Canales populares

Los médicos cirujanos que juegan regularmente videojuegos co

Los médicos cirujanos que juegan regularmente videojuegos cometen un 37% menos errores y son un 27% más rápidos que sus contrapartes.

Antes los videojuegos estaban ligados exclusivamente a un momento de diversión y ocio, asociado con los adolescentes más que con los adultos. Para muchos, incluso hoy en día, se trata de un pasatiempo dañino para las mentes juveniles.

De a poco esa situación ha ido cambiando. No sólo son utilizados ahora por personas de todas las edades y profesiones, sino que se les han ido encontrando diferentes aplicaciones y utilidades. En el caso de la Medicina, por ejemplo, los videojuegos parecen estar abriendo un mundo de posibilidades.

Prepararse jugando

Los doctores ya tienen la mejor excusa para pasar un buen tiempo en el sillón jugando videojuegos y sin culpabilidad alguna, ya que según un grupo de investigadores, los médicos cirujanos que pasan por lo menos tres horas a la semana jugando, cometen un 37% menos de errores en cirugías laparoscópicas (que utilizan una pequeña cámara e instrumentos controlados por un joystick) y son un 27% más rápidos en llevar a cabo estas tareas que los otros cirujanos que no juegan regularmente videojuegos de destreza.

Estas cirugías que son mínimamente invasivas implican hacer pequeñas incisiones e insertar una mini cámara de video que envía imágenes a una pantalla externa que los cirujanos miran mientras utilizan herramientas quirúrgicas. Algunos médicos describen esto como "intentar un trozo de comida con palillos de tres metros". Ahora estos mismos cirujanos pueden practicar sus técnicas a través de simulaciones de video.

"Utilizo la misma coordinación mano-ojo para jugar videojuegos que la que uso en una cirugía", aseguró a NBC, el doctor James Rosser, quien presentó los resultados de este estudio del Beth Israel Medical Center junto al National Institute on Media and the Family en Iowa State University.

El médico utilizó el juego Super Monkey Ball 2, donde debes lanzar una pelota dentro de un objetivo limitado. Luego que para estos cirujanos se hiciera una costumbre jugar con este juego de Sega, se hizo una investigación para ver si había una mejora en las habilidades de los participantes. "Este es un juego bonito y sano. No hay sangre o tripas. Pero necesito el mismo tipo de habilidad para entrar a un cuerpo y coser dos trozos de intestino juntos", aseguró Rosser.
0
0
0
0No hay comentarios