Check the new version here

Popular channels

"No Seas Homofobico Lince "








OJO: No con esto quiero decir que yo lo sea, es que yo acepto que la gente sea así, porque la verdad es su problema lo que hagan con su cuerpo o lo que desean hacer, pero lo que si me molesta es que critiquen a la gente por este tipo de cosas, mas que todo a las personas que actúan de esa forma y ni si quieran son homosexuales, y hago este post por lo sucedido en ORLANDO que la verdad fue algo muy triste, y medio mas tristeza porque hubo un venezolano que resulto muerto y me dolió por que es de Venezuela, y la verdad seas homosexual, lesbiana, Travestí, lo que sea, al final todos somos Humanos y creo yo que esto no se lo merece nadie, y muchos comentarios decian, que se lo merecen por ser asi y tal y la verdad no comparto sus opiniones. !




La homofobia



es uno de los trastornos psicosociales más extendidos en Latinoamérica. Su característica principal es la negación (“yo no sufro de homofobia”), por esto se le puede llamar, como a la hipertensión, el enemigo silencioso.

Generalmente, cuando en la comunidad se habla de homofobia, se incluyen también la lesbofobia, la bifobia y la transfobia. Sin embargo, cada una de estas muestras de odio tiene sus propias particularidades, por lo que merecen análisis detallados hechos por separado.



El trastorno




Homofobia es el término coloquial para referirse a la incomodidad, aversión e incluso odio hacia la homosexualidad y los homosexuales, especialmente del sexo masculino. Su nombre científico aún está en discusión, y los expertos sugieren los siguientes términos como reemplazo: actitud negativa hacia la homosexualidad, consecuencias del heterosexismo, efectos del machismo, entre otros. Heterosexismo es la creencia errada en la heterosexualidad como una norma universal.



En todo caso, lo que si está claro es que la homofobia no es una fobia, como puede apreciarse en la siguiente comparación:

1. En las fobias, la emoción principal es el miedo, mientras que en la homofobia es el odio. Alguien que padece de homofobia puede sentirlo como algo moderado (sensaciones corporales de rechazo y repulsión al estar en presencia de homosexuales, incomodidad psicológica frente a gays y sus vivencias) o severo (agitación psicomotriz que obliga a quien la padece a insultar, herir, golpear, e incluso asesinar a los homosexuales).


2. En las fobias, la persona afectada busca huir de aquello que le causa miedo. Alguien con aracnofobia, por ejemplo, siente pavor ante las arañas y, por esto, se aleja de ellas. Por el contrario, en el caso de la homofobia, los afectados propician activamente el encuentro con homosexuales, como una forma de confirmarse a sí mismos que están en lo correcto padeciendo el trastorno. Una persona víctima de la homofobia busca callar, denigrar, humillar o destruir -simbólica o físicamente- a los homosexuales.


3. A diferencia de las personas con una fobia, que mantienen su trastorno como algo privado y que podría requerir atención, quienes aceptan su homofobia buscan reconocimiento social. Ellos quieren convencerse a sí mismos y a los demás de que su odio es útil y valioso. Por regla general, las personas que viven con la homofobia se vuelven aliadas unas de otras. La cultura los hace y ellos se juntan. Así pueden sentir que son los demás los que están mal. Hay que decir, además, que cuando la homofobia es extrema, las personas se vuelve como los vampiros, y buscan contagiar a quienes se encuentran a su alrededor.


4. Finalmente, una persona con una fobia usualmente tiene conciencia de su padecimiento. Puede hablar de aquello que le causa fobia y entender que es un miedo irracional. Una persona viviendo con homofobia no suele tener conciencia de vivir con un trastorno. Por el contrario, busca naturalizar su odio; incluso puede llegar a decir cosas tan incongruentes como “yo no me considero homofóbico… es sólo que no tolero ver a dos hombres juntos. Eso no es natural”.



En la tabla siguiente se resumen estas diferencias:





Tratamientos

El origen de la homofobia se encuentra en las creencias consolidadas por el ascenso del cristianismo en el siglo V d.C , reforzadas luego por la profesión médica del siglo XVIII. Estas creencias fueron contagiadas a América durante el proceso de colonización e implantación de la modernidad. La homofobia como la conocemos es un trastorno foráneo, que ha encontrado tierra fértil en el Nuevo Continente.




Por esto, el tratamiento cobra la forma de una intervención psicosocial donde los puntos cruciales se ubican en:

- Identificar las creencias negativas asociadas a la homosexualidad.

- Obtener información verdadera acerca de las complejidades de la sexualidad humana.

- Desarrollar empatía y aceptación frente a las diferencias de los demás (y las propias, aceptando que cosa es lo que se es y otra “lo que se supone” que se debe ser).

- Todo lo anterior se traduce en crear un nuevo conjunto de creencias que permitan la inclusión de la diversidad que existe en la naturaleza, la sociedad y cada uno de los individuos. En corto, implica desarrollar una actitud de apertura al cambio, una cultura de inclusión.

