About Taringa!

Popular channels

macri el mayor explotador y abusador de menores de argentina

Ciudad de Buenos Aires, entre las que menos combaten el trabajo infantil

Según datos del Ministerio de Trabajo, la Ciudad nunca instaló su oficina para controlar la problemática.



La Ciudad de Buenos Aires y Chubut son los únicos distritos del país que no se sumaron al combate al trabajo infantil que se desarrolló en los últimos años. Las 23 provincias y la capital deberían tener cada una su Comisión Provincial para la Prevención y la Erradicación del Trabajo Infantil (COPRETI), sin embargo, en las dos reuniones anuales que organiza la comisión nacional (CONAETI) se ven veintidós sillas ocupadas y dos vacías. "La creación de la COPRETI es una muestra de la voluntad política de sumarse al plan nacional y de trabajar todos en conjunto, y eso debería darse naturalmente con independencia del color político del funcionario que esté a cargo de la provincia", subrayó a Tiempo Argentino Pilar Rey Mendez, la titular la CONAETI, que funciona bajo la órbita del ministerio de Trabajo nacional.

El gobierno de Chubut no dio una respuesta concreta a los reclamos que se realizaron desde el Estado nacional y argumentó que no considera que su problemática en el área sea fuerte, por lo que cree suficiente su intervención sin trabajar en conjunto con Nación y el resto de las provincias. Por su parte, la CABA que gobierno Mauricio Macri creó su oficina hace dos años a través una norma jurídica, pero nunca la puso en funcionamiento. "En el resto del país se crearon COPRETIs y desde ese momento se trabajó codo a codo con cada uno de los distritos en el armado de un plan federal. Es una lástima que haya distritos que no consideraron viable utilizar esta valiosa herramienta para combatir una problemática como el trabajo infantil", planteó Rey Méndez.
En Buenos Aires la idea era generar un trabajo de tres patas, con el gobierno provincial, de la Ciudad y Nación, debido al fuerte traslado de niños que habitan en el conurbano bonaerense y trabajan en las calles porteñas. Sin embargo nunca se pudo avanzar en ese sentido, razón por la que las autoridades nacionales consideran que el rechazo al trabajo en equipo muestra una fuerte contradicción con la constante sublimación del "diálogo" que se realiza desde el macrismo.

"Así como en el Mercosur se sientan todos los países para abordar la problemática a pesar de las diferencias de sus intereses económicos, debería ocurrir lo mismo en Buenos Aires", analizan en el gobierno nacional. Las reiteradas invitaciones a los encuentros semestrales de las COPRETIs fueron rechazadas por el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y solo se encontraron con una muestra de falta de voluntad de trabajar para erradicar el trabajo infantil en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes porteño le dijeron a este diario que luego de dos años de parate en la reglamentación de la COPETRI, en diciembre el Ejecutivo decidió empezar a revertir la situación. En conjunto con la subsecretaría de Trabajo porteña se pondría en funcionamiento la oficina y se avanzarían en un censo, a realizar en abril o mayo, para visibilizar la problemática. "Hasta este momento no estaba activa, pero se avanzó con un capítulo de un programa que combate todo tipo explotación", explicaron. A la hora de explicar por qué se tardó dos años en poner en funcionamiento la dependencia, las fuentes dijeron desconocer las razones particulares, apuntaron a "cambios de gestión" en el Consejo y aventuraron la influencia de una serie de "decisiones políticas". «


Trabajo analiza medir periódicamente


El plan nacional de combate al trabajo infantil tiene una matriz de indicadores con la que se evalúa la parte cualitativa del accionar de la Comisión Provincial para la Prevención y la Erradicación del Trabajo Infantil (CONAETI) y sus subdivisiones provinciales.

Ahora, a partir de las nuevas estadísticas (que arrojaron una disminución del 66% desde 2004), se está planeando desde el ministerio de Trabajo Nacional la idea de generar una medición oficial con salida periódica para extender el análisis de la parte cuantitativa de la cuestión. “Estamos en tratativas de fijar la periodicidad de la medición con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Todavía no sabemos si va a ser cada dos o tres años, pero lo cierto es que periódicamente se va a medir el trabajo infantil para mostrar los avances ”, explicó Pilar Rey Méndez, titular de la CONAETI. De esta manera se seguirá de cerca el objetivo final de llegar a la total erradicación de la problemática en la Argentina para 2015.

Como indicó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a principios de febrero, el trabajo infantil descendió del 6,5% que se registraba en 2004 al 2,2% en 2012.
0No comments yet