Check the new version here

Popular channels

"Monsanto mata más gente que todos los narcos juntos"


Cuando se encendió la luz de cámara, Helvio ofreció la misma frase que en la charla previa, amena, libre, entusiasta: "Salí de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y hasta llegar a Córdoba (Argentina) sólo vi algunos pájaros". El modelo - sistema del agro negocio está legitimado por las fuerzas y corrientes más progresistas de este Continente. Botana conoce el territorio y ofrece a modo de conocimiento las experiencias que están vinculadas a la tierra, al suelo: "Tuve la oportunidad de aprender con la gente que te enseña a ver y a entender qué es lo que sucede en los procesos del campo, tuve el privilegio de trabajar con otro maestro que se llama Jesús Arias Chávez, un físico que tiene el Premio Global 500 que es como un Premio Nobel de las cosas ecológicas del año 1990 o anterior. Es un especialista en plantas de tratamiento de agua y con él hicimos trabajos sobre el amarillamiento. Las plantas de tratamiento de agua diseñadas por él las usan tanto palestinos como israelíes y son recomendadas por un Instituto del agua que está en Holanda. Aquí estuvo en la Argentina hace muchos años con la gente de la revista Mutantia y con Miguel Grinberg. A Miguel lo conozco hace años y perdí el contacto, amigo de Masanobu Fukuoka y demás. Yo tengo el privilegio de haber conocido a mucha gente de muchos conocimientos y de ser curioso y preguntón algo aprendí. Le debo mucho a una autora cubana Gilda Guerra, otra cubana como Rodríguez, ella me enseño las particularidades de la espirulina, del amaranto. A la doctora Martha Reynes Álvarez que es quien más sabe de lombrices en el mundo, un día me propuso escribir un libro a medias y yo hice un mamotreto con un amigo. Son personas que me han dado todos sus conocimientos gratuitamente y el hecho de haberme apropiado de estos conocimientos me pone en deuda porque no le puedo devolver conocimientos, los de ellos los puedo trasplantar y dárselos a otra gente. Es eso a lo que me dedico desde hace años".


¿Cuándo o en qué momento de su vida descubre el impacto de los agro tóxicos?

Primero estuve tratando de aprender todo esto porque trabajaba en un lugar, hace 30 años y ahí cuando había que tirar veneno para los insectos, se hacía desde un avión desde los arrozales. Estábamos un grupo de campesinos y yo ahí, uno de ellos tomó una caña con un pañuelo para hacerle señales al avión para que lo vea. Este muchacho se descompuso, el ingeniero Pacheco que era el jefe de producción me dijo que siempre lleve un antiestaminico y ahí se lo inyecto, pero a las dos horas estaba muerto. Yo vi personalmente una muerte por agro tóxicos, después he visto mucha gente lisiada por agro tóxicos, enfermos de cáncer, niños descerebrados, lisiados mentales. En Argentina no he visto, sé que existe y que cada vez van a ser más, uno son los afectados directamente por las apariciones directas de los aviones, otra cosa se llama la deriva, hay mayor deriva cuando no hay viento, porque hay una diferencia entre la presión que está a 0 metros de altura de la que está a 10 metros. Eso se estudia en el colegio, yo le estudié en cuarto grado en El Salvador. Eso hace que gran parte de ese exfoliante se eleve, suba donde quizás exista viento, entonces la deriva lo lleve a alguna parte donde hará efecto. Con la primera lluvia puede caer donde sea, en Chile, en el Tigre, en la Ciudad de Buenos Aires. De esto no hay realmente estudios porque con las cantidades mínimas estas cosas ya pueden ser nocivas para la salud. Los pocos estudios que están hechos, no son públicos aunque estén publicados.


