Check the new version here

Popular channels

Los silencios en nuestra vida

Conozco, oh Señor, que tus juicios son justos, y que conforme a tu fidelidad me afligiste. Sea ahora tu misericordia para consolarme.
Salmo 119:75-76

(Jesús) les dijo: Venid vosotros… y descansad un poco.
Marcos 6:31

Los silencios en nuestra vida

Alguien escribió: «En un fragmento de música hay pausas y suspiros, pero éstos forman parte de la melodía. Desempeñan un papel tan importante como las notas que escuchamos. Omitirlos perturbaría y cambiaría la melodía».
Lo mismo sucede en la vida del creyente. Dios tenía en vista un «fragmento» preciso cuando compuso la melodía de nuestra vida. Que no nos sorprendan esas pausas, pues forman parte del plan de Dios para nosotros.
Tendemos mucho a creer que la vida está compuesta únicamente por diversas actividades, pero nuestro Señor también nos pide que nos detengamos y descansemos en su presencia. Necesitamos realmente esos momentos de descanso, para que nuestra vida sea armoniosa, abundante y productiva. Entonces podremos ser de bendición para los que nos rodean.
A veces nos encontramos con una pausa inesperada en el pentagrama de nuestra vida. Aparentemente Dios nos pone «fuera de servicio» por un tiempo. Nos vemos obligados a permanecer inactivos debido a un accidente, una enfermedad, el cansancio, la edad avanzada… No nos desanimemos pensando que esos periodos son una pérdida de tiempo. Quizá durante ese tiempo podamos consagrarnos más a la alabanza y la oración. Dios quiere hacernos más pacientes, más dóciles, y que confiemos más en él. Quiere que nos parezcamos más a Jesús. Pidámosle que nos enseñe a emplear para él esos momentos que nos da. ¡De este modo ya estaremos sirviéndole!
0
0
0
0
0No comments yet