Check the new version here

Popular channels

Los amigos de la casa.

Uno suele andar escribiendo pavadas sobre asuntos de los que, en general, no tiene la menor idea. Obviamente, no soy el único, basta con entrar a Taringa y ver los comentarios.



Está lleno de tipos que se le animan a cualquier tema. Van desde la política energética al Código Procesal Penal, pasando por la inseguridad o la crisis de la Comunidad Europea, con la impunidad de quien todo lo ignora.


Esto es así porque quienes realmente están a cargo de estos asuntos en la Argentina han demostrado que saben tan poco como uno. Razón por la cual te terminás envalentonando y te mandás. ¿Cláusula RUFO? Opino. ¿Relación deuda/PBI? De taquito. ¿Reforma del Código Civil? Capo. ¿Ley de Medios? Un especialista. Y así sucesivamente.


¿Acaso Kicillof sabe mucho de economía? Según su currículum, obviamente sí.

Pero a juzgar por la inflación, la devaluación, la pérdida de confianza, la caída de reservas, el aumento del desempleo, la caída en el consumo, etc. etc., tengo la impresión de que mi mamá no lo hubiera hecho peor.

Lo mismo vale para los éxitos de Moreno, o la capacidad para el desarrollo de infraestructura que ha demostrado tener De Vido.

Esto permite que todos digamos cualquier cosa, no porque los que estamos afuera del gobierno abusemos de nuestra libertad de expresión, sino porque los que están adentro son tan burros como nosotros y legitiman que todos digamos cualquier barbaridad. Y si no me creen, escúchenlo a Capitanich a la mañana, antes del Rivotril de las 10 hs. (el Rivotril de él, obvio).

Dicho esto, me animo a analizar lo que va a suceder con la tranquilidad de saber que si sucede algo diferente, nadie se va a acordar de lo que dije. Colaboremos entonces con la confusión general.En principio, ya podemos confirmar que el próximo presidente no va a ser ni Alex Freyre ni Ivo Cutzarida. Muchísimo menos Boudou.

Básicamente tenemos dos pelotones. Uno peronista, que incluye a Scioli y Massa, y otro no peronista que incluye a Macri y a UNEN. Acá podría decir que va a ganar alguno de los dos y chau. No me voy a equivocar. Sin embargo, discutamos un poco más.

En estos casos, los que opinan sin tener la más puta idea suelen decir: "un debate que en algún momento deberíamos darnos como sociedad". Una frase que ameritaría castigar al que la usa con ocho años de prisión. Cuando usted escuche a uno, denúncielo.

Veamos el bando no peronista. En principio, el que tiene más chances de jugar de titular es el Compañero Mauri, un amigo de la casa. La lógica sería que comparta la fórmula con Michetti (otra amiga de la casa) por aquello de que "equipo que gana no se toca". Pero parece ser que ella quiere ser Jefa de Gobierno y pelearle la candidatura a Larreta (también amigo de la casa).

Creo que la Compañera Gaby da mejor para el Legislativo que para el Ejecutivo, mientras que Larreta es más del pico, la pala y el casco. Además, si un día agarrás un pozo y rompés los bujes, lo podés reputear tranquilo. En cambio, con ella tenés que ser más educado. La otra ventaja es que, después de Boudou, Michetti presidiendo el Senado es Winston Churchill.

De todos modos, para ser Jefe de la Ciudad, Larreta tendría luego que pelearla contra Martín Lousteau, otro amigo de la casa, que es más carismático, más mediático, pero está medio solari y, sobre todo, no tiene un sope para la campaña porque no administra ningún territorio, a diferencia de Scioli, Macri, Massa, De la Sota, Giustozzi, Posse, Urribarri, etc. etc., y por supuesto la gran billetera del Cono Sur: Ella. Casi todos amigos de la casa. El "casi" lo dejo en el aire para que cada uno tache el que crea que no corresponde.

Conscientes de su pobreza, sectores de UNEN como Carrió y Sanz (dos amigos de la casa) lo miran a Macri con cariño. Otros, como Pino y Binner (amigotes de la noche) no quieren saber nada, mientras que Alfonsín y Cobos miran expectantes. Alfonsín (un amigo de la casa) no puede hablar mucho porque viene de tener sexo con De Narváez en 2011. Ellos dicen que fue sólo un touch and go, pero en realidad el problema fue que no los votó nadie. Si hubieran ganado ya estarían casados y tendrían dos chicos en edad escolar.

El que por ahora no acepta alianzas ni con Massa ni con Macri es Altamira, a quien también considero un amigo de la casa, (siempre y cuando nunca saque más del 5% de los votos, obvio). Ojo que ese 5% ahora puede no valer nada, pero si hay segunda vuelta vale una fortuna. Lo mismo le cabe a Vilma Ripoll, otra amiga de la casa. O a Pitrola. Como ven, mi casa es muy amiga de la democracia. No digo que no podamos invitar a un Larroque, a un Moreno, o a una Gils Carbó, pero cuando el círculo de confianza está ocupado por demócratas, se duerme mucho mejor.

Del lado peronista, se cortaron solos Scioli y Massa. Massa es el tipo que más preocupa al kirchnerismo, no tanto por él sino por su jermu, Malena, un personaje que no conviene tener en contra. El kirchnerismo le metió el año pasado un matón a revisarle la casa y los placares. Mala jugada del gobierno. Ella los va a perseguir hasta el fin del mundo. Yo, por las dudas, ya la considero una amiga de la casa.

Scioli puntea desde el lado K (si es que se lo puede llamar "lado K". El Compañero Lancha, otro amigo de la casa, tiene dos frentes de tormenta.A estribor, se le viene La Cámpora que le va a querer llenar la sentina de militantes. Representan el llamado kirchnerismo duro, aunque a juzgar por lo que ya vamos sabiendo del acuerdo con Chevrón y la negociación que se viene con los Buitres, es un kirchenrismo duro que ya va necesitando un Viagra grande como un tomate.

A babor, se le puede venir el temporal económico, si la situación actual se complica más. Ni hablemos del tsunami que sería el descubrimiento final de la Ruta del dinero K. ¿Qué curioso, no? Llaman ruta del dinero a la guita que movía un tipo que justamente construye rutas.

El verdadero problema va a ser si un día Margarita Stolbizer, amiga de la casa, descubre lo que ya recontra descubrió sobre los hoteles. Más aún si llega a aparecer una cuenta Cinco Estrellas de la Compañera Jefa, también conocida como Compañera Hilton. Otra curiosidad. Pasamos de aquel cantito histórico de los 70 "Qué lindo que va a ser, el Hospital de Niños en el Sheraton Hotel" a este nuevo "qué lindo que va a ser, rascarse y contar mosca en El Calafate Hotel".

Este es el panorama general. De acá saldrá el nuevo presidente, aunque nunca se sabe. Falta un año. Por ahora, sólo cabe ponerle garra, estar atentos y confiar.

La mejor manera de tener un próximo presidente exitoso es que esperemos poco de él.
0No comments yet
      GIF
      New