Check the new version here

Popular channels

Mensaje de Jesús del 28 de setiembre del 2014

Aférrense a la Verdad en todo momento, porque sin ella, estarán viviendo una mentira.
Domingo 28 de setiembre del 2014

Mi muy querida y amada hija, la Palabra de Dios, según lo establecido por El, y la Palabra dictada a Mis Santos Apóstoles, fue el fundamento sobre el cual Mi Cuerpo Místico, la Iglesia, fue construido. 

La Palabra Eterna es el fundamento sobre el cual la Iglesia se asienta, y no al revés. La Palabra de Dios es Eterna, es inamovible, es el fundamento de la Verdad. El fundamento de Mi Iglesia no puede ser sacudido, pero el edificio, que se asienta sobre ella, puede ser cambiado y modificado. Sin embargo, si el edificio cambia, entonces el fundamento puede no sustentarlo, si se desvía del la estructura del edificio para el cual fue diseñado. 

La Palabra de Dios nunca podrá ser modificada porque ella nunca puede cambiar. ¿Porque cómo podría? Dios nunca dijo una sola cosa queriendo decir algo más. La Iglesia debe estar subordinada a la Palabra de Dios. La Palabra de Dios no está subordinada a aquellos miembros de la Iglesia que puedan sentirse diferentes. Atrévanse a manipular la Palabra y Me traicionarán a Mí, Jesucristo. Yo Soy la Iglesia. Mi Cuerpo es la Iglesia y todo lo que brota de Mí es sagrado. Durante el tiempo que la Verdad sea confirmada por ustedes, aquellos siervos sagrados Míos, pueden representarme. Siempre y cuando ustedes confíen en Mí y Me honren, y se aseguren de que los procedimientos adecuados estén en su lugar dentro de Mi Iglesia, entonces ustedes pueden decir que son Míos.

Cuando Dios dictó los Evangelios, por el Poder del Espíritu Santo, la Palabra puede haber sido presentada usando diferentes expresiones pero, de cualquier manera, ella permaneció siendo la misma. Cuando Dios habló a través de los profetas y de aquellos apóstoles Míos, bendecidos con el Don del Espíritu Santo, el lenguaje era claro, simple y con autoridad. Lo mismo es verdad hoy cuando Dios habla a Sus profetas. El lenguaje es claro y simple y es enviado con autoridad, porque proviene de Dios. Las Palabras habladas por Mí, su Redentor, son fieles a Mi Santa Palabra contenida en las escrituras, porque provienen de la misma Mano. Sin embargo, tengan cuidado de cualquiera que les de una nueva versión de la Verdad, que es difícil de entender, difícil de seguir y vaga. Cuando la Verdad sea torcida, una falsa doctrina emanará de ella. Estará llena de agujeros, será ilógica y lo opuesto de la Santa Palabra de Dios. 

Cuando les digan que Dios aceptará el pecado por Su Misericordia, sepan que esto es una mentira. Dios aceptará al alma arrepentida, pero nunca el pecado, porque esto es imposible. 
Aférrense a la Verdad en todo momento, porque sin ella, estarán viviendo una mentira.

Su Jesús





0
0
0
0
0No comments yet