Check the new version here

Popular channels

Marihuana: 6 realidades sobre su industria legal.



Pirmero que nada, aclaro que el siguiente artículo es una traducción y adaptación hecha por mí, sobre que pueden encontrar en este link:

http://www.cracked.com/article_21582_6-surprising-realities-legal-weed-industry.html



6 sorprendentes realidades sobre la industria de la marihuana legal



La marihuana es hoy más popular que nunca y cada vez más legalizada en el mundo.
Ha sido legalizada en Washington, Colorado y Maine, Porrland. Mientras tanto, hay miles de cultivadores medicinales legales en California y en otros 22 estados, lo que ha vuelto a la "mala hierva" en el más grande cultivo comercial.
Cracked quería saber toda la verdad sobre fumarse de manera respetable, así que envió un reportero" a la cuna norteamericana del porro: el norte de California. Él (o ella) "investigó" sobre varias operaciones de cultivo legal y habló con gente de cada nivel de la industria. Los viáticos casi nos llevan a la bancarrota, así que estamos seguros de que esto es bueno.



6) Hay toda una industria dedicada solo a hacer que la marihuana sea bella.

La marihuana es uno de esos raros productos en los que lo que ves es exactamente lo que comprás. Alguien te entrega una bolsita con la mercancía, vos le pagas unos mangos, listo. La "publicidad" comienza y termina en: "Hey, ¿querés comprar un poco de hierba?"
Para que les queda más claro, acá pueden ver una pieza de marihuana medicinal de calidad, como se ve cuando la comprás:




Notarás que es como un lindo y prolijo churrito verde. Y así es como se veía en la planta antes de ser cosechada:



Gran parte de todo eso es marihuana perfectamente fumable, pero es cortada por un ejercito de trabajadores hippies inmigrantes. Hasta la mitad del peso total de la planta cosechada se corta y se tira o (más comúnmente) se convierte en hashish. El único objetivo de todo esto es que la cosa se vea más apetecible (?) para un amplio sector de los consumidores, quienes les podemos asegurar, no les importa un pomo.

Los trabajadores inmigrantes que hacen todo esto suelen ser llamados "trimmigrans", y cada año inundan ciudades como Chico y condados como Humboldt, en el norte de California. Los Home Depots (lugares donde se hace el proceso) incluso ponen anuncios con forma de tijeras cuando empieza la temporada.
Se puede ver a los trimmigrants caminando a al costado de la ruta, esperando encontrar algún puesto para trabajar. Si son contratados por algún productor, pueden llegar a ganar U$S 200 por libra por corte. Lo más que puede llegar a cortar es en promedio 2 o 3 libras por día. Algunos de los cosecheros tienen la esperanza de hacer entre 8000 y 10000 dolares en un periodo de 3 meses, solo por escuchar música en sus iPod mientras maltratan las plantas. ¿Quién dijo que la universidad no te prepara para el mercado laboral?

Sin embargo, hay consecuencias de este excesivo "embellecimiento" de la MJ: todo lo que alguna vez te has fumado, ha pasado un montón de tiempo en las manos de alguien: lo que significa que...



5) Esa "droga tan natural y segura" en realidad podría estar llena de jodidas toxinas.



La mayor parte de la marihuana (incluso la legal de California) es cultivada al aire libre. ¿Y vos sabés a qué más le gusta crecer al aire libre? A otras plantas.
Shockeante, lo sé.




Hablando de plantas, ¿sabés cual es una? El roble venenoso. En caso de que no estés familiarizado, es una tipo de planta significativamente menos divertida, que te deja la piel ampollada y ardiendo en vez de ayudarte a entender un solo de flauta de Jetro Tull. Y en cruel giro del destino, al roble venenoso le encanta crecer alrededor de las plantas de cannabis. Si estos contaminantes ya vienen en la naturaleza ¿qué se le va a hacer? No se puede lavarlo así nomas.
Podrías tirar todo a la basura, pero pensá en toda la gente que has conocido que fuma, cultiva o vende, y luego pensá en todas las veces que los viste desechando el producto. Si ese número de mayor que cero, felicitaciones: son un policía.

¡Ah! ¡Y luego están los pesticidas! Casi todos los agricultores y cosecheros entrevistados, reconocian usar pesticidas en sus plantas.
Esto es literalmente una cuestión de dinero: los productores no están por arriesgarse a perder plata por culpa de un montón de bichos.
Los exámenes realizados por oficiales de la fiscalía de Los Angeles encontraron niveles extremadamente altos de bifentrina (pesticida) en 2 de cada 3 cepas.
Con el uso de pesticidas aparecen partes de bichos muertos, que deben ser recogidos de los cogollos. y por cierto, ¿las manos con las que desbichan las plantas? No están particularmente limpias tampoco. Los cortadores no suelen usar guantes, y cuando tenés un montón de gente hacinadas en una cabaña, en un bosque, durante todo el invierno, algunos tieden a enfermarse, no sé si me explico.



