Check the new version here

Popular channels

Los K ya no tendrán injerencia en el Festival de Cosquín

El Gobierno nacional no será el principal sostén económico. La intendenta delasotista negocia la televisación con empresas privadas. La Provincia hará un aporte importante.




nueva intendenta de Cosquín, Rosanna Adaglio –junto a la comisión de folclore–, trabaja contrarreloj para armar la grilla de artistas para la próxima edición del histórico Festival Nacional de Folclore.

Sin embargo, la decisión más importante que tomó la intendenta delasotista sobre la organización del festival fue política: tomó distancia del Gobierno nacional, que ya no será el principal sostén financiero.

Aunque Adaglio asegura que aún no se sentó a negociar con el Gobierno provincial, todo indica que los vientos de cambio político que soplaron en la conducción del municipio coscoíno, también influirá en la organización del festival: la administración delasotista se convertirá en el principal aportante estatal del festival.

El Festival de Cosquín históricamente estuvo atravesado por pulseadas políticas y fue una vidriera para los gobiernos de turno.

Esta situación se profundizó en los últimos años, cuando el Gobierno nacional se convirtió en el principal aportante de recursos y también el de mayor injerencia en el festival.

Hasta el armado de la grilla de artistas de la última edición estuvo en manos de funcionarios nacionales.

El cambio de signo político en gobierno de Cosquín, generará también novedades en la edición que viene.

Al intendente kirchnerista Marcelo Villanueva le fue revocado su mandato por un referéndum popular y asumió Adaglio, una dirigente delasotista paladar negro.

La sucesora de Villanueva se encontró con una deuda de más de cinco millones de pesos de la edición de este año. Pero, según la nueva intendenta, la decisión más importante fue de desligarse de la influencia de los K.

“No aceptaré gerenciar el festival a cambio de plata”, aseguró Adaglio en sus primeros días de gestión.

La pregunta de cajón es si un probable acuerdo con el Gobierno provincial, no significará un cambio de influencia política, pero injerencia al fin.

Adaglio respondió contundente. “El festival volverá a ser de Cosquín. Voy a hablar con la Provincia para buscar respaldo económico, pero no vamos a aceptar ninguna injerencia externa”, afirma la intendenta, quien no oculta su adhesión al delasotismo. Dejó un cargo en la Agencia Córdoba Turismo, para asumir en lugar de Villanueva.

La intendenta está en tratativas con dos canales privados de Capital Federal para la televisación del festival.

Aunque por ahora no está descartada de manera plena, la Televisión Pública es hoy la tercera alternativa que manejan las autoridades políticas del municipio.

Desde el entorno de Adaglio remarcaron con voz crítica la situación que sucedido en el último enero en Cosquín. “El Gobierno nacional no sólo tuvo influencia en la organización del festival. Desembarcaron en la ciudad con una parafernalia de publicidad de todos los programas de la gestión kirchnerista. No se podía caminar por las calles por los puestos de publicidad que instalaron. Eso no se repetirá este año”, dijo un funcionario delasotista.

Deuda y respaldo
Reclamo. La intendenta Rosanna Adaglio dijo que le reclamó a la agencia Télam 2,2 millones de pesos de publicidad de la edición anterior. Adaglio rescató a artistas como El Chaqueño Palavecino, Los Nocheros, Los Tekis, Antonio Tarragó Ross, Sergio Galleguillo y Facundo Toro, que confirmaron que estarán en la próximo edición, pese a no haber cobrado en el último festival.

EDICIÓN IMPRESA
El texto original de este artículo fue publicado el 06/11/2014 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
0
0
0
0
0No comments yet