About Taringa!

Popular channels

Los buitres, Boudou y la agenda opositora



Si hasta ahora no fue el default, bien puede ser Amado Boudou la clave que confirme la crisis de la Argentina que tanto necesitan las cabezas pensantes de la oposición, política y mediática, y por eso en esta última semana las críticas se concentraron en la humanidad del vicepresidente. No es que la Argentina viva en el mejor de los mundos pero ni ahí se parece al infierno que describen políticos, economistas y periodistas de la oposición. El relato de este sector se desfleca mientras el oficialismo no sólo gobierna sino que además se apresta para la tan mentada sucesión presidencial.

Boudou, y sus problemas con la justicia, estuvo ya en la agenda opositora pero se fue diluyendo. Luego vino el verano y la gran corrida especuladora que provocó una devaluación y allí la oposición creyó encontrar el lado flaco del gobierno. Sin embargo, el kirchnerismo contraatacó y dejó ese mal trago en un rincón. Entonces, como un regalo del cielo apareció el buitre Paul Singer y su juez amigo, Thomas Griesa. Entonces se organizó toda una estrategia de respaldo al hombre del fondo especulador NML que se disfrazó de una defensa de la seguridad jurídica pero para los buitres. Para estos sectores, Griesa no fue un juez complejo y parcial y Singer un multimillonario para admirar, y hasta reprodujeron lo que consideraron sus mejores frases como para aprender y enseñar sobre cómo es un ciudadano de un verdadero mundo.

La Argentina mejora con esta noticia, la sociedad recupera algo más de su humanidad y el futuro se aleja de la posibilidad de repetir errores del pasado.

"El resentimiento no es moralmente superior a ganar dinero", transcribió un diario sin una pizca de crítica a lo que implica una exaltación de la avaricia que caracteriza al pensamiento neoliberal. Si no se cuestiona ni se pone en contexto termina siendo un reconocimiento y un aval a lo que Singer pregona, quien considera que para que predomine la libertad individual debe evitarse lo que denomina "la intrusión del Estado". Entonces, si el pensamiento de Singer se respeta y defiende desde las trincheras de la oposición política, económica y mediática, entonces pueden considerarse enemigos de la defensa de los intereses nacionales y del Estado que ejercita el gobierno de la Argentina. Si no es así, estos sectores de la oposición deberían dejarlo bien en claro.

Pero a pesar de que los diarios, los hegemónicos, jugaron a que se produzca el default y hasta lo justificaron a pesar de que no se cumplió ninguna de las condiciones como para que un país caiga en una cesación de pagos, la sociedad argentina no cayó en esa trampa. No es sólo mérito del "relato" oficialista, son las pruebas contundentes lo que evitó que se concrete esa gran operación política y mediática.

Ante ello, la oposición retomó sus ataques contra el vicepresidente y el miércoles pasado los ofendidos senadores de la oposición se retiraron del recinto ante la presencia de Boudou. Una maniobra inocua porque el oficialismo tiene el quórum necesario y puede sesionar sin la oposición e incluso puede aprobar leyes, salvo alguna que exija mayoría especial. Entonces, la maniobra opositora parece desnudar la incapacidad de estos partidos políticos para generar propuestas y no tanto representar una reacción ética y moral frente a la situación judicial del vicepresidente.

Todo esto sucede mientras los tiempos electorales se aceleran. La oposición se debate qué tipo de alianzas deben realizar para poder tener chances en los comicios del año próximo. Hay radicales, como Ernesto Sanz, que se entusiasman con un frente con el PRO de Mauricio Macri. Tal vez la única manera de evitar chocar con su coprovinciano Julio Cobos que, muy a pesar de los correligionarios, es el único que parece creer en las encuestas.

Mientras tanto, en el Frente para la Victoria(FPV), los presidenciales llevan adelante un esquema similar, esto es, hacer durante la semana viajes y actos en las provincias y en alguna localidad bonaerense. Todo ello sucederá en lo que resta del año mientras la presidenta Cristina Fernández de Kirchner no emita alguna señal que dé cuenta de sus preferencias.

Por caso, entre la gente que acompaña al ministro de Defensa, Agustín Rossi, hay entusiasmo. Estos sostienen que el precandidato se afirma como uno de los más firmes fruto de un perfil kirchnerista puro. Se alientan con el crecimiento en las encuestas que, dicen, lo emparejan con el otro K paladar negro que es el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri. Y ese frenesí crece cuando se repiten entre ellos la frase que dicen que el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, le dijo a Rossi: "Te dimos un saco de sal (por el Ministerio de Defensa) y lo estás convirtiendo en uno de azúcar." Claro, la tarea por delante que tiene este precandidato y también los otros no es fácil, porque una cosa será competir entre sí para las PASO del próximo año y que en esa tarea tengan que armar las listas de diputados nacionales o que esta sea la misma para los precandidatos. Si la nómina de los próximos legisladores es igual, podrán competir casi en un pie de igualdad. Y eso sólo lo puede definir CFK.

Esto mismo miran los gobernadores oficialistas y, por ahora, sólo se dedican a habilitar sus distritos para que los precandidatos realicen sus actos. Después, cuando el tiempo pase y la presidenta emita alguna señal, irán tomando partido por uno u otro candidato. Al menos ese el análisis que hacen algunos de los que quieren competir desde el FPV por la presidencia en 2015.

Ahora bien, en la semana que pasó todo esto quedó subsumido, tapado o eclipsado por una noticia que es mucho más que maravillosa. La recuperación de la identidad del nieto 114, que a la sazón resultó ser el que buscaba desde hace 36 años Estela Carlotto, significó un nuevo triunfo de la lucha de los organismos defensores de los Derechos Humanos y, al mismo tiempo, fue la reafirmación 114 de la existencia del plan sistemático de desaparición de personas y el robo de bebés por parte de la dictadura cívico-militar. La Argentina mejora con esta noticia, la sociedad recupera algo más de su humanidad y el futuro se aleja de la posibilidad de repetir errores del pasado. Sin duda que vale para aplaudir, festejar y hasta para brindar. ¡Salud!

FUENTE
0No comments yet
      GIF