Check the new version here

Popular channels

Los búnkers de Hlučín-Darkovičky



La fortificación de la zona de Hlucín-Darkovicky es la más importante de la región de Moravia. Incluye un grupo de búnkeres que se edificaron como parte de la línea defensiva de la frontera checoslovaca ante la amenaza Nazi y húngara. Fueron construidos entre 1935 y 1938. Son los mejores conservados de Europa y su conjunto defensivo total se compone de cuatro elementos de diferentes tipos y grados de resistencia, tres búnkeres principales (MO S-18, MO S-19 y MO S-20) y un ropík —un búnker mucho más pequeño pero con todas las características defensivas y de soporte que los otros.





Hoy en día el complejo es parte del museo de Silesia, que se puede visitar y en el que se realiza una actividad con el ejército cada año. No obstante no todas las partes del complejo son accesibles a los visitantes.

Los elementos del complejo presentan diferencias entre sí en términos de diseño, siendo esta diversidad el motivo de su singularidad. Los elementos defensivos del complejo pueden funcionar perfectamente de forma independiente pero también interactuar entre ellos, compartiendo campo de tiro.







La segunda mitad de los años 1930 se caracterizó por una creciente tensión internacional así como también una creciente inestabilidad política causada en 1933 por la política militarista de Hitler en Alemania. El complejo, como otros, fue construido específicamente para defender la integridad territorial y la soberanía nacional de la amenazada Checoslovaquia democrática, a través de un amplio sistema de fortificaciones.

Las fortalezas de hormigón armado con equipos militares se construyeron para ayudar a garantizar una defensa efectiva del Estado Checoslovaco, amenazados por la agresiva Alemania Nazi. La zona más vulnerable de la entonces Checoslovaquia, era la frontera con Alemania y por ello constituía una prioridad estratégica en los alrededores de Bohumín, parte de la región de Silesia, antiguamente parte del Imperio Alemán.







Durante los siguientes tres años y hasta septiembre de 1938, se construyó y equipó técnicamente hasta 40 edificios y fortificaciones que incluían artillería pesada. Además poseían comunicaciones telefónicas para mantener la comunicación con las tropas.

El conjunto estaba integrado dentro de las fortificaciones «MO» —Moravia-Ostrava—, fue el primero en el que se buscaron y ejecutaron los mejores conceptos en construcción de fortificaciones. En el principio de construcción del conjunto se ve cierta influencia francesa, aunque el desarrollo final es completamente checo, ajustándose gradualmente a un costo más razonable sin olvidar la máxima eficacia.

El edificio central es un búnker para infantería de dos plantas con dos alas y cúpulas de tiro. No se muestra al público por motivos de seguridad. También en los alrededores del MO S-19 existen obstáculos anti tanque, así como carros de combate rusos T-34 y obuses autopropulsados SU-100.



El búnker MO S-20 es visible a pesar de los graves daños, ya que fue diseñado con el grado IV de resistencia, el más alto. Durante su uso por el ejército alemán, éste incorporó tres campanas de observación de acero. Este edificio primero sirvió como prueba ante la Alemania Nazi, siendo usado después para su defensa a medida que se retiraban de Checoslovaquia.



Ú N E T E:




SÍGUEME TAMBIÉN EN:


0
0
0
0
0No comments yet