"Ahora fumate este pañuelito"

"Muchos estornudan directo sobre las plantas" confirmó una fuente levemente "feliz". "No puedes evitarlo"

Los científicos que analizan la marihuana han incluso encontrado rastros de salmonela y E-fucking-coli en hierba de "grado farmacéutico". En fin, en defensa de los cosecheros, digamos que sus tortillas son muy ricas y que las canillas no siempre funcionan.



4) El porro puede ser bastante difícil de controlar.

La marihuana de hoy es entre dos y siete veces más fuerte de lo fue en los años 70.
Las plantas hembras, ya sea que estén alojadas en interiores o al aire libre, se ocultan lejos de las miradas indiscretas de plantas macho. Privadas de orgasmos inducidos por la gloriosa polinización, la dama-cannabis genera más y más THC, en una llamada de apareamiento desesperada y alucinógena.




Pero como nos enseñara Jeff Goldblum, la vida encuentra su camino. En el caso de la marihuana, encuentra la manera de cobrarse este celibato obligatorio. Los cosecheros comentan sobre las alergias que se ganan por las largas exposiciones.

"Había estado cortando durante dos meses y medio, cuando me di cuenta de que las muñecas me picaban todo el tiempo. Y se me metía en el corpiño, así que me picaban también las tetas. Después de un rato, te pica todo, todo el tiempo".




La buena marihuana (la única que se cultiva para su uso legal) también está llena de pequeños cristales de THC llamado kief, quife. El kief está por todas partes, se mete por todos lados. Tiñe tus manos de negro. A las pocas horas los dedos están cubiertos con suficiente hash para calificar como delito grave en la mayoría de los estados. Es un "alquitrán pegajoso" que cubre las manos:
"No te podés limpiar la cara, porque cada vez tenés más y mas kief en los dedos y se te mete en los ojos. Duele, y hace que las alergias enloquezcan a todos"

Otro cosechero comentó: "... Tuvimos un par de personas que desarrollaron infecciones respiratorias muy graves por inhalación que durante todo el día. Una chica que vino conmigo sigue tosiendo como una tormenta. Nunca se le fue."





3) Aun cuando es legal, no es legal.



El cultivo de marihuana legal es una industria con menos regulación que la gente que vende cristales como si fuera un fármaco para la salud.
Algunos plantíos son lugares encantadores (pequeñas casas o cabañas en el medio de la nada llenas de grupos de industriosos hippies amigables que fuman porro y hacen dinero. Pero es no es eficiente para más grandes y menos legales. Hay declaraciones de gente con experiencia en esto también. Ellos cuentan historias de trabajo en enormes graneros, con corrientes de aire en pleno invierno, agrupados en torno a largas mesas en grandes grupos. Esencialmente, fabricas de explotación marihuaneras.




"Aquí somos bastante prescindibles, y muy reemplazables. Se espera que estés sentado 16 hs por día, solamente cortando meticulosamente pequeños trozos por horas"
"Sin higiene, ademas. Ellos no necesitan proveerte de eso, no hay baños."




Un montón de cosecheros están en el país ilegalmente. Chicos de países como Dinamarca, Suecia, Alemania y España, que vienen de sus países a hacer un poco de dinero libre de impuestos, y son explotados por gente que no habla sus idiomas y no entiende sus quejas.
Porque no hay un "Centro de atención al consumidor" para los agricultores de la marihuana. Hay historias de cosecheros que, al final de un mes de trabajo, son echados de la granja a punta de pistola y sin recibir un centavo. ¿Qué pueden hacer, llamar a la policía, y decir "Ey, no me han pagado por mi trabajo posiblemente ilegal"?




Nos cuenta el cronista:
El granjero con quien estuve tiene licencia de productor medicinal del estado de California. Las copias de la licencia están pegadas en la casa de cultivo, y todas las medidas posibles se han tomado para asegurarse de que la granja sea legal ante la ley de California. Pero cultivar cannabis sigue siendo un delito federal. A esta altura, en nuestro camino a la granja, detrás de nuestro auto apareció un camión. Mi fuente se salió en un desvío, y manejó más de un kilómetro fuera del camino principal hacía cualquier parte, hasta que dejaron de seguirnos. Solo entonces volvió y llevamos a destino.

Dijo: "Me asusto cuando veo dos autos negros, o coches con patente exenta (se refiere a vehículos de propiedad del gobierno) y asumo que me están siguiendo. Ves grandes camiones blancos y piensas que son del gobierno, demasiado limpios. Si es viejo y sucio no es para preocuparse, pero si tenés un auto limpio, acá o sos rico o sos policía"

Tampoco son miedos fantasma, vivir del cultivo de marihuana significa tratar con helicópteros rondando sobre tu casa habitualmente.




"Estaba por ir a acostarme y un helicóptero empezó a dar vueltas en círculo por la zona. Pensé que me habían jodido, y pasaría la noche en la cárcel. Dieron varias vueltas durante 10 minutos. Realmente ruidoso y notorio. Apagué las luces. Entonces pensé: Si de verdad me van a agarrar, ¿tenían que hacerlo un sábado a las 10 PM?

