Check the new version here

Popular channels

Niños son afectados por fiebre de oro



Les dejo un Post sobre algo muy preocupante.... y es la explotación Infantil en Filipinas por la fiebre del oro, se muestran a niños realizando trabajos extremos. Las personitas trabajan en la extracción de oro.





Desde que tiene memoria la pequeña Aiza comienza antes que el de la mayoría, ya que ella, su hermana y su madre se ganan la vida a duras penas en las minas de oro de Cumaos. Aiza aprendió el trabajo de su madre, y ahora su hermana de seis años de edad lo aprende de ella. Cuando su madre enfermó el año pasado, Aiza dejó de ir a la escuela y comenzó a trabajar a tiempo completo para mantener a su familia y pagar las facturas médicas de su madre. Es uno de los casi 18.000 niños que trabajan en el sector de la minería y la cantería a pequeña escala de Filipinas.





La OIT calcula que hay en todo el mundo cerca de un millón de niños que trabajan en pequeñas minas, una práctica que se ajusta a la definición de "una de las peores formas de trabajo infantil", según el Convenio núm. 182 de la OIT. El 12 de junio, la OIT y sus organizaciones asociadas organizaron conmemoraciones del Día Mundial contra el Trabajo Infantil para llamar la atención sobre el problema y movilizar los esfuerzos internacionales para erradicar esta práctica para siempre. Si desea más información, consulte los cuadros al margen sobre los eventos del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, historia de los Convenios, actualizaciones de programas y campaña francesa en los medios de comunicación.






La cruda realidad del trabajo infantil en minas y canteras

En las minas, los niños descienden hasta las entrañas de la tierra para arrastrarse por túneles improvisados, angostos, impracticables y escasamente iluminados en los que el aire está lleno de polvo. Se arriesgan constantemente a sufrir accidentes mortales debido a la caída de rocas, explosiones, desplome de las paredes de la mina y a la utilización de equipo diseñado para adultos.





Las entrevistas realizadas a 220 niños y niñas que trabajan en minas en Nepal han revelado que la frecuencia de lesiones es muy alta. Casi el 60 por ciento de estos niños trabajadores respondió que habían resultado heridos en el trabajo. En la minería de oro, los niños se exponen al mercurio tóxico, que se utiliza para separar el oro de la roca y puede dañar de forma permanente diversos órganos y el sistema nervioso.





Con frecuencia se exige a los niños que hagan el mismo trabajo que los adultos. En las operaciones de minería subterránea, por ejemplo, los niños trabajan en la extracción de minerales, ayudan a perforar, empujan carros, limpian galerías y sacan el agua de las minas. Los que trabajan en las minas de ríos, cavan y bucean en busca de sedimentos. En las concentraciones de minerales, trituran piedras, arrastran minerales, recogen piedras preciosas y lavan oro. Y en las explotaciones de materiales industriales, como arcilla, carbón y arena, los menores (a menudo, niñas) transportan enormes cargas sobre la cabeza y la espalda, a veces bajo un intenso calor.





En los hogares en torno a las minas, los niños preparan la comida para los mineros, acarrean agua y hacen otras laboras domésticas. Fuera del hogar, se les ve con frecuencia trabajando en bares, restaurantes e, incluso, la prostitución.






Aspectos sociales y comparaciones economicas

En los países en los que existe la minería y la cantería a pequeña escala, su repercusión económica y social suele ser importante. La minería representa en Bolivia aproximadamente el 40 por ciento del ingreso de divisas del país por exportaciones de minerales. Más del 30 por ciento de las exportaciones de la minería y el 85 por ciento de todo el empleo generado por el sector corresponden a cooperativas mineras y otras minas de pequeña dimensión, que se mantienen con la participación de todos los miembros de la familia, incluidos niños y adolescentes.







Muchos de los problemas relacionados con el trabajo infantil y la minería a pequeña escala están vinculados al hecho de que las actividades de minería se realizan con frecuencia en el sector no estructurado y en áreas remotas. Por minería no estructurada se entienden las actividades de minería sin control realizadas por familiares o parientes cercanos sin licencia o permiso formal.







"Cuanto más remota e informal es una actividad de minería de pequeña dimensión, más probable es que participen niños", afirma Norman Jennings, experto de la OIT en el sector minero. "El sector minero estructurado a gran escala no emplea a niños para sus actividades."







El uso del trabajo infantil en minería está estrechamente asociado a la pobreza que impera en los distritos mineros remotos, en los que es difícil encontrar otras formas de empleo. Además, el trabajo infantil es considerado a menudo como parte del proceso de socialización. En las comunidades mineras de Bolivia, Ecuador y Perú, la población cree que los niños mayores de 14 años están capacitados para trabajar con los adultos. La labor que desempeñan los niños tiende a verse como una "ayuda" y no como un trabajo propiamente dicho, de la misma manera que los padres tampoco consideran trabajo otras actividades que hacen sus hijos, como cuidar animales, cortar leña y realizar tareas agrícolas. Un paso para erradicar el trabajo infantil en la minería y la cantería es el reconocimiento por parte de los padres de que sus hijos realizan un trabajo en toda regla.







Es habitual, en la minería y la cantería a pequeña escala, que toda la familia participe en el proceso de trabajo. La aportación de los niños a sus familias, en términos de trabajo realizado e ingresos generados, suele ser importante. Sin embargo, muchos niños no reciben en este sector remuneración alguna por su trabajo y, en caso afirmativo, su salario es normalmente inferior al de los adultos.







Erradicación del trabajo infantil en la minería y la cantería

¿Puede eliminarse el trabajo infantil en minas y canteras? La OIT afirma que sí. Los resultados de diversos proyectos encaminados a retirar a los niños de estas explotaciones ponen de relieve la posibilidad de alcanzar logros significativos.







Los problemas de trabajo infantil sólo pueden resolverse de manera sostenible si se aplica un planteamiento integrado. "La acción directa debe combinarse con el refuerzo de las capacidades locales y con una mejora del marco normativo y organizativo", afirma Guy Thijs, director de operaciones del Programa Internacional de la OIT para la Erradicación del Trabajo Infantil. "Los programas deben abordar los servicios sociales y de salud, la protección jurídica, la educación, la generación de ingresos y otras posibilidades de empleo alternativo para las familias mineras, así como la sensibilización de la población."







En opinión de Thijs: "Los mejores resultados pueden obtenerse si todos los interesados colaboran. Las Administraciones, tanto a escala nacional como local, las compañías mineras y los sindicatos deben aunar fuerzas con los gestores de los programas de erradicación de la pobreza en áreas mineras y el personal de los proyectos relacionados con el trabajo infantil".




0No comments yet
      GIF
      New