Es notable como en un mundo de alta tecnología no circulen los estudios, aunque sean escasos

En eso son responsables también los medios de comunicación, me refiero a los oficiales y a los no oficiales. La primera vez que me cerraron un medio de comunicación fue en El Salvador, hacíamos una revista con un amigo abogado que ya falleció, hacíamos la revista de la Congregación Mariana, habíamos puesto una viñeta en todas las páginas de la revista, unos dibujos de unos cuervos que había una invasión de cuervos en referencia a unos nuevos curas que llegaron como maestros e impidieron la publicación de la revista. Ya en ese entonces me consideré un perseguido por cosas publicadas, después conocí a muchos periodistas que los mataron por las cosas publicadas. En México y en el mundo, el periodismo está considerado como la profesión más peligrosa de todas. Qué riesgo habrá en escribir, o tener un micrófono, o hacerle preguntas a otra persona y transmitir el pensamiento de otros. Yo he visto muchos periodistas muertos, como amigos, otros son sobrevivientes, mi abuelo era un periodista, yo estoy convencido de que a él lo mataron. Podría dar nombres y apellidos pero es mover viejos rencores, sé que les descompusieron los frenos de un auto que tenia. Él fue muerto por un tipo de un pensamiento liberal, muy contradictorio y de vez en cuando decía la verdad sobre las cosas, no se conocen muchos escritos de él, solo muy pocos. Él le había dado la oportunidad a mucha gente de poder manifestar su pensamiento. Lo que le hace falta a este país es gente que se sienta lo suficientemente libre para manifestar su pensamiento, sea este cual sea. Hace falta un nuevo planteo teórico sobre lo que es la sociedad y la democracia, porque sino la democracia es lo mismo que una sociedad anónima que tiene el 1 o 2 % que es quien dirige a la empresa y realmente no es así. Tenemos que conformar una sociedad participativa donde todos aportemos un poquito y poder tomar las decisiones en conjunto. En el caso de mi familia, yo no tomo ninguna decisión si no la consulto. Las cosas que atañen a ese pequeño grupo tratamos de tomarlas en conjunto.

¿Qué proyecto tiene acá en Argentina?

La idea mía es poner una fábrica de micorrizas en Córdoba, voy a hacer que venga Wilfrido, voy a capturarlas porque él me enseñó, pero por mi parte me parece no ético porque fue él quien se quemó las pestañas estudiando. Los cubanos trabajan con un solo tipo de micorrizas al contrario de nosotros que trabajamos con 9 tipos de hongos micorrizicos distintos. Yo pude tener en mis manos micorrizas provenientes del Muro de los Lamentos pero esa las perdí porque le cerraron una fábrica de biofertilizantes y hubo que irnos de ahí, pagamos el derecho de piso porque en aquel tiempo se usaba mucho cortar cabezas y matar gente. Hace dos semanas han vuelto a detener a todos los líderes, la situación en Michoacán ya no es la mexicanización. El problema no es la mexicanización sino la sojización, es decir, Monsanto mata más gente que todos los narcos del mundo juntos por día, hablan de los desaparecidos y muertos en el mundo pero es más lo que matan este tipo de alimentos en el mundo y lo están acabando. Lo que están haciendo es acabando con la posibilidad de alimentarnos de aquí a un futuro muy cercano, hay zonas donde está la soja y la producción bajó el 30 % de la producción y cada día tienen que meter más técnica. Son admirables las máquinas que usan pero si hubiesen usado todo ese conocimiento, esfuerzo e inversión hubiese estado fantástica. Como nosotros, los que estuvimos metidos en rollos del 60´ y 70´ nuestras energías fueron dirigidas quizás en una dirección equivocada, yo soy muy crítico con mi actitud. Hace unos años me di cuenta de que la única revolución posible es la producción sana para una población sana, educada, o por lo menos una población que tenga la posibilidad de educarse. La desnutrición infantil en primer grado, que en muchos de nuestros países es superior al 18 % hace que la cantidad de conexiones por cada célula nerviosa sea de entre 4 y 40 dendritas, cuando realmente tendría que ser unas 400 conexiones por célula del sistema nervioso. Esos niños están mal alimentados o alimentados con venenos, puede ser que este tipo de venenos estén interviniendo en la formación de su sistema neuronal y sean enfermos crónicos con discapacidades para toda su vida, como hay muchos enfermos diabéticos a partir de los 10 años. En mi juventud se hablaba de un diabético como un secreto, al igual que en un principio con la aparición del Sida, eran enfermedades vergonzantes. Ahora decir que alguien tiene cáncer es como decir que está resfriado.


Algunos casos

Argentina: Víctimas de Monsanto salen a la luz (12 millones de personas afectadas)


Reportaje especial de The Associated Press sobre casos de provincias agricultoras donde se emplean sustancias tóxicas, promovidas por la empresa Monsanto.

