About Taringa!

Popular channels

Los mejores juegos de robots gigantes - Parte 1

Los robots siempre han sido una constante en la vida de nosotros, los jugones. Desde el viejo y querido Macross, pasando por los Armored Core o Mech Warriors, hasta Titanfall y el reciente Galak Z: juegos que demuestran que esta tendencia lejos está de terminarse, sino que está mas viva que nunca. Súbanse conmigo a la butaca del piloto, preparen los lásers y propulsores, y repasen conmigo estos diez primeros excelentes fichines que nos permiten sembrar el caos a bordo de gigantescos robots metálicos.



10. FRONT MISSION 4 (SQUARE ENIX PDD 6, 2003, PLAYSTATION 2)



La primera llegada de la clásica saga de RPGs tácticos a la consola que dominaba el mercado en aquel entonces: Playstation 2. Front Mission 4 es un RPG táctico (un género que supe querer muchísimo), con un legado prácticamente intachable. Tal vez la vista isométrica / cenital que las batallas poseían quitaban un poco de ánimo a quienes querían ver acción de máquinas gigantes.
Pero lo cierto es que con el nivel de profundidad táctica que tenía este juego en cuanto a cómo se movían los robots, los distintos tipos de daño en cada una de las piezas que lo componen y la utilización inteligente del escenario, Front Mission 4 se las ingeniaba para desplegar batallas tan espectaculares e intensas como el más pintado de los juegos de robots más orientados a la acción.


link: https://www.youtube.com/watch?v=vK_IXubFnVY



9. MECHASSAULT (DAY 1 STUDIOS, 2002, XBOX)



Uno de los primeros juegos en volarme la cabeza en la vieja y querida Xbox original fue Mechassault. La premisa era casi la misma que Mechwarrior: humanos en guerra que para celebrar sus enfrentamientos acudían a robots gigantes. Sin embargo, lo que quitaba el sueño era el hecho de ser uno de los primeros juegos en aprovechar las bondades de Xbox Live, permitiendo enfrentar hasta ocho jugadores en simultáneo. Y ahí es cuando las mecánicas de juego tomaban un vuelo distinto, en especial aquella que hacía que nuestros mechs recalienten con el uso, quedando inhabilitados momentáneamente. Otro de esos juegos que consumieron una parte importante de mi adolescencia.


link:



8. MECHWARRIOR 2: MERCENARIES (ACTIVISION, 1995, PC)



Su nombre era algo confuso: ya que en aquella época no se usaba esto de editar una edición mejorada de un juego ya existente. Mechwarrior 2: Mercenaries es entonces una versión con esteroides del Mechwarrior 2 original pero con muchos agregados que lo convierten en una experiencia nueva: más y mejores robots, nuevos diseños, motor gráfico ampliamente mejorado, un modo que permitía crear nuestras propias misiones y contenido, y lo mejor, por primera vez incluía la posibilidad de batallar online. Es lo que se llama un “insta-clasic”.


link:



7. TITANFALL (RESPAWN ENTERTAINMENT, 2014, PC, XBOX 360, XBOX ONE)



¿Se acuerdan de Titanfall? ¿El revolucionario FPS de Respawn que prometía el oro y el moro? Es una verdadera pena que los ex Infinity Ward no hayan sabido insuflarle los incentivos suficientes al juego para mantener activa a la base de jugadores y darle una vida a largo plazo. Porque este juego sí que tenía ideas maravillosas, una jugabilidad soñada y lo que es mejor, algunos enfrentamientos entre robots gigantes dignos de alquilar balcones.
Todo lo que refiere a la recreación del combate robótico estaba logrado con creces: desde los méritos para invocar a los gigantes, pasando por su significado y peso dentro de la batalla, como también, naturalmente, meternos dentro de ellos y pilotarlos. Puede que Titanfall no haya entregado todo lo que prometió, pero vaya que dejó recuerdos grandiosos y memorables.


link:



6. VIRTUAL ON (SEGA, 1995, ARCADES)



Dicen que las mejores cabinas de arcades viven en Japón. Y vaya que tienen razón. Virtual On era una auténtica bestia: un juego que proponía combates de robots uno contra uno. Había un repertorio bastante generoso de “Virtuaroids” para seleccionar y saltar directo a la acción. Este juego posiblemente inspiró el método de control de Steel Batallion, ya que para jugar hacíamos uso de dos palancas y varios botones.
El gabinete del arcade estaba compuesto por dos “estaciones” para jugar, permitiendo enfrentarse uno contra uno. El éxito de este juego fue tal que incluso los Virtuaroids aparecieron en algunas series televisivas y se produjeron figuras de acción. Hubo algunas versiones para consolas de sobremesa, que no se sentían igual de interesantes sin el genial sistema de control.