Estos lineamientos pueden ser llevados a cabo por cualquier profesional de la salud mental que haya superado el problema de la homofobia, que tenga un mínimo de entrenamiento en el tema y, sobretodo, mucha sensibilidad social. Los distintos modelos psicoterapéuticos (psicoanálisis, enfoque cognitivo-conductual, psicoterapia gestalt, terapia narrativa, entre muchos otros) tienen sus propios métodos y técnicas para ayudar a una persona que padece de homofobia.

Hay que aclarar que, por encima de cualquier tratamiento, la mejor manera de superar la homofobia es tener interacción con una persona homosexual, para conocerla, entender su mundo y reconocer que las creencias que proceden de la homofobia son generalizaciones que dejan de lado o que distorsionan la realidad de los gays de carne y hueso. En corto, conociendo a un gay las personas ven que el mapa no es el territorio.

Además, por ser un trastorno psicosocial, deben hacerse intervenciones comunitarias y sociales, además de individuales o de uno por uno. En resumen, deben existir:

- Dimensión política: leyes y políticas públicas de Inclusión, respeto a la diferencia y garantías de derechos civiles para todos.

- Dimensión organizacional: políticas internas, normas, códigos de ética, manuales de procedimientos y prácticas organizacionales a tono con la diversidad.

- Dimensión comunitaria: prácticas sociales de inclusión y respeto, con tolerancia cero a la discriminación, la violencia simbólica y el abuso físico.

- Dimensión familiar: espacio para la diferencia entre los miembros de la familia, educación para la diversidad y el respeto de la diferencia.

- Dimensión individual: lenguaje para referirse y aceptar a la diversidad interna o propia, así como respeto de la de los demás.





Preguntas para empezar a manejar la homofobia (no todas aplican para un caso concreto y, para nada, es una lista exhaustiva):

- ¿Cómo aprendiste lo que sabes de la homosexualidad?

- ¿Quién te lo enseñó?
- ¿Cómo?
- ¿Para qué?

- ¿Cuáles son los efectos de esas creencias en tu vida diaria?

- ¿Cuánta energía inviertes en denigrar y tratar de negar la realidad de la diversidad sexual?

- ¿A quién le conviene que sostengas esos mitos en torno a la homosexualidad?

- ¿Has llegado por ti mismo a esas conclusiones, o sólo repites de lo que te enseñaron?

- ¿Quién está hablando a través de ti?
¿Es esa tu voz genuina o suena como la de alguien más?

- ¿Con cuántas personas homosexuales has tenido interacción, en qué contextos y hasta qué alcance?
- ¿Son suficientes encuentros como para generalizar al grupo en general?

- ¿Qué es lo que no te permites ver al simplificar la existencia de los homosexuales?

- ¿Qué beneficios te traería dejar en paz a los que no viven la vida como tú lo esperas?

- ¿Por qué te preocupa lo que otros hagan con su cuerpo?

- Enumera los miedos relacionados con la presencia de la homosexualidad a tu alrededor.
- ¿Son realistas?
- ¿Qué están diciendo esos miedos de ti mismo?



HOMOFOBIA INTERNALIZADA.



La homofobia afecta a heterosexuales y homosexuales por igual. Sin embargo, su expresión en homosexuales podría ser distinta a su manifestación en heterosexuales (como la depresión infantil se manifiesta con síntomas distintos a la depresión en adultos). Esto por una sencilla razón: en el caso de un gay, discriminador y discriminado se encuentran en el mismo lugar. Esto significa que un homosexual aquejado de homofobia se hará a sí mismo lo que un heterosexual le haría a un homosexual.



Esta es una tabla comparativa de los síntomas de la homofobia internalizada respecto de la homofobia general.




Tratamiento





El tratamiento de la homofobia internalizada merece un capítulo aparte, pues tiene que ver con el modo con el que te tratas a tí mismo. Este rechazo a una parte de tu identidad ocurre, fundamentalmente, debido a la presión social.



Las preguntas que siguen pueden ayudar para que te liberes de esa presión y para que te aceptes como sos:


1. ¿Cuáles son los mensajes negativos que has recibido en torno a la homosexualidad? (los más comunes están alrededor de ideas como enfermedad y pecado).

2. ¿Acaso de aplican a tu caso? (¿acaso eres un enfermo? ¡No, no lo eres!). Busca palabras para editar esos mensajes, de manera que encuentres descripciones realistas de tu persona. Por ejemplo:

- Puedo disfrutar del sexo
- Tengo muchas cualidades (eres mucho más que una orientación sexual)
- Tengo derecho a tener una vida propia (el matrimonio y tener hijos son sólo una opción)

3. Revisa las creencias que has recibido en torno a la sexualidad en general y la conducta sexual. Este punto es importante para desarmar la idea de "promiscuidad". Este es un término cargado de ideas morales, que lo que buscan es chantajear a las personas y presionarlas hacia el matrimonio monogámico y destinado a la procreación.

4. Busca instalar nuevas creencias que sean más reales, sanas y útiles. Por ejemplo:

- Tengo derecho al sexo recreativo
- Puedo disfrutar del sexo recreativo
- Estoy bien como soy

5. Sacarte la homofobia internalizada es un camino que empieza por aceptarte tal y como eres. A partir de acá podrás ir avanzando, sacando todas esas creencias negativas que te han inoculado porque eras pequeño y porque no podías cuestionar lo que te decían.

