Curiosity se acerca a Glenelg ya se puede vislumbrar las características de este terreno fracturado y que va a dar mucho que hablar durante los próximos meses. Hasta el 19 de septiembre (Sol 43), Curiosity recorrió un total de 290 metros. A partir de Sol 47, después del estudio de Jake Matijevic, Curiosity se ha puesto en marcha otra vez.[/size]

Ruta de Curiosity hasta Sol 43 (NASA/JPL).



Curiosity vuelve a moverse dejando atrás a Jake Matijevic (NASA/JPL).



Vista de Glenelg desde la lejanía (NASA/JPL).



En otro orden de cosas, durante Sol 44 hemos podido ver gracias al instrumento MAHLI la placa conmemorativa de 10 x 8,2 cm que lleva Curiosity en un lateral con las firmas de varios miembros del gobierno de los EEUU, incluyendo la del presidente Obama (los rovers MER llevaban una placa parecida). Además de la placa, MAHLI ha tomado imágenes de una bandera norteamericana pintada en un trozo circular de aluminio de 68 mm de diámetro que cubre una de las partes del rover destinadas a albergar equipamiento que posteriormente fue cancelado. Existen otros dos medallones similares, uno con el logo del JPL y otro con el de Curiosity.

Placa conmemorativa de Curiosity con las firmas de altos cargos del gobierno norteamericano vista por MAHLI (NASA/JPL).



Bandera norteamericana en Curiosity (NASA/JPL).



También durante Sol 45, Curiosity realizó un nuevo panorama del impresionante Monte Aeolis. A medida que el rover se adentra en Glenelg veremos cómo cambia el paisaje, haciéndose más y más rocoso. Todo un paraíso para los geólogos a la vuelta de la esquina.

Panorama del Monte Aeolis montado por Damien Bouic (NASA/JPL).



Detalle de las faldas del Monte Aeolis (NASA/JPL/usuario Ronald de unmannedspaceflight.com).





Bitácora de Curiosity 14 (agua en el cráter Gale).

Marte y agua. Ya estaba tardando en aparecer alguna relación entre los dos términos durante la misión de Curiosity. Efectivamente, el equipo de nuestro amigo marciano ha encontrado evidencias de la presencia de agua líquida en el pasado cerca del lugar de aterrizaje de la sonda. Más concretamente, se han identificado rocas erosionadas por el agua dentro de lo que parecen ser conglomerados sedimentarios. De confirmarse, sería la primera vez que se observan de forma directa rocas transportadas inequívocamente por agua líquida en el planeta rojo.

Conglomerado sedimentario Link descubierto por Curiosity con gravilla erosionada por el agua (NASA/JPL).



El agua provino en algún momento del pasado a través de las paredes del cráter Gale situadas al norte a través del canal Peace Vallis y cuando llegó a la zona de aterrizaje se cree que se movía a la velocidad de 1 m/s. El descubrimiento fue realizado por Curiosity durante sus primeros cuarenta días en tres rocas distintas denominadas Hottah, Goulburn y Link.

Canal por donde fluyó agua líquida al cráter Gale en el pasado (JPL/NASA).



Conglomerado Hottah (NASA/JPL).



La roca Goulburn, un conglomerado (NASA/JPL).



Comparativa entre rocas sedimentarias en la Tierra y en Marte (NASA/JPL).



Lugares dónde se han encontrado las rocas sedimentarias (NASA/JPL).



Pero vayamos al grano, ¿cómo de importante es la noticia? En realidad, se trata de un descubrimiento hasta cierto punto previsible, ya que uno de los motivos por los cuales fue elegido el cráter Gale como lugar de aterrizaje de Curiosity fue precisamente porque existían indicios de flujo de agua líquida hacia su interior. De hecho, la zona de aterrizaje estaba situada sobre lo que parecía ser un antiguo delta fluvial. Por supuesto, una cosa es saber que existió un antiguo cauce de agua líquida y otra muy distinta es encontrar pruebas de este hecho, como ya pudo comprobar el rover Spirit al explorar el cráter Gusev.

No está claro cuándo ocurrió este episodio, ni si realmente llegó a existir un lago -o lagos- en el fondo del cráter Gale. Lo que sí está claro es que la presencia de agua en la zona aumenta las probabilidades de que Gale fuese habitable en el pasado. Y recordemos que el objetivo prioritario de Curiosity es justamente determinar si Marte fue habitable o no. En cualquier caso, lo más seguro es que esta inundación tuviese lugar muchísimo tiempo después de la formación de los depósitos de arcillas en la base del Monte Aeolis, que constituyen el principal interés de la misión y donde más probabilidades existen de encontrar sustancias orgánicas.

El caso es que podemos estar de enhorabuena: el cráter Gale es ahora un lugar bastante más interesante.




Bitácora de Curiosity 15 (jugando en Rocknest).

