Check the new version here

Popular channels

marihuana orgánica,furor en ee. uu.

La marihuana orgánica está por las nubes en EE.UU.






Cerca del 80 por ciento del consumo de marihuana en EE.UU. ya no es importado, sino que es cannabis orgánica cosechada en hogares estadounidenses


Hace tiempo que el contrabando de marihuana a Estados Unidos dejó de ser un negocio rentable. Un boom sin precedentes de la nueva industria estadounidense de cannabis orgánica, que se cosecha en trece estados, abastece entre el 70 y 80 por ciento de los consumidores internos. Esto contribuyó a que la hierba procedente de México –“contaminada con pesticidas químicos que atentan contra la salud de quienes la consumen para uso médico, religioso o recreativo”– se redujera a menos de 30 por ciento del consumo total. Hoy los agricultores, traficantes y vendedores de la codiciada marihuana orgánica, tan sólo en California, estiman ganancias para 2008 de entre 50 y 70 millones de dólares. Grupos que favorecen su legalización, encabezados por la poderosa Organización de Reformas a las Leyes de la Marihuana (Norlm), con sede en Washington, preparan un nuevo proyecto de ley que presentarán ante el Congreso, a la vez que coordinan una cruzada mundial para nominar al profesor emérito de la Universidad de Rotterdam, doctor Louk Hulsman, y al Ministerio de Salud y Bienestar de los Países Bajos como candidatos al Premio Nobel de la Paz 2009 por minimizar el consumo sin tener que gastar millones de dólares para consignar o encarcelar a quienes la fuman.

Allan St. Pierre, presidente de Norlm, enfatiza que los presidentes de Estados Unidos “actúan con una gran hipocresía” pues por una parte reconocen que fueron consumidores y por otra están conscientes de que su país es el mayor mercado en el juego de la oferta y la demanda de estupefacientes. “Aun así, insisten en denostar, descalificar y seguir con una política intimidatoria para amedrentar a México, Colombia o Afganistán, por mencionar algunas naciones productoras, a las cuales les endosan un problema que Estados Unidos tiene la obligación de resolver de manera humana y responsable al interior de su territorio”. Reveló también que países como Canadá y Jamaica se han pronunciado en favor de la legalización, pero las presiones de Washington tienen un peso tan poderoso que ambos gobiernos optaron por archivar el asunto.

Dos días después de la toma de posesión de Obama, la cadena Cnbc transmitió un reportaje especial titulado “Marihuana Inc.: Dentro de la Industria de la Marihuana Norteamericana”, realizado por la reportera Trish Regan. El programa fue tan impactante que se repitió dos veces más: el domingo 25 y el martes 27 de enero. El pasado jueves, la cadena de TV publicó una encuesta de los televidentes a nivel nacional que se manifestaron en un 97 por ciento a favor de la descriminalización del uso de la hierba. Los antecedentes de esta transmisión se remiten a una triste y fatal historia real, ocurrida en una universidad de Florida, y que propició la necesidad de una investigación más profunda al poner en evidencia a Washington y sus agencias encargadas de aplicar las leyes antinarcóticos.

Allan St. Pierre y Trish Regan coinciden en que hoy las cárceles de su país tienen una población de alrededor de 87 mil presos, hombres y mujeres, “sólo por consumir marihuana”, mientras que los agricultores que la cosechan y sus vendedores y traficantes deambulan libremente por el país. “Calculamos –dijo el director de Norlm– que por cada diez reos que cumplen condenas por fumar marihuana, uno es productor y los nueve restantes consumidores”. La NBC, por su parte, reconoció que la siembra y venta de la “marihuana americana”, la mejor y más potente del mundo, es sin duda “un mercado financiero y de negocios” que beneficia a más de 340 millones de personas en el mundo que compran las semillas por correo y que, de éstas, 95 millones son estadounidenses que incluso la cosechan en los jardines de sus casas.

Musicalizado con un tema de reggae jamaiquino que popularizó su máximo intérprete, Bob Marley, la NBC eligió una cadenciosa canción que repetía una y otra vez: “Sweet Sin Semilla Garden”.
Trish Regan habló con fumadores recreativos que la usan simplemente porque la disfrutan. Su posición fue que a diferencia de otras muchas drogas, sobre todo las legales como el tabaco y el alcohol, “hasta hoy nadie ha muerto por fumar marihuana”. En este sentido, la World Association of Medical Editors señaló que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas ocasiona la muerte a más de 80 mil estadounidenses anualmente –la tercera causa de fallecimientos en el país–, y la adicción al tabaco mata a más de dos millones, de acuerdo a la American Cancer Association.
St. Pierre destacó que Estados Unidos evita mencionar que la marihuana es el cultivo de mayor valor en la “economía familiar y de venta al por menor en Estados Unidos, muy por encima del maíz, el trigo y el algodón”. Informó que esta industria equivale a dos veces la cosecha de soja y a más de tres veces la de hortalizas, y que pese a los esfuerzos por erradicarla, su volumen de producción “se ha multiplicado por diez en los últimos 25 años, pasando de mil toneladas métricas en 1981 a 10 mil en 2006”.

Según Norlm, “lo que está verdaderamente mal es que ante evidencias tan irrefutables Washington se niegue a legalizar la marihuana y se niegue a convertirla, de una vez por todas, en una empresa como las que fabrican bebidas alcohólicas o tabaco... ¿Cuál sería la diferencia entre Marihuana Inc, Philip Morris Inc, Marlboro Inc o Seagrams Inc?”.


FUENTE
0
0
0
0
0No comments yet