Check the new version here

Popular channels

Manual para entender a las mujeres


Lo que tus antepasados se olvidaron de enseñarte y lo que ellas usan para ganarte en el juego. ¿Preparado para igualar las cosas


Hay muchas cosas que no sabemos sobre las mujeres, y la verdad es que hay bastante que aprender, sobre todo, en el ámbito psicológico.

En este post les traigo datos que muy probablemente les servirán en el futuro, cuando se relacionen con mujeres. (Ya que ahora no se relacionan con nadie por estar en Taringa)




1. Cómo seleccionan las mujeres: el descarte

"Hay dos tipos de personas en el mundo: hombres y mujeres. No le deis más vueltas."[/color]



Las mujeres, para seleccionar hombres utilizan un método que llamaremos descarte, ya que es esto precisamente lo que hace para elegir pareja, descartar. Para ilustrarles esto pondremos un sencillo ejemplo:

Imagina que eres profesor de una universidad, y tienes que seleccionar entre todos los alumnos a uno para que represente a la universidad en un concurso. No tienes tiempo para hacer una entrevista exhaustiva a todos los alumnos de la universidad, asi que, ¿cómo los seleccionas?, muy sencillo, por descarte.

Le haces unas sencillas preguntas a cada uno y sobre tus primeras impresiones comenzarás a descartar alumnos. ¿Qué significa esto?, que puedes ir descartando al alumno más adecuado para que te represente en el concurso, y además, te estás asegurando de que no pasa ninguno que no merezca la pena. La teoría del mal menor, puede que no consiga lo mejor, pero tampoco me quedaré con algo malo.

Pues bien, esto mismo es lo que hace una mujer para seleccionar a un hombre, descartar, ella te realiza una entrevista en la que te pone a prueba por cosas absurdas, como por ejemplo, si te gustan las peliculas del vampirito de Crepúsculo o no. Mientras tu, tienes que contestar a sus absurdas preguntas, pensando en la respuesta que más le gustará a ella y que más te calificará a ti en su tabla de valores. Después de hacer todas las entrevistas a los candidatos que llegan, ella descartará a los que crea menos adecuados para su situación o para su fin (si, las mujeres también son egoístas, por si no te habías dado cuenta), corriendo el riesgo así de descartar a su príncipe azul, pero asegurándose de quedarse con un candidato con una puntuación sobre la media.

Ahora sólo tienes que asegurarte de estar en el grupo de los que se quedan.

Lo sé, lo tenemos bastante jodido, pero esto hace que estemos más nivelados en el juego.




2. Qué es lo que ellas quieren ver cuando te miran


"Seamos claros. Hablando cruelmente, ¿cuánto crees que vales?."




Las mujeres, a la hora de elegir una pareja, son mucho más perfeccionistas que los hombres, por eso, ellas se fijan en muchísimos más detalles que no sean unas tetas y un culo.

Existen varios factores a través de los cuales una mujer te clasifica entre proveedor o protector (para que tú me entiendas, ellas diferencian si eres carne para una noche o material de boda), y te da una puntuación en su escala de valor. Es decir, una mujer te califica, y no contenta con eso, también te clasifica. Estos factores son los siguientes:
•Físico.
•Carisma.
•Poder social.
•Capacidad de protección.
"El físico no importa". Esta es la primera gran mentira que te brinda una mujer. Claro que les importa el físico, a ti también te gustan las mujeres con las proporciones adecuadas. Si es cierto, que ellas le dan menos importancia al físico que nosotros. Recordemos que el fin del apareamiento y la unión de una pareja es la supervivencia, y claro que un hombre fuerte está más capacitado para darle protección y alimento, a través de la caza, que un hombre gordito. Te califican por el físico, pero no te deprimas si eres bajito y poco atractivo, existen muchas formas de solventar esa carencia.

El segundo de estos factores es lo que llamamos "carisma". Es decir, una persona carismática es esa persona que tiene un gran poder de atracción para con los suyos, que sin ni siquiera abrir la boca es capaz de hacer que la gente la siga hasta el fin del mundo. Por regla general será el líder de su grupo, y será una persona de la que la sociedad quiere rodearse.

El siguiente factor lo denominamos "poder social". Una persona con poder social es ésta a la que otras envidian por ello y que puede tener la capacidad de hacer que la gente cambie de idea única y exclusivamente por este poder. Este factor va estrechamente ligado con el carisma, es decir, se puede tener carisma sin tener poder social, pero no se puede tener poder social sin ser una persona carismática (los famosos se incluyen dentro de este grupo debido a la gran movilización de masas que producen). Esto suele ir condicionado al trabajo, es decir, cuanto mayor sea tu cargo en la empresa mayor es tu poder social. Pongamos por ejemplo un relaciones públicas de cualquier discoteca, dispone de poder social ya que puede otorgar entradas VIP a la gente, pero seguramente, el dueño de la discoteca tiene más poder social que él.

El último factor es la "capacidad de protección". Este es el único factor que te califica como protector, ya que los tres anteriores son factores de proveedor. Esto no es ni más ni menos que cuanto puedes proteger a tu familia. Por ejemplo, si tienes un trabajo fijo tu capacidad de protección aumenta, debido a que tienes una mayor estabilidad en la vida y eso proporciona seguridad a la supervivencia tuya y de tu familia.


3. ¿Cuando tienes novia ligas más?


"Hay mujeres que quieren tanto a sus maridos que, para no usarlos, toman el de sus amigas." (Alejandro Dumas)



Ésta, es una pregunta que todos nos hemos hecho algunas vez. ¿A ti no te parece que cuándo tienes novia ligas más? Parece que huelen que no estamos desesperados.

La respuesta es sí. Ligas más. Pero todo tiene su explicación. Remontémonos 50000 años atrás.