El peón de campo Fabián Tomasi no estaba entrenado para usar pesticidas. Tenía que llenar los tanques de los rociadores lo más rápido posible para que siguiesen fumigando, lo que frecuentemente implicaba ducharse en sustancias tóxicas. Hoy, a los 47 años, es un esqueleto en vida y le cuesta salir de su vivienda en la provincia de Entre Ríos.



La maestra de escuela Andrea Druetta vive en la provincia de Santa Fe, corazón de la zona de la producción de soya argentina y donde está prohibido rociar agroquímicos a menos de 500 metros de las zonas pobladas. Pero se siembra y fumiga soya a 30 metros de su casa y sus hijos fueron rociados con veneno mientras nadaban en su piscina.

Luego del fallecimiento de su bebé recién nacido por una falla renal, Sofía Gatica hizo una denuncia que dio lugar a la primera condena que hubo en Argentina por el uso ilegal de sustancias agroquímicas. El veredicto del año pasado, no obstante, llegó demasiado tarde para sus 5.300 vecinos de Ituzaingó Anexo. Un estudio del gobierno encontró niveles alarmantes de contaminación agroquímica en la tierra y en su agua potable, y un 80% de los niños examinados tenían rastros de pesticidas en su sangre.




Abuso de agroquímicos

La biotecnología estadounidense hizo de Argentina el tercer productor mundial de grano de soya, pero el uso de las sustancias químicas que potenciaron ese boom van más allá de los campos de soya, algodón y maíz.

La agencia internacional The Associated Press documentó decenas de casos en provincias agricultoras donde se emplean sustancias tóxicas en maneras que no fueron previstas por las regulaciones señaladas por la ciencia o que estuvieran específicamente prohibidas por la ley, y en un contexto de pocos controles estataesl. El viento arrastra los tóxicos, que quedan esparcidos en escuelas y viviendas al tiempo que han contaminado fuentes de agua. Los peones del campo manipulan las sustancias sin el equipo protector necesario y la gente almacena agua en contenedores de pesticidas que deberían haber sido destruidos.

Ahora los médicos advierten que el uso descontrolado de pesticidas puede ser la causa de crecientes problemas de salud que vienen experimentando los 12 millones de personas que viven en la vasta región agrícola de Argentina.


Población enferma

En Santa Fe, las tasas de cáncer son entre dos y cuatro veces más altas que el promedio nacional. En el Chaco los defectos de nacimiento se cuadruplicaron desde que el uso de esta biotecnología aplicada al campo se disparara hace 17 años.

El cambio en la forma de producir, francamente ha cambiado el perfil de enfermedades”, dijo Medardo Ávila Vásquez, pediatra y cofundador de Médicos de Pueblos Fumigados, parte de un creciente movimiento que exige la aplicación de normas seguras en la agricultura. “Nos hizo perder una población bastante sana. Ahora vemos una población con altas tasas de cáncer, niños que nacen con malformaciones y enfermedades que eran muy infrecuentes”

Una nación que supo ser conocida por su ganado alimentado con pasto ha sido transformada, desde 1996, cuando la empresa Monsanto, con sede en Saint Louis, Missouri, convenció a Argentina que la adopción de sus semillas y sustancias químicas patentadas aumentaría las cosechas y reduciría el uso de pesticidas. Hoy, toda la cosecha de soya y casi toda la producción de maíz y algodón están modificados genéticamente. Las áreas de cultivo de soya se triplicaron y ahora abarcan 19 millones de hectáreas.




En nombre de una mayor producción

El uso de los pesticidas bajó al principio, pero luego repuntó y se multiplicó por nueve. De los 34 millones de litros de 1990 se pasó a casi 317 millones en la actualidad, a medida que los agricultores aumentaban sus cultivos, hasta un máximo de tres cosechas al año, mientras las pestes se hacían más resistentes a las sustancias.

En general, los agricultores argentinos aplican un estimado de 4,3 libras de agroquímicos por hectárea, más del doble de lo que usan los estadounidenses, de acuerdo con un análisis de la agencia AP de datos del gobierno y de la industria de los pesticidas.

El glifosato, componente clave de los pesticidas “Roundup” de Monsanto, “es una de las sustancias químicas más usadas y menos tóxicas del mundo para eliminar la maleza. Es segura si se aplica debidamente”, según muchas agencias reguladoras, incluidas las de Estados Unidos y Europa.


0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New