Check the new version here

Popular channels

MegaPost de Corrupción en la Administración Pública

Lee y aprende como se roba en el Estado.


Dos cosas antes de empezar:

1.- Obviamente, ésto no es una apología, sino una critica.

2.- Ese dinero que se va es dinero de todos. Lo que sobra en regalitos del director provincial para su amante, le falta en el plato de comida a un nene en Formosa.


Vos pensabas que la única forma de robar en la administración pública era la coima, claro que no. La coima es solo un medio, un elemento de una estructura mucho más grande y aceitada. He aquí una reseña de las metodologías más usadas para robar en la administración pública. Disculpen si es larga pero creo que vale la pena leerla para conocer los pormenores del choreo en el Estado.


El Vale de Nafta





Sras. y Srs., con Uds. el Vale de Nafta, el primer escalón en el choreo del Estado. Aunque ya es un anacronismo y no debe haber lugar donde se los siga usando, los vales de nafta eran pequeños tickets usados por la administración para la compra de combustible en estaciones de servicio determinadas. La empresa, a fin de mes, pasaba el monto total de lo gastado. Como no se podía determinar quien había ido con el vale a comprar (originalmente debían ser los choferes del organismo) ni a la estación de servicio le importaba, total a fin de mes cobraba todo igual; todo este mecanismo se prestaba a que los empleados pidieran o se robaran los vales del trabajo. Hoy han quedado en el olvido, reemplazados por las tarjetas de combustible con carga y que tienen el nombre del chofer, para la cual se requiere presentar documento ante una compra.



El Ñoqui




No, no estamos hablando de una persona poco dotada por la naturaleza, ni tampoco de la pasta con la que nuestras madres nos deleitaban de chicos y que nuestras esposas se empecinan en no amasar porque se ensucian y además…engordan. Hablamos del posgrado de la inasistencia. Los ñoquis aquí referidos son también conocidos por todos. Son, ni mas ni menos, empleados públicos que no cumplen con su horario de trabajo, en la mayoría de los casos, ni siquiera hacen acto de presencia en sus organismos, sean un encargado de maestranza de una comisaría hasta un diputado. Eso si, todos los fines de mes, pasan a cobrar lo que les corresponde. De allí lo de ñoqui, porque hace años, los sueldos que se pagaban en efectivo y por caja de tesorería (no como ahora por cuenta bancaria), se abonaban el anteúltimo día hábil del mes, que generalmente caía en 29, o sea, el día de los ñoquis.



La Hora Extra




Por definición, la hora extra en el Estado no se cumple, sin importar el método de control de asistencia que exista para el empleado. Funciona en muchos casos como un sistema de compensación por antigüedad, ya que los aumentos de categoría generalmente están congelados, aunque como todo en el Estado se presenta a cuestiones discrecionales de jefes y directores. Algunos empleados en ejercicio de sus horas extras desafían la relatividad, el espacio y el tiempo. Hay empleados que además de sus 30 o 40 horas semanales de horario regular, cumplen 150 horas extras por semana (cuando la semana tiene 168 horas), ¿Cuándo dormirá ésta gente? Lo mismo sucede con quienes hacen horas extras un 30 de febrero o un 31 de noviembre.



La U.R.P.E.


La Unidad de Retribución Por Eficiencia o U.R.P.E. es por lejos el item más discrecional dentro de la administración. Se trata de un monto de dinero que el jefe o director entrega al empleado según su gusto y placer, por la eficiencia que éste ha tenido en el periodo de pago ¿Empleado Público- Eficiencia?...otra contradicción en si misma.
Sirve generalmente para compensar al empleado cuando el ritmo de trabajo aumenta o sea, cuando simplemente hay que trabajar.



