Canales populares

Más que rastas y Reggae

Si al momento que escuchas Rastafari, lo primero que se te viene a la mente son “rastas” en el cabello, reggae y ganja – todo esto envuelto en papel de celulosa con los colores verde, amarillo y rojo- estás muy alejado de lo que el movimiento Rastafari es en realidad. Para romper con los estereotipos y ampliar un poco el conocimiento colectivo, este artículo estará dedicado al famoso, pero poco conocido Movimiento Rastafari.

Bandera Rastafari que identifica a su movimiento. El león de Judhá se presenta como figura principal.

El Rastafarismo es un movimiento espiritual abrahámico resultado del sincretismo de varias creencias, el cual toma un discurso afrocentrista de liberación.

Los Deadlocks, que comúnmente son mal llamadas rastas, es el peinado que identifica al Rastafari, ya que éstas simulan la melena de un león, el animal representante de los adeptos al movimiento Rastafari.

Dado su alto nivel de sincretismo, el estudio del Rastafari se ha encontrado con grandes dificultades para realizar un análisis general de su doctrina, pues según sus fieles, cada uno es dependiente de su fe, resultando en la existencia de un gran número de diferencias ente las prácticas de sus fieles. Esto no quiere decir que no exista como tal un sistema de creencias o ceremonias eclesiásticas establecidas.
Se considera que el Rastafarismo es consecuencia de los ideales proclamados por el empresario, periodista y luchador de las causas de la etnia negra Marcus Garvey, fundador de la “Asociación Universal para la Mejora del Hombre Negro” (UNIA por sus siglas en inglés). Dicha asociación tenía como objetivo “Unir a toda la gente de origen africano del mundo en un sólo cuerpo para establecer un país y establecer un gobierno absolutamente propios”.



Marcus Garvey

Durante uno de sus mítines, Garvey enunció una frase que sería tomada como una profecía, y por la cual, darían comienzo a la interpretación de sus preceptos políticos, como verdades religiosas; sus palabras fueron: “Miren a África, un rey negro será coronado porque el día de la liberación está cerca”. Esta frase fue interpretada como profecía a la coronación de Haile Selassie, convirtiéndose en el emperador de Etiopía. Hay que tomar en cuenta que el término Rastafari proviene de “Ras” que significa Jefe en idioma amhárico y “Tafari” que significa creador el cual además fue el nombre original de Selassie.


Haile Selassie

Selassie fue el emperador de Etiopía entre 1943 y 1974. Entre los rastas él es la reencarnación en la tierra de Jah, considerándolo como el Rey de los Rastafari, encargado de liberarlos de la opresión blanca eurocentrista, par llevarlos a su tierra prometida.
Hay que tomar en cuenta que ni Marcus Garvey (que por los rastafaris es tomado como la reencarnación de Juan el Bautista) o Haile Selassie estuvieron involucrados directamente con el movimiento Rastafari. Incluso fue Selassie quien fundó la fugaz “Iglesia Cristiana Copta Jamaicana” precisamente para erradicar la creencia de que él era la reencarnación de Jah.


Los colores representan los estándares del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, esto según la interpretación Rastafari del apartado del libro del Génesis (Génesis 9:1 -17)

El principio abrahámico del Rastafarismo dota de ciertos elementos judaicos y cristianos:

1.Los Rastas (nombre asignado a los seguidores del Rastafari) creen que ellos y el resto de las personas de etnia negra son descendientes de los antiguos israelitas, siendo que Etiopía fue fundada por Manelik I, hijo de Salomón y la reina Saba.

2.Su único dios es Jah, abreviación de Yahveh.

3.Llaman como “Sion” a su tierra prometida, pero a diferencia del judaísmo, ésta se encuentra en la actual Etiopía y no en Israel.

4.Creen que Jah tuvo tres reencarnaciones: Melquisedec, Jesús y Haile Selassie.

5.Toman como libro sagrado a la Biblia, pero ésta es interpretada a su propia manera, ya que según ellos, ha sido manipulada y manchada por el eurocentrismo racista blanco, los rastas le designan el nombre de Holy Piby.

6.La asamblea espiritual Rastafari se asemeja en mucho a los testamentos religiosos judíos.



La popularización del Rastafari se dio gracias a personajes como Bob Marley.

La popularización del Movimiento Rastafari se dio gracias a la música Reggae (que no necesariamente está vinculada directamente con el Rastafari), y por la cual cantautores como Bob Marley encontraron una vía efectiva para comunicar sus ideas. Esta popularización masiva provocó un fenómeno de “teléfono descompuesto”, el cual rodeó de un aro de prejuicios a la imagen del rasta, así como el surgimiento de polémicas públicas como el uso habitual de la marihuana.
Respondiendo a lo que muchos creen erróneamente, el uso de la marihuana está estrictamente reservada a fines espirituales, y el uso lúdico está mal visto por los rastas.



El uso de la cannabis dentro del Rastafari es vista espiritualmente, y no simplemente de manera recreativa.

El papel espiritual de la Marihuana comenzó desde la propagación de la creencia que dicha planta creció a un costado de la tumba del Rey Salomón. Asimismo esta característica espiritual fue afianzada por la interpretación canábica que se le da a un gran número de pasajes bíblicos; según ellos, la marihuana fue creada por Jah para que sirviera a la humanidad como un medio de sanación espiritual, ya que ésta permite llegar a la correcta meditación, logrando percibir la presencia divina del todopoderoso.
Dentro el Rastarafi no todo es “buena vibra”, ya que la homofobia y el racismo están presentes en este movimiento, los cuales son reflejados en las letras de algunas de sus canciones, así como la postura a favor por parte de algunos de sus integrantes con respecto a la política pública en contra de la comunidad LGBT por parte del Estado Jamaiquino.
0
0
0
0No hay comentarios