Popular channels

Los 10 mejores discos de los 90 según RS

INTRODUCCIÓN
En realidad, esto es un top 100 de los mejores discos de los 90, pero decidí simplificarlo. Este top salió en la edición argentina de Agosto de 2013 de la Rolling Stone. Las descripciones de cada disco, son las que hay en la revista. Lo único que quisiera pedirles a los que van a comentar, que comenten tranquilos, y si preguntan por un disco que no está en el top 10, yo les diré en que puesto está. Así que tranquilos muchachos y a disfrutar del top. Porque los 90, fueron una década hermosa e irrepetible en el mundo de la música, así que aprovechemosla.

Introducción de la Rolling Stone:
¿Cómo entró tanta música grandiosa en tan poco tiempo? Del grunge a la electrónica, del brit-pop al rap, del grito desesperado de Nirvana al vuelo turbulento de Radiohead, un viaje profundo a la década ganada del rock.

A disfrutarla, de nuevo.



10 - Automatic for the People de R.E.M.



Bautizado con el eslogan de un restaurante de soul food en Atenas, Georgia, Automatic for the People es una fiesta de pop gótico sureño, mezcla de la complejidad sonora de Pet Sounds de los Beach Boys con la bofetada melancólica de Abbey Road de los Beatles. La bizarría es cálida - "Star Me Kitten", un homenaje delicioso a "I'm Not in Love" de 10cc; "Man on the Moon", el tributo optimista de Michael Stipe al fallecido comediante Andy Kaufman- y canciones faro cómo la joya estilo Stax "Everybody Hurts", que brillan con un optimismo ganado cómo esfuerzo. En la cima del rock alternativo, los R.E.M. demostraron que la melodía también podía ser densa, y en el camino hicieron uno de los mejores discos pop de la década.





9 - Metallica de Metallica



Apenas salió este disco, los metaleros fanáticos de la velocidad empezaron a gritar: "¡Se vendieron!". Metallica se había tomado el trabajo de componer canciones en vez de meter 10 minutos de yeites virtuosos en una seguidilla de temas anticapitalistas. Es un disco lleno de violencia madura y duradera, aparte de ser el álbum de metal más grande de la década. La orquestación y el gruñido profundo de James Hetfield en "Nothing Else Matters" ponían a Metallica mucho más alla de las power balads: era power a secas.





8 - Odelay de Beck



El Woody Guthrie de Pizza Hut demuestra que puede hacerlo todo en Odelay, mientras los Dust Brothers le alcanzan un trago afrodisíaco. Beck entra y sale de sus disfraces musicales, ya sea mientras rasguea su guitarra folky en "Ramshackle", hace hip-hop del estilo "High 5 (Rock the Catskills)" en "Where It's At" o le echa la culpa a la bossa nova en "Readymade". Odelay podría haber resultado un proyecto artístico sin emoción, pero Beck se pierde en un flow algo descarado hasta que su energía juguetona hace que todos parezcan domesticados.





7 - Blue Lines de Massive Attack



Mientras del otro lado del Atlántico volvía el rock conservador, en la pequeña y húmeda Bristol, 3 DJ's armaban una revuelta electrónica con lo que tenían a mano. Como ingenieros en un plan maestro, Daddy G, 3D y Mushroom convocan a grandes voces (Tony Brian, Shara Nelson y el glorioso Horace Andy) y aplican la teoría del sampling para armar un mapa sonoro (dub, reggae, ragga, hip-hop, jazz...) abstracto y nocturno que el mundo conocerá bajo el rótulo de trip-hop. Basta escuchar "Unfinished Sympathy" para entender el futuro de toda una década.





6 - (What's the Story) Morning Glory? de Oasis



Con su segundo disco, los belicosos hermanos Gallagher aceptaron las comparaciones con los Stones y los Beatles para luego ir más allá y establecerse como una fuerza roncanrolera por mérito propio. Oasis, o más bien Noel, a sus 27 años, se supera en su capacidad de crear grandiosas melodías: basta volver a poner "Wonderwall" o el tema que también inventa el guitarrista cómo cantante: "Don't Look Back in Anger". Sin embargo, en la voz pendenciera de Liam, mezcla perfecta de John Lennon y John Lydon, se enciende el aura única de la banda de Manchester.





5 - Ill Communication de Beastie Boys



Ill Communication le saca brillo al revoltijo de Check Your Head. Acá, los Beastie se dejan llevar por el hardcore y la tranquilidad del jazz para un disco con más acción que una peli de John Woo. Se sueltan con los instrumentos, en particular con"Transitions". Pero el disco vale la pena por la seguidilla "Sure Shot" (el sample de flauta fue grabado en un parque), "Get It Together" y "Sabotage", que sirve en bandeja un pedazo de metal sangriento al que ni los fans de Sabbath podrían resistirse.





4 - Ten de Pearl Jam



Cuando salió su disco debut, los Pearl Jam competían con Nirvana en un concurso de popularidad grunge que estaban destinados a perder. Sin embargo, Ten es un disco casi perfecto: el gruñido de Eddie Vedder y los solos de guitarra llorosos de Mike McReady en "Alive" y en "Jeremy" empujan ambas canciones al abismo y las traen de vuelta.





3 - Achtung Baby de U2



Este disco fue uno de los cambios de personalidad más extremos de todos los tiempos para la música pop. U2, los bardos que hacían sonar las guitarras como órganos de iglesia y que sermoneaban desde la banqueta del pub, se despidieron de los 80 dándoles la bienvenida a la ironía y el dance industrial. Más lenta que en The Joshua Tree, la música de Achtung Baby es corrosiva, un funk de ciudad arrasada mezclado con risas psicóticas.





2 - OK Computer de Radiohead



El progreso es una mierda, pero no dejes que eso te desaliente. Ese es el mensaje cifrado en OK Computer. Considerado el Dark Side Of The Moon de la era informática, OK Computer rompe los ecos de aislamiento y la rutina forzosa con violentos cambios de humor ("Paranoid Android") y la angustia creciente de la voz de Thom Yorke.





1 - Nevermind de Nirvana



El disco que puso alta la vara del rock de los 90. Cada palabra y cada nota que Kurt Cobain compuso para Nevermind ahora resuenan con el ruido metálico de una historia irrepetible. El genio de Cobain -y el del baterista Dave Grohl y el bajista Krist Novoselic- estaba con el humor punzante y en la alegría de amplificadores clásica de los Sex Pistols, Cheap Trick y AC/DC. Nevermind fue el disco más importante del gran mosh de los 90. Surgió del descontento de toda una generación y demostró que el rock & roll, incluso en su confusa mediana edad, todavía puede mandar todo a cagar de una manera gloriosa.



0
0
0
0No comments yet