Check the new version here

Popular channels

Los métodos poco cristianos de la iglesia católica alemana

Thomas Bore aún no vuelve de su asombro. En enero le faltaban 550 euros en su recibo de sueldo. Y no era un error de su empresa. En aquel país donde el impuesto se retiene en origen, la administración fiscal había retenido dicho importe en concepto del impuesto que supuestamente tenía que haber abonado a la Iglesia católica en 2014.

En Alemania, todo contribuyente debe indicar su religión a la administración. Si es católico o protestante, Hacienda aumenta de alrededor de un 10% su impuesto y entrega la cantidad a la Iglesia correspondiente. La Iglesia católica recibió así 5400 millones de euros en 2013, y la Iglesia protestante 4600 millones.

El problema es que Thomas Bore, aunque esté bautizado, se declaró “sin religión” cuando cumplimentó los formularios en 2013. Intrigado, este informático descubrió que la diócesis de Berlín había conseguido de la diócesis francesa donde le habían bautizado una copia de su fé de bautizo, y pudo así volver a poner a este contribuyente en el recto camino, aunque en contra de su voluntad…

Alertado por Thomas Bore, el diputado socialista que representa a los Franceses instalados en Alemania, Pierre-Yves Le Borgn declara: “La diócesis francesa está totalmente fuera de la ley”. Según él, la entrega de un certificado de bautizo es contraria a la directiva europea 95/46/EC referente a la protección de datos personales con fines financieros. En una carta dirigida a Laurent Fabius (NdT: Ministro deAsuntos Exteriores), el diputado añade haber “recibido queja de varios franceses instalados en Alemania”, víctimas del mismo procedimiento.

Las autoridades religiosas no parecen tener la conciencia tranquila. El envío de certificado de bautizo a otras parroquias es una práctica “muy regulada, utilizada para cuestiones sacramentales” y no para temas de fiscalidad, afirma Vincent Neymon, director de comunicación de los obispos de Francia.

El obispado de Berlín se niega a dar explicaciones sobre este caso particular y a precisar si se trata de una excepción o no. Pero admite que la administración fiscal participa en la resolución de los “casos de litigio” y afirma que todo contribuyente en Alemania tiene que pagar el impuesto a la Iglesia. ¿Cómo supieron que este caso era un “litigio”? ¿Todos los Franceses que se declaran “sin religión” son sospechosos? Misterio. Las vías de la Iglesia Alemana son impenetrables.

En 2012, los obispos alemanes no dudaron en oponerse a Roma al decidir que los malos pagadores no podrían acercarse a los sacramentos. En Alemania, se puede apostatar mediante el pago de 30 euros.
0
0
0
0
0No comments yet