Canales populares

Mira estas 13 manías super raras!

13 manías super raras


Manía, fobia, asco incontrolable, amor o deseo incomprensible hacia algo, las manías pueblan el comportamiento humano, desde comerse las uñas hasta no salir de casa sin haber revisado veinte veces los quemadores de la cocina.

En su acepción coloquial más aceptada es un deseo obsesivo por algo o alguien. Por supuesto, cuando los niveles llegan a extremos, se habla de fobia o incluso de enfermedad mental.

No confundas esta manía con la fase del trastorno bipolar, en la que el estado “maniático” se presenta con una elevación anómala del estado anímico, donde la euforia, la exaltación y una actividad sin reposo son los principales síntomas.


Así, más o menos intensas, más o menos inofensivas, todos hemos tenido alguna manía en algún momento de la vida.

A continuación te presentamos una lista de las más extrañas, a ver con cuál te identificas.

1. Onomatomanía

Es la obsesión por repetir ciertas palabras en tu cabeza.



¿Te ha pasado alguna vez que repites un vocablo una vez y otra, y otra, y otra? Pues ya sabes cómo se llama.

2. Clinomanía

Es el ansia de quedarse en cama, voluntariamente, y no levantarse.



Por supuesto, este trastorno puede ser síntoma de depresión.

3. Aboulomanía

Puede resultar hasta cómico ver a alguien incapaz de decidirse por cuál jugo ordenar, si de durazno o de naranja.



La aboulomanía tiene que ver con la imposibilidad de tomar decisiones triviales, que aparentemente no afectan gran cosa. Pero para un aboulómano cada decisión es importante…

4. Doromanía

¿A que no adivinas? Es la obsesión por dar regalos.



Quizá, si eres de los que reciben los presentes, no te parezca algo grave, pero esta compulsión puede ser financieramente peligrosa para el que da, pues puede dejarlo en la ruina.

5. Demonomanía

Sí, ésta es una manía rara. Es la creencia firme de que se está poseído por el demonio. Puede generar problemas mentales serios, y la persona actúa como si de verdad estuviese poseída, imitando el comportamiento de películas emblemáticas, como El exorcista, o El exorcismo de Emily Rose.



6. Eremiomanía

Es un deseo incontrolable por la calma. Las personas afectadas pueden llegar a ser verdaderamente intolerantes en busca de esa “calma” tan necesaria para ellas.



7. Xenomanía

Así como existe la xenofobia, que es el odio hacia los extranjeros, la xenomanía es la obsesión intensa por ellos



¿Dos caras de un mismo trastorno, social e individual?

8. Cartacoethes

Verdaderamente extraña es ésta. Nuestro cerebro está entrenado evolutivamente para reconocer caras en todas partes. Pues bien, el cartacoethes es una compulsión incontrolable por ver mapas donde sea, en cualquier mancha del piso o del techo, o incluso en la comida. ¿Te ha sucedido alguna vez?



9. Gamomanía

Es un desorden psicológico en el que el afectado se obsesiona por pedirles a las mujeres que se casen con él.



Es peligroso muchas veces porque el gamómano suele terminar como polígamo, a veces sin intención de engañar a nadie.

10. Enosimanía

Afecta sobre todo a las personas muy religiosas. Es la creencia de que todo lo que se hace es un pecado imperdonable. En la religión católica, por ejemplo, se observa en quienes continua y diariamente se confiesan. Se conoce también como “sufrir de escrúpulos”.



11. Fotomanía

Ésta es fácil. Es el deseo irresistible por la luz. ¿Los pintores la tendrán?



12. Glazomanía

Es un interés obsesivo por hacer listas.



Sin duda, puede resultar muy práctico. Otras veces, hasta molesto.

13. Hidromanía

¿Has conocido a alguien que sufra de esta manía, que es la fascinación incontrolable por el agua?














0No hay comentarios