Check the new version here

Popular channels

Los judíos una nación odiada desde comienzos de la historia

Los judíos, una nación odiada desde comienzos de la historia

En un artículo en el diario Filastin, cercano a Hamas, el periodista palestino Ghassan Al-Shami afirmó que, debido a su carácter engañoso, astuto, y el hecho de asesinar profetas, los judíos han sido una nación odiada desde tiempos inmemoriales. Dijo que los judíos fueron la causa detrás del fitna (conflicto interno) entre musulmanes, y que a lo largo de la historia, habían conspirado para destruir todos los países que habitaron - incluso aquellos que los recibieron - y que esto explica su expulsión de muchos de estos países.



"Los judíos han sido una nación odiada desde las primeras generaciones, cuando [ eran conocidos como ] ´el pueblo de Israel´, y [ desde entonces ] asesinaron a los profetas y no respetaron la promesa dada a su propio profeta, Moisés, y no le ayudaron... El noble Corán es la mejor prueba de ello. Además, los judíos asesinaron más profetas que cualquier otra nación. Al momento que escucharon la llegada de nuestro honorable Mensajero, Mahoma, en este mundo, lo buscaron para asesinarlo...

"Por otra parte, los judíos guardan un gran rencor contra el Islam y los musulmanes. Debido a sus características ofensivas, su engaño y astucia, el Profeta no les pudo hacer cumplir, por lo que luchó contra ellos y los expulsó de la ciudad de Medina. Si fuésemos a inspeccionar los anales de la historia, encontraríamos que los judíos son la causa del fitna [ luchas internas ] en el mundo del Islam hoy día. [ De hecho ], han sido la causa de [ este ] fitna desde que comenzó, en los días del Califa ´Othman bin ´Affan... [ y ] están detrás de todos los acontecimientos que siguieron a este grave suceso [ es decir, el fitna bajo el mandato de ´Othman ]...

"A lo largo de la historia moderna, los judíos utilizaron estratagemas para tomar el control de todos los países que habitaron, y es por eso que [ fueron ] expulsados por los reyes de Inglaterra y Francia. En 1290, el Rey de Inglaterra Eduardo I emitió un edicto real ordenando expulsar a los judíos de Gran Bretaña, mientras que el clero cristiano "recorrió" las zonas e incitó al pueblo en contra de los judíos herejes. Consecuentemente, unos 16.000 judíos salieron de Gran Bretaña hacia Francia, en donde no quisieron vivir en paz. Se convirtieron en una grave responsabilidad allí, debido a los muchos problemas que le causaron el Rey Felipe ´El Justo´, "llevándolo a emitir un edicto real desterrándolos de Francia en 1306. Los judíos fueron desterrados a España, donde fueron tratados bien por los árabes y los musulmanes y comenzaron a planear la forma de como explotar esto a fin de lograr sus fines.




"A comienzos del siglo 16, los judíos comenzaron a emigrar hacia los países árabes que estaban bajo el dominio del Imperio Otomano, que les abrió sus puertas. El Sultán otomano Bayezid II publicó un edicto ordenando que los judíos sean bien tratados y les permitió trabajar dentro del comercio. Sin embargo, la tolerancia mostrada por los otomanos hacia los judíos se tornó en una calamidad con consecuencias desastrosas para el Imperio Otomano, que colapsó debido a sus complots. Los judíos se aprovecharon de la amabilidad de los otomanos para emigrar a su tierra prometida, de acuerdo con sus mitos, [ es decir ] a Palestina... Al mismo tiempo, los ideólogos judíos ordenaron a su gente tomar el capital, el oro y los medios de comunicación, [ mientras estos ] preservaron sus tradiciones y prácticas judías. Los judíos vivieron una vida de aislamiento en sus propios barrios, los cuales fueron conocidos en muchas ciudades como "vecindarios judíos". El odio de los europeos hacia los judíos fue tan intenso que un judío que viajaba hacia diferentes lugares de Europa se topaba con un letrero que decía "No Se Permite Entrada a Judíos", lo que afectó gravemente su espíritu.

"Las actividades de los judíos en las finanzas y el oro aumentaron sus fortunas, compitieron con la economía capitalista de Europa, e influyeron en muchas de las decisiones en los países europeos que estaban destinados a hacerse cargo de los activos del Imperio Otomano, ´El Enfermo [ de Europa ]´, y los dividieron entre [ estos países europeos ]. Aquí los judíos tuvieron la oportunidad de hacer realidad sus esperanzas y regresar a la tierra de Palestina.

"Las ideas judías que exigían un retorno de los judíos [ a Palestina ] surgieron en el siglo 17, cuando el abogado británico Henry Finch publicó un libro titulado La Restauración Más Grande del Mundo, o Llamando en los Judíos [ y con ellos a todas las Naciones y Reinos de la Tierra a la Fe de Cristo ]. Además, los predicadores judíos tales como Shabbatai Ben Zevi [ 3 ] (1626-1676), Judah Alkalai (1798-1878), Morris Hess [ 4 ] (1812-1875), y otros, pidieron a los judíos visitar los lugares santos y vivir cerca de ellos. El número de judíos [ en Palestina ] en 1799 era de 5.000, y para 1876 era de 13.920. El viaje de Napoleón Bonaparte a Egipto en 1798 y su fácil conquista llamó la atención a la debilidad del Imperio Otomano y provocó el ´apetito´ de los países europeos por el imperialismo y dividir al Imperio Otomano [ entre ellos ].

"Durante su guerra en las murallas de Acre, en abril de 1799, Napoleón emitió declaraciones [ llamando a ] los judíos a que hicieran realidad sus esperanzas de regresar a la Tierra Santa. A finales de los siglos 18 y principios del 19, los judíos comenzaron a emigrar a Palestina, comprando su tierra y aprendiendo a cultivar. [ Como parte de esto ], un judío rico estableció una escuela agrícola [ allí ] en 1870. Las olas de inmigración judía hacia Palestina fueron constantes, y al mismo tiempo, los judíos aplicaron enorme presión sobre los sultanes otomanos para que les [ permitieran ] adquirir [ activos ] en el estado otomano. Una fuerte presión fue especialmente aplicada al Sultán Abdul Hamid II (1876-1909) para que les conceda Palestina como patria. [ A cambio, prometieron ] pagar las deudas del Imperio Otomano y otorgarle la ayuda que requiriese. Después de eso, los judíos comenzaron sus intrigas hasta que el estado otomano colapsó.


"Utilizando el Comité de Unión y Progreso, [ 5 ], fundado en 1909 con el fin de aumentar la inmigración a Palestina, los judíos comenzaron a comprar tierras y establecer asentamientos. En 1913, los judíos también tenía tres ministros en el gobierno de la Unión y Progreso quienes estuvieron activos [ en asegurar ] el Acuerdo Sykes-Picot de 1916. Los judíos británicos fueron un gran apoyo al [ plan ] en hacerse cargo de la tierra de Palestina, y lograron lo que se propusieron hacer. Cuando a Gran Bretaña se le dio el mandato sobre Palestina, la verdadera pérdida de Palestina comenzó. El Mandato Británico le abrió las puertas a la inmigración delante de los judíos proveyéndoles de mucha ayuda en la ocupación de Palestina.

"Hasta el día de hoy, sufrimos del rencor y el odio que los judíos tienen contra todos los árabes, palestinos y musulmanes. Después de todo esto, puede haber paz con los judíos? [ Esta ] paz es en última instancia un gran fraude e ilusión, erróneamente [ creído ] solamente por un pequeño grupo de palestinos y árabes [ debido a ] sus intereses materiales y planes destructivos".
0No comments yet