Curiosity ya está junto a la zona conocida como Glenelg. El 2 de octubre (sol 56) alcanzó la zona conocida como Rocknest, donde se encuentran unas pequeñas dunas de arena. Curiosity permanecerá dos o tres semanas en este sitio mientras realiza la primera recogida de muestras con los sistemas del brazo robot. A fecha de hoy, nuestro rover ya ha superado los 400 metros recorridos, lo que no está nada mal.

Panorámica general de Glenelg (NASA/JPL/MSSS/James Canvin).



Recorrido de Curiosity hasta sol 56 (NASA/JPL).



Algunas de las rocas de Glenelg (NASA/JPL/MSSS).



Durante sol 57 (3 de octubre), una de las ruedas de Curiosity dejó una huella en la arena marciana que recuerda mucho a la bota de un astronauta. La huella sería posteriormente analizada con la cámara MAHLI y el APXS. Usar las ruedas del rover para estudiar la cohesión del material superficial y la estructura interna del suelo es una actividad rutinaria desde las misiones MER.

Huella de Curiosity en Rocknest. El ancho de la huella es de 40 cm (NASA/JPL).





Detalles de la huella por MAHLI (NASA/JPL/MSSS).





Dejando huellas en Rocknest (NASA/JPL/Emily Lakdawalla).

En sol 52 Curiosity tomó una panorámica de Glenelg, incluida la zona de Rocknest, mientras que durante sol 55 adquirió otra panorámica de Rocknest desde más cerca.





Panorámica de Rocknest tomada en sol 52. La imagen cubre 1,5 x 5 metros (NASA/JPL).



Panorámica de Rocknets tomada mediante las Navcams (NASA/JPL/unmannedspaceflight.com).







Antes de llegar a Rocknest, durante sol 54 Curiosity estudió la roca Bathurst Inlet mediante la cámara MAHLI y el espectrómetro APXS, ambos instrumentos situados en el extremo del brazo robot. Bathurst Inlet es una roca oscura formada por granos o cristales de un tamaño inferior a las 80 micras, motivo por el cual no se han podido resolver de forma individual con la cámara MAHLI, que alcanza una resolución superior a unas 20 micras por píxel (las cámaras MI de los MERs tenían una resolución de 31 micras por píxel y realizaban imágenes en blanco y negro).


Vista de la roca Bathurst Inlet por la cámara MAHLI desde 4 cm de distancia. El campo de visión es de 3,3 x 2,5 cm y la resolución es de 21 micras (NASA/JPL/MSSS).



Otra vista de Bathurst Inlet desde 27 cm de distancia con una resolución de 105 micras (NASA/JPL/MSSS).



Una vista de las laderas del Monte Aeolis mediante las Mastcams (NASA/JPL/Jan van Driel).



En las próximas semanas Curiosity tomará muestras de la arena de Rocknest mediante los sistemas SA-SPaH (Sample Acquisition, Processing and Handling subsystem) y CHIMRA (Collection and Handling for In situ Martian Rock Analysis) con el objetivo de comprobar su funcionamiento y, de paso, limpiarlo de cualquier posible contaminación terrestre, un paso necesario antes de enviar una muestra 'de verdad' a los instrumentos SAM y ChemIn. Para lograr esto es preciso que la muestra sea lo más fina posible, de ahí el interés en las pequeñas dunas de Rocknest.


Detalle del sistema CHIMRA de recogida de muestras (NASA/JPL).





Imagen de MAHLI del sistema de recogida de muestras de suelo de Curiosity tomada en el sol 51 (NASA/JPL/MSSS/Emily Lakdawalla).





La pequeña duna de Rocknest (NASA/JPL/Ken Kremer/Marco Di Lorenzo).

La primera perforación de una roca marciana y su análisis por parte de los instrumentos estrella de la misión, SAM y ChemIn, se espera que tenga lugar dentro de un mes aproximadamente. Tras el trayecto hasta Glenelg ahora conviene armarse de paciencia, porque las próximas semanas van a ser un tanto 'aburridas'. O muy probablemente no, porque si algo ha logrado esta misión hasta el momento es sorprendernos cuando menos lo esperamos.

0
8
0
1
8Comments
      fascismosjl
      0
      youcantouchmenow

      muy buenas imagenes..! +10

      0
      henricito26

      Voten x mí para viajar al espacio https://www2.axeapollo.com/es_PR/20916/henryk-duzer?image=0

      0
      thedevil81_8

      Ufff extraordinarias imágenes y muy buena la info!!! +10 👍 👏

      0
      Darthzayus

      Excelente + 10 y reco!

      0
      Huevo1990

      VENGO A FIGURAR EN UN TOP.

      ME GUSTARIA ESTAR EN LA NASA VIENDO EN VIVO LO QUE HACEN.

      CUANTO TIEMPO ESTARA EL CURIOSITY ALLI?

      0
      Soyunaverguenza
      0
      Mistertuabuela

      +10 buen post

      0