La Caja Chica




La Caja Chica, La Cajita Felíz o simplemente La Caja, es un estándar en los gastos de la administración Pública. Como tal, está generalizada a tal punto que su presencia puede contarse en una pequeña delegación perdida en medio de la selva misionera o en la mismísima Secretaría Privada de Presidencia de la Nación. Es, simplemente eso, una caja o sobre con dinero en efectivo, que es mecanismo dispuesto desde que el mundo existe para que cada dependencia del Estado tenga para gastos diarios. Lógicamente, no se pueden realizar grandes erogaciones con ella, pero todo se dibuja si se tienen los comercios amigos correspondientes. Ciento cincuenta resmas de hojas y cartuchos de tinta para una repartición que no tiene impresoras, o noventa y dos bidones de agua para el dispenser de una oficina con tres personas, todo vale mientras el proveedor amigo nos dibuje la factura a cambio del pago de IVA. El negocio es redondo, dado que el comerciante podrá usar ese IVA facturado para vender sin ticket esas ciento cincuenta resmas o los ciento noventa y dos bidones que no le dieron a nadie. El problema: la legislación establece un monto máximo por compra, esto se puede saldar haciendo dos o tres facturas en el mismo lugar, pero que no sean correlativas en sus números.
La caja chica no es sólo un agujero por el que se van millones (cientos de millones) todos los meses sin mayor control que el de las facturas truchas, sino que es el pilar de todo el resto, el entrenamiento básico, las inferiores que hay que pasar para poder chorear en primera.



La Locación de Servicio




Es un mecanismo que el Estado también usa para negrear (contratar sin aguinaldo ni vacaciones pagas a personas para que hagan el mismo trabajo que podría hacer un Planta Permanente con todos los beneficios de la ley) pero que también utiliza como si se tratara de una obligación para hacer más dinero Es la perfección del ñoqui, un tipo que es contratado para que no trabaje y, al cobrar la contraprestación por el servicio que no realizó, separe la guita del monotributo y entregue el resto a la persona indicada. Es el mecanismo favorito para satisfacer a los militantes de menor rango, pero también viene joya para que los jefes hagan guita.
Funciona así: Un área que necesita de 15 empleados, cuenta con 10 de planta permanente. Toman a los cinco que faltan, pero lo hacen de esta forma: se contrata a 5 profesionales los cuales darán factura por el servicio por el cual les pagará. El sueldo será altísimo, pero a los profesionales se les pagará el monto equivalente a un salario mínimo y a lo que deben pagar de impuestos y el resto del dinero va a para a otra persona o personas, que obviamente no van nunca porque generalmente “trabajan” de militantes. Saquen la cuenta de cuánto se desvía por mes y multipliquen hasta el infinito de reparticiones públicas.



Licitación Directa





Es algo más suculento que la caja chica, aunque opera casi del mismo modo, dado que funciona para comprar de forma rápida pero por montos muy superiores. Al igual que la cajita feliz, se pueden dejar por escrito que se compraron quinientas computadoras que si se recibieron sandías no pasa nada. La mayor escala también aplica a los proveedores, que están registrados en un padrón y son felices por tener un socio que los ayude a blanquear. Así, por ejemplo, los comedores escolares solo pueden comprar alimentos en los mercados que establece el Consejo Escolar de cada municipio. ¿Será en Carrefour, WaltMart, Coto, Disco, Día %? ….claro que no. Será en “Alcancen y Despensa Manolito” donde el Sr. Manolo, casualmente, es pariente del Intendente o de la Consejera Escolar. Por supuesto, el paquete de arroz que en Carrefour te sale $5 en Manolito sale $20.