link:



5. GALAK-Z: THE DIMENSIONAL (17-BIT, 2015, PC, PLAYSTATION 4)



Todo lo que nos gusta de los robots en un solo juego: eso es básicamente Galak-Z: The Dimensional, el juegazo de acción espacial de 17-BIT. Toma prestados algunos elementos del viejo Macross, de Defender, y conceptos de un género interesantísimo como lo es el roguelike. Nos pone al mando de una nave experimental que debe salvar a la galaxia de una invasión de piratas y alienígenas, abriéndonos paso a los tiros a medida que exploramos sus niveles generados al paso. Nuestra nave puede recibir una enorme cantidad de mejoras, pero lo más importante, es cuando se nos da la posibilidad de convertirnos en un robot-samurai-gigante con el cual hacemos trizas a todos nuestros oponentes y además, libramos duelos trepidantes con otros mechs en puntos clave del juego.
Como si sus encantos jugables no fuesen suficiente, el juego cuenta con una presentación que homenajea a las óperas espaciales niponas: la estética, los diálogos, la presentación episódica y por temporadas como si de una serie se tratase; diablos, si hasta emulan el efecto visual de estar viendo un videocasete de los ochentas. Uno de los pocos juegos que logran hacer algo significativo de la nostalgia, y uno de los más entretenidos de los últimos tiempos.


link:



4. ARMORED CORE 3 (FROM SOFTWARE, 2002, PLAYSTATION 2)



Pocas series son tan prolíficas y milenarias como lo es Armored Core. Es realmente difícil elegir uno entre tantos, pero creo que lo más justo, considerando todas sus virtudes, es destacar a Armored Core 3: Silent Line. Lo tenía todo: un nivel de personalización para los robots que se codeaba con lo demencial, cambios muy significativos en el comportamiento de los enemigos gracias a una Inteligencia Artificial envidiable para la época, una vista en primera persona con cabina incluida realmente privilegiada, y la combinación casi perfecta entre la cadencia de juego propia de un arcade de acción con toques y preceptos de simulación.


link:



3. STEEL BATTALION (CAPCOM PS4, 2002, XBOX)



Pocos pudimos ver este juego en todo su esplendor: porque el juego en sí era difícil de abordar ya que intentaba recrear una experiencia más orientada a la simulación, lo cual lo hacía poco amigable para el jugador promedio. Ahora, cuando lo utilizábamos con el set de controles BESTIAL que incluía, la cosa tomaba otro color. Pedalera con tres pedales metálicos, y todo un panel de controles con dos palancas y toda una botonera a disposición.
Técnicamente era brillante, una maravilla en movimiento con una cámara interna que combinada con el particular sistema de control, entregaba una experiencia inolvidable. Una lástima que ese control era tan difícil de conseguir en nuestro país.


link:



2. SHOGO: MOBILE ARMOR DIVISION (MONOLITH PRODUCTIONS, 1998, PC)



¿Quién esperaba que Monolith saldría con un juego de este tipo? Yo no al menos, a pesar de que esta compañía –famosa por haberla pegado con el genial Blood- tuvo una variedad de títulos y géneros bastante interesante, previo a SHOGO: MAD. Este juego era un shooter en primera persona fuertemente inspirado en cómics y series animadas de robots de corte nipón, lo cual se apreciaba en la estética, los efectos de sonido y el diseño general del juego.
Las misiones eran mixtas: jugábamos con el piloto a pie y las más interesantes desde luego, eran aquellas que implicaban meternos dentro del gigante metálico. Era divertidísimo, alucinante; al punto de haberse llevado horas y horas de mi vida. No me quejo: era una gran inversión.


link:



1. ZONE OF THE ENDERS 2 – THE SECOND RUNNER (A HIDEO KOJIMA GAME, 2003, PLAYSTATION 2)



El epítome de lo que se supone que un juego de mechs debería ser. Un diseño artístico increíble, en donde hasta el más patiño de los robots rebosa de estilo. Acción trepidante y de escala épica, controles de una respuesta genial. Una historia sensacionalmente narrada, repleta de personajes antagónicos que dan lugar a algunas de las peleas con jefes (sí, “Boss Battles”) más memorables en mucho tiempo.
Además Zone of The Enders 2 representa todo un logro técnico: la velocidad y la suavidad con la que se movía la enorme cantidad de oponentes en pantalla, junto con los efectos visuales y la complejidad de los modelos era algo que lo destacó y separó del resto. Toda una joya.


link:




Nos vemos
1Comment
      GIF