Check the new version here

Popular channels

Nintendo deja de buscar al jugador casual... ¿De verdad?



xtraño giro de los acontecimientos el que parece avecinarse para Nintendo, según las últimas palabras de Shigeru Miyamoto, el primero tras un importante verano para la compañía en afirmar el cambio de dirección que les gustaría tomar.

La cabeza de Iwata pendiendo de un hilo, las cifras de Nintendo constantemente bajando, y unas Wii U y Nintendo 3DS que no terminan de despegar tanto como les gustaría. No han tenido el boom de Wii y Nintendo DS con sus más de 100 y 150 millones de consolas vendidas respectivamente, y no será porque no lo han intentado con las mismas armas.

3DS con un Nintendogs+Cats a la venta desde el primer día, nuevos Art Academy, nuevos Mario 2D y 3D,... Y Wii U con su Wii Party U, Wii Sports Club y Wii Fit U, que tampoco han conseguido gran cosa. ¿Qué les queda? Volver a conquistar al jugador hardcore, que era su intención inicial, con Street Fighter IV en una y ZombiU en otra, con Monster Hunter, Ninja Gaiden,... Sólo que ahora sólo les quedan sus propias armas.

Las declaraciones de Miyamoto para la EDGE al respecto son, cuanto menos, curiosas, pero choca que hayan tardado tanto en darse cuenta de cómo es el consumidor medio de videojuegos. Ya no se quieren centrar en la gente que disfruta de forma pasiva de los videojuegos

"Esta es la clase de gente que, por ejemplo, querría ver una película. Podrían querer ir a Disneyland. Su actitud es 'Vale, soy el cliente. Tienes que entretenerme.' Es una actitud algo pasiva y me parece algo patético. No saben lo interesante que es ir un paso más allá e intentar retarte a tí mismo con juegos más avanzados."

Parece lógico pensar que mucha gente que haya entrado en los videojuegos sólo por Wii Sports, Wii Fit o Brain Training no quiera ir más allá con cosas tan radicalmente diferentes. Y aún así, Sony apunta a llevarse a toda esa gente a PS4. ¿Qué le queda a Nintendo entonces? Apelar al jugador de siempre, al que saben que compra sus juegos porque saben exactamente lo que quieren, aunque sea un octavo Mario Kart.

Pero hay un problema en todo esto, un gran problema que no tiene el jugador casual y que sí abunda entre los 'hardcore gamers.' Son insaciables, y como ya no se lleva eso de exprimir un juego hasta gastarlo o rejugarlo nueve veces como en su día rejugué Ocarina of Time (y más de diez Zone of Enders 2, y una veintena para Metroid Fusion), quince juegos en algo más de un año y medio sigue pareciendo insuficiente para muchos.

Ahora Nintendo tiene que encontrar un punto intermedio, claro, entre lo que vende y puede devolverles su piscina de billetes, y lo que contenta al fan. Pero tampoco es como si sólo fuesen a dedicarse a sacar juegos de nicho como Xenoblade Chronicles X. No van a convertirse de la noche a la mañana en adalides del jugador hardcore cuando tienen en mente todo un plan de figuras complementarias a juegos (Amiibo), que no son precisamente sólo para fans que quieran un muñeco de Marth.

"Afortunadamente, gracias a la difusión de los dispositivos smart, la gente ya da los juegos por sentado."

Lo bueno de todo esto es que también parecen haberse dado cuenta de que no tienen por qué centrarse sólo en intentar mejorar la calidad de vida del jugador con sus productos, ni tienen que intentar hacer que los videojuegos tengan aún más notoriedad
0
0
0
0
0No comments yet