About Taringa!

Popular channels

Mónica Lewinsky reaparece para seguir hablando de lo mismo




'Activista social, oradora, colaboradora de 'Vanity Fair' y tejedora de cosas sin mangas'. Así es como se presenta Mónica Lewinsky (41 años) en Twitter, donde abrió su cuenta oficial el pasado 20 de octubre coincidiendo con su primer discurso en público después de 16 años de silencio; desde que en 1998 admitió haber tenido una relación con el entonces presidente de Estados Unidos Bill Clinton, que acabó con la acusación penal por perjurio, y su historia fue expuesta al detalle en Internet.

Habló en una convención en Philadelphia: 'Creo que mi historia puede ayudar'
El perfil de Lewinsky cuenta con casi 80.000 seguidores, aunque ha escrito cinco tuits: tres relacionados con su intervención pública y dos sobre el acoso cibernético. La lucha contra el 'cyberbulling' se ha convertido en su nuevo leitmotiv y la razón por la que se subió al escenario hace unas semanas. 'Creo que mi historia puede ayudar', dijo a un nutrido grupo de jóvenes de éxito en la convención de Philadelphia, en la que explicó el valor de la reputación y lo frágil que puede llegar a ser en la era digital.



En la media hora que Lewinsky estuvo en el escenario, entre nerviosa y emocionada, RESUMIÓ su historia como la de una joven recién licenciada que empezó a trabajar como becaria en la Casa Blanca y se enamoró de su jefe 'como cualquier chica de 22 años, pero él era el presidente de EEUU y eso es menos habitual'. Su voz se entrecortó en varias ocasiones, especialmente al referirse a la vergüenza y las humillaciones por las que había pasado también su familia y cómo se había sentido traicionada por los amigos cuando se conoció la relación. También criticó las presiones del FBI para que llevase un micrófono.

La ex becaria también arrancó algunas risas al dar las gracias con un toque irónico a Beyoncé, Eminem y Nicki Minaj, entre otros, por haber incluido referencias a su persona en las letras de sus canciones. Detrás de un atril transparente, Lewinsky se mostró molesta al repasar la lista de adjetivos que los medios utilizaban en los 90 al hablar de ella (fulana, puta, 'bimbo', vagabunda, espía...) cada día. 'Cuando uno ve su nombre destripado en Internet, siente un puñetazo en el estómago', describía. En su época pre-Google no había Facebook o Twitter, pero sí páginas web de cotilleos y de noticias. 'Pasé de ser alguien anónimo a ser públicamente humillada. Fui la paciente cero', enfatizó.



'El sentimiento de vergüenza online es diferente del tradicional', dijo
Horas de conversaciones privadas -grabadas por amigos- salieron a la luz y los detalles más íntimos de sus contactos con Clinton, que contó en una habitación ante el Gran Jurado, se hicieron públicos en Internet, en el informe elaborado por el fiscal del caso, Kenneth Starr.

A sus 41 años, Lewinsky sostiene que 'el sentimiento de vergüenza y humillación online es diferente que el tradicional' porque no conoce límites. Después de haber estado callada durante una década, quiere hacer algo y ha empezado con ella misma. Lewinsky se está dejando asesorar por una reconocida relaciones públicas neoyorquina, Dini von Mueffling, desde hace medio año, según confirmó la web 'BuzzFeed'.



Una relación laboral que comenzó después de que la ex becaria publicase un artículo en 'Vanity Fair' -Shame and Survival (vergüenza y supervivencia)- sobre su historia y la cultura de la humillación.
0No comments yet
      GIF