Esos helicópteros son la única "supervisión" en la industria de la marihuana legal. La FDA no regula estas cosas, así que no hay ninguna ley sobre qué pesticidas se puede utilizar o cuántos cadáveres baquitas de San Antonio se permiten por onza. Incluso con la medicinal o simplemente legal, hay muy poca regulación. (Oregon es uno de los pocos estados con leyes que requieren dispensarios para probar su mala hierba, y eso es un cambio reciente.)






2) La industria de la mariguana legal está dañando el medio ambiente.



Para cada productor se permite un máximo de 99 plantas en virtud de la ley estatal. Dependiendo de la época de la cosecha y de la habilidad del agricultor, que puede ser en cualquier lugar de 50 o 60 a un par de cientos de kilos de cannabis.

"Sin descontar los costos, una granja puede ganar entre $ 300 mil y $ 1,2 millones."





No es de extrañar que - según algunas fuentes - la marihuana puede ser el cultivo más valioso en los Estados Unidos. El maíz y el trigo valen 23 mil millones dólares y $ 8 mil millones, respectivamente. El valor total anual de la cosecha de marihuana podría ser tan alto como $ 100 mil millones. En California se cultiva la inmensa mayoría de la marihuana en Estados Unidos. Estamos hablando de más de 21 millones de plantas, y eso es sólo los legales.




A 99 plantas por finca, podría haber más de 200.000 granjas de marihuana, casi todas ellas ubicadas a 200 millas una de la otra. Y estas granjas no son todos de alta tecnología, las operaciones interiores como ustedes vieron en "Weeds". Los cultivos al aire libre son ocho veces más comunes que los interiores. Es una cuestión de dinero para la mayoría de los productores: La suciedad y la luz solar son libres porque Dios no te da ningún recibo de la luz.

Pero el precio de esta cosecha es mayor que unos los arrugados $20 de unos locos Doritos que inducen a un ataque cardíaco. Y lo que los invernaderos de interior hay básicamente añadir un largo trozo de 60 pies de barras de refuerzo en la espalda del camello que es la red eléctrica de California. El cultivo de hierba en interiores aporta el 8 por ciento del consumo energético de los hogares de California, la friolera de 4 millones de toneladas de gases de efecto invernadero por año. Esos son otros 1 millón de automóviles por valor de pedos robot en la atmósfera de California.




A escala nacional, la marihuana representa aproximadamente el %2 del consumo de energía hogareña.
A muchos defensores de la marihuana medicinal les gusta reflejar la batalla de la marihuana entre las tóxicas y corruptas farmacéuticas, y el sagrado e inmaculado poder de la cannabis.
Pero vale la pena señalar que la producción de marihuana en USA requiere 6 veces más energía que toda la industria farmacéutica del país.

Una de las granjas visitadas por esta investigación, declaró usar entre 2000 y 3000 galones de agua por semana. Una granja promedio usa alrededor de 6 galones por planta por día. Desde que California está en un estado permanente de sequía, algunos granjeros han tomado agua de re-entuvamientos de aguas de arroyos naturales y ríos. Se han tomado tanta agua que algunos cursos de agua han perdido sus poblaciones de peces.

Quizás si se lo deletrean de otra forma, los hippies prestarían un poquito de atención.




1) Los productores no quieren que sea legal.



Ahora, California se encuentra en medio de una fiebre del oro. Los cosecheros llegan cargando nada más que lo que entra en una mochila y un sueño de ganar suficiente dinero para comprar un coche o financiar un año de universidad. Los productores cuentan con miles de dólares de inversión y la noble aspiración de asfixia a un burro con fajos enormes de dinero en efectivo. Ambos grupos pueden alcanzar sus objetivos de forma segura, siempre y cuando juegan las tres reglas bastante simples: Manténgase tranqui, consiga una licencia, y el use dinero en efectivo.

Pero la plata dulce puede que tenga sus días contados en el norte de California. Los amantes del porro de todos el país viven con la esperanza de lo mismo que los cultivadores temen: la legalización.
Legalizar significa controles federales, licencias, cuentas bancarias, y normas sobre cuantos cosecheros podés meter en una cabaña sin un baño que funcione. En otras palabras, el fin de la fiebre del oro verde.




Hay una razón por la cual los productores de California se opusieron a la Enmienda 19, de 2010, para legalizar de una vez la marihuana en ese estado. La principal fuente de este artículo apoya la legalización porque "nadie debería ir preso por fumar un porro". Pero él era la excepción, pues la mayoría de los productores de los condados de Humboldt y Trinity votaron en contra de la 19.




Vale la pena señalar que los productores en Colorado y Washington no han visto exactamente colapsar sus beneficios. Pero esas personas todavía están pagando por sus motos de agua de oro sólido y jacuzzis con champán en efectivo. Los bancos no tomarán su dinero todavía, y eso hace que sea mucho más fácil evitar crap molestos como los impuestos. La pollera de la DEA y es una risa. A la mierda con el IRS y el martillo viene abajo. Los agricultores son muy conscientes de su inminente desaparición:

"La mayoría de nosotros sabemos que sólo tenemos cuatro o cinco años más como este, antes de Philip-Morris o Marlboro se metan en el negocio. Estamos en Main Street EE.UU., y el Walmart de la yerba está por venir."



+1
0
0
0No comments yet