Licitación




Bienvenido a las ligas mayores, lince corrupto mesopotámico. La Licitación, así solita, es el mecanismo más entretenido, dado que conlleva tantos pasos a cumplir que el funcionario siente que realmente ganó el dinero por el empeño que le puso al choreo. Políticamente, funciona asi: Se hace el anuncio de la obra que se desea llevar a cabo, se pública en los medios como obliga la ley, se venden los pliegos donde se harán las ofertas, se reciben las ofertas, se abren los sobres y se elige al ganador tomando como parámetros menor costo, mayor beneficio o ambos.
Pero, antes de hacer el anuncio, ya se arregló con uno o con todos los oferentes. Las aperturas de sobres para demostrar transparencia son para la tribuna. Es como que la profesora nos pase las respuestas del examen y luego lo rindamos delante de todos. Si no se pudo arreglar para que los perdedores presupuesten más de quien debe ganar, se le pide al garantizado ganador que le agregue beneficios a su oferta para justificar el mayor costo. Beneficios que nadie comprobará y, si alguien se anima, no faltará quien pueda explicar su ausencia con el aumento de costos de las paritarias y la inflación.
Como ejemplo podemos poner que la inmensa mayoría de las obras públicas que ha llevado el kirchnerismo adelante las han ganado siempre los mismos tres: Electroingeniería, CPC (Cristóbal López) o Austral Construcciones (Lázaro Báez), pero cuidado, esto existe desde que se fundó el estado, no es particularidad de los K, lo hacen todos en todos lados, siempre.
Tras la sobrefacturación en la licitación obviamente, aparece el retorno, ese porcentaje hermoso que excede al costo de la obra. Originalmente, el retorno era del 10%, de allí lo de “Un Diego de coima”, luego fue de 15%, por eso a los argentinos nos decían teléfono celular “Si no pones el 15 adelante no funciona” Pero ese es el maravilloso pasado, hoy los retornos superan el 100% del valor de la compra u obra y, sumada a otro 100% de ganancia de las empresas por sobrefacturación, estamos hablando de sobreprecios del 300% o 400 % por cada licitación.
Por eso tardaron tanto en llamar a licitación para la red 4G de celulares, entendés lince, porque no había negocio para propios y amigos, no existía una posibilidad cierta de hacer una gran fiesta y, obviamente, porque las compañías están tan entongadas que acá podemos llegar a comunicarnos con palomas mensajeras sin que a ningún funcionario le caliente.



El Subsidio




Y llegamos a final de la escalera, no por monto del dinero que se pueda currar, sino por las facilidades que existen para entregarlo a discrecionalidad y con poco control a cualquier organismo, institución, empresa o lo que sea que argumente hacer un bien social y necesite guita.
Los subsidios son entregados discrecionalmente por la administración. Así, los funcionarios lo entregan al club de futbol que ellos mismo presiden, a la Fundación u O.N.G de la cual son parte, a la Cooperativa donde laburan sus punteros en el barrio, a una escuela que necesita hacer una reforma, pero con la condición que contraten a la empresa que ellos le digan, o para solventar los gastos de la Fiesta Nacional de la Cotorra en Mar de las Pampas. Por eso proliferaron tantas ONGs y Cooperativas en los últimos años, o creían que la gente era bien intencionada nada más.
Los subsidios deben justificarse, pero es todo chamullo. Si bien hay seguimiento del organismo que lo entrego, se aplican todas las metodologías anteriores y se trucha lo que se tenga que truchar para justificar la erogación.
El top de los subsidios son los entregados a las empresas privadas, ya sea de producción de bienes estratégicos o de servicios para que mantengan un valor establecido del producto o del servicio.
En el caso de los servicios de trenes, el subsidio pasó a ser el principal ingreso de las empresas concesionarias, por eso no te pedían el ticket, entendés, porque no les importaba si pagabas o no el pasaje, ellos ganaban por otro lado.
En el caso de los subsidios a empresas de bienes estratégicos: te doy un ejemplo nada más: Se invirtieron cientos de millones de dólares en subsidios (Si…dólares, verdes como una lechuga) en una fabrica que debía fabricar 40 aviones Pampa III…cuantos hicieron…ninguno. Lo mismo pasó con la fábrica de cosechadoras que se iban a exportar a Angola…te acordás. ¿Dónde está ese dinero?

Hay una más, que es la Empresa del Estado, pero esa la dejo para otro post, porque es un mundo en si misma.

Y así pasa lince, que mientras vos te mataste años y años estudiando y tenés posgrado en Yale para trabajar como esclavo en una empresa donde te tratan como mierda; tu conocido que ni terminó el primario es director en una delegación perdida en Ciudad Evita y está nadando en billetes, mientras los nenes a su alrededor se mueren de hambre y paco.



0No comments yet
      GIF
      New