Decile NO a la homofobia.



Preguntas Frecuentes


1. ¿Por qué no había escuchado antes que la homofobia era un trastorno?

Porque la estrategia fundamental con la que funciona la homofobia es el silencio (“no preguntes, no lo digas”). Sólo así se pueden mantener los mitos y fantasías creadas en torno a los homosexuales como si fuesen realidad.

discriminacion

enfermedad

2. ¿Por qué la homofobia no se encuentra en los manuales de clasificación que usan los profesionales de la salud mental?

Hay que tomar en cuenta dos puntos. El primero que los manuales, como el DSM o el CIE, son resultados de una convención. De manera regular, los investigadores encuentran un conjunto de síntomas y signos, hacen una serie de investigaciones y si logran convencer al gremio, se analiza la posibilidad de incluirlo en alguna de las clasificaciones. Por eso los manuales se reeditan continuamente. Estos catálogos son una colección de etiquetas que permiten la comunicación entre los profesionales de las distintas ramas de la psicología y la psiquiatría. Hay muchos trastornos que la gente padece que no se incluyen ahí.

El segundo punto, más importante aún, la homofobia no es un trastorno psiquiátrico. Los manuales plantean una clasificación de los trastornos psiquiátricos. La homofobia es un trastorno psicosocial. No es algo dentro de un individuo. Es el resultado de una serie de creencias culturales que afectan la vida y la interrelación de las personas en un momento determinado, sin importar su orientación sexual.


3. ¿Si me curo de la homofobia me convertiré en homosexual?

No, a menos que tu homofobia sea una manera de encubrir tu homosexualidad. Sea cual sea tu orientación sexual genuina, ésta se mantendrá y, de hecho, podrás vivirla de manera más tranquila si dejas de ocuparte de la de los demás.



4. La biblia dice “hombre y mujer los creó” o “No te echarás con varón, como con mujer, es abominación”, entre muchas otras ideas que me hacen pensar que el sexo entre el mismo sexo no esta bien.

Sí, la biblia dice muchas cosas. Tienes dos opciones. La primera es tomar la biblia completamente al pie de la letra y empezar a ser congruente. Si sigues este camino tienes que defender la esclavitud, la poligamia, el machismo y la misogínia - la inferioridad de las mujeres en general-, ademas de la violación, el asesinato como castigo y el sacrificio humano, junto con el rechazo al amor entre personas del mismo sexo.

El segundo camino, mas ajustado a nuestra realidad social, implica:

Leer la biblia en su contexto, entendiendo los fines culturales y políticos a su base.

Leer los fragmentos completos sin dejar a un lado otras prohibiciones que hoy en día resultan absurdas y que muchas veces se presentan en conjunto, junto a la prohibición del sexo entre hombres.

Entender que la interpretación es necesaria a cualquier lectura y que el cristianismo está lleno de inflexiones y matices y que, por ende, la comprensión de la biblia y las directrices para la vida varía de grupo cristiano en grupo cristiano. Puedes ser cristiano sin padecer de homofobia. Solo tienes que reconocer que esos dos conceptos pueden estar separados y que, incluso, son antagónicos.

Aceptar que la biblia no es, precisamente, un manual de sexualidad humana y que la sexualidad humana va mucho más allá de la procreación.

Además, debes recordar que vivimos en una sociedad secular y que no puedes pretender usar la biblia para negar el acceso a derechos humanos y civiles de grupos distintos al tuyo. Tienes tanto derecho a tus creencias como lo tienen los otros a llevar la vida como mejor les parezca, siempre y cuando no alteren la libertad de los demás. La homofobia que te afecta, definitivamente, altera la vida y la libertad de los demás.



5. ¿Por qué no puedo aceptar las respuestas anteriores y sigo pensando que la biblia está en lo correcto?

Cuando la opresión ha sido muy fuerte, las personas desarrollan lo que se llaman ideas sobrevaloradas. Se niegan a ver la realidad como es, por el temor a tener que cambiar sus puntos de vista, aprendidos a fuerza de violencia simbólica. Cuando se tienen ideas sobrevaloradas, se hace cualquier cosa por defenderlas; incluso se puede llegar a pasar por encima de la vida de otras personas. Es una forma de idealismo carente de empatía y compasión por el prójimo.

En este punto hay que introducir, además, la noción de idea delirante. Claro, para que se considere de este modo, la idea debe ser:

- firmemente sostenida a pesar de la falta de fundamentos lógicos
- resistente a la experiencia y el principio de realidad
- inadecuada para el contexto cultural de quien la profesa

Sólo un especialista en salud mental podrá decirte si eres presa de una idea delirante.

discriminacion

6. ¿Pero cómo vamos a permitir algo que atente contra la perpetuación de la especie humana?

Primero, que reconozcas y aceptes que una proporción de seres humanos no se pliega al mandato reproductivo no representa ningun peligro para la especie humana. Segundo, y dadas las condiciones del planeta, pensar que todos los humanos