Imagina que eres una mujer de entonces, sexy, con el pelo revuelto, peludita... ¿La tienes en mente? Continuemos.

Imagina que tienes que elegir quién va a ser el padre de tus hijos, y tienes que escoger bien, porque no quieres un macho que te deje tirada a la primera de cambio para irse con la neandertal rubia con los pechos tungentes.

Entonces, ¿qué ocurre?, tienes que invertir esfuerzo y tiempo en hacer pasar una series de pruebas a los hombres para saber cuál será el candidato menos erróneo (recordemos el método de selección de una mujer). Pero, ¿y qué ocurre si le quito el candidato a otra?. Eso significa que ese tiempo y esfuerzo que debería de invertir en ver si el candidato merece la pena, ya lo ha hecho otra mujer por mi.

Pues sí, esa es la realidad por la que cuando tienes novia ligas más. No es que vean que no estás desesperado, ni que lo huelan, ni nada de eso. Simplemente ven que alguien ya te ha escogido como candidato para la procreación y la supervivencia de la especie, por lo tanto, no puedes ser tan mal candidato.

Para concluir, te eligen simplemente para ahorrar tiempo y esfuerzo, espíritu ahorrador puro y duro. (Luego somos nosotros los cabrones)



4. Punto de Ultimo Arrepentimiento y Punto de No Retorno

"El que se arrepiente de haber pecado es casi inocente" (Séneca)

Lo que no te dijeron de las mujeres

Nos encontramos ante dos puntos tremendamente complicados de la relación entre hombres y mujeres. El Punto de Último Arrepentimiento (PUA) y el Punto de No Retorno (PNR) son dos momentos muy importantes para poder avanzar con una mujer. Pueden darse los dos por separado o, en cambio, ir uno seguido de otro. Una cosa sí es segura, si te encuentras ante cualquiera de estos puntos y no lo resuelves favorablemente, acabas de meter la pata hasta el fondo.

El PUA suele darse en el momento antes de una interacción física entre ambos sujetos, por ejemplo, un beso, "profundizar" un poco más en la relación o, más comúnmente, antes del sexo. Es un punto en el que la mujer tiene la última oportunidad de decir que no, es decir, si está justo antes de tener sexo, está al borde del abismo, es su última oportunidad de encomendar su alma a Dios y salvarse.

Se da muchísimo más en mujeres que en hombres, debido a que los hombres tenemos la cortesía de no rechazar casi nunca una oferta que se nos proponga, somos así de educados.

Pongámonos en situación. Imagina que quedas con una chica para cenar. Tras la cena, te dispones a llevarla a casa para tomaros "la última copa". Le enseñas tu habitación y surge la magia, que bien tener una cama a mano en ese momento. Comienzan a besarse, tus manos comienzan a deslizarse por las zonas privadas de caza y tu temperatura sube hasta límites insospechados. Se desnudan pero, cuando tu ya te dispones a entrar a matar cual torero en mitad del ruedo, por desgracia, ella no quiere tener sexo contigo.

¿Disculpa?. Si, has leído bien. NO QUIERE TENER SEXO CONTIGO. Pero, ¿y para qué te permite quitarle toda la ropa si luego no va a hacer nada?. Pues bien, eso es porque ella antes de empezar a besarte probablemente no sabía que no quería sexo contigo, de hecho, éste es un sentimiento que le ha surgido de repente, así que amigo, desafortunadamente te has encontrado con un PUA.

Si te estás preguntando que deberías hacer en ese momento si te encontraras en la situación anterior es muy sencillo, RESPÉTALA!!!. Si, no te enfades ni nada por el estilo, ni la llames "calientabraguetas" ni ninguna cosa así. Existe la posibilidad de que este punto sea sólo una prueba más por la que tengas que pasar, es posible que sea una simple súplica de demanda de atención. Pero si no es así, ella no tiene la culpa de lo que acaba de ocurrirle. No quiere jugar contigo, simplemente la genética manda. Está programada para preguntarse en todo momento si está con el chico adecuado. Has sufrido las consecuencias de una de los muchos mecanismos de defensa de la mujer para la supervivencia de la especie. Agradéceselo a la evolución femenina.

Si te ocurre esto existen dos finales alternativos en la historia. El primero es que las ganas que tenga la chica de estar contigo superen sus dudas y superes sus defensas femeninas. El segundo final, menos favorable para ti, implica que esa situación deriva en un PNR, en el que las cosas ya no pueden volver a ser lo mismo.

El PNR se da muchas más veces que el PUA. Si vas a besar a una chica, en el momento en el que ella se da cuenta de que tu quieres besarla, entras en un PNR, es decir, independientemente de la reacción de la afortunada, la situación ya no va a volver a ser igual. Si acepta el beso tu relación avanzará y si lo rechaza... mejor que vayas pensando en que te guste otra chica.

Existen dos tipos de PNR, el Inducido y el Automático. El inducido es el PNR que tu creas, es decir, tu le das un beso intencionadamente, estás siendo consciente de que entras en un PNR y lo aceptas como tal. El PNR Automático es un poco más jodido, ya que se crea a partir de un PNR ya superado, es decir, teniendo la misma situación que antes, vas a besar a la chica y esta acepta el beso, ya has superado el PNR. Pero cual es tu sorpresa cuando rechaza un segundo beso. ¿Qué ha pasado?. Muy sencillo, la chica se ha encontrado en un PUA y sus dudas han superado sus ganas, eso ha desembocado en un PNR. La diferencia está clara entre los dos tipos de PNR, uno lo induces tú y el otro lo activa la defensa de la mujer.

Sólo espero que esto no te ocurra a ti, pero si te ocurre, recuerda lo que dijo un sabio "La templanza es una cualidad del hombre".



[/color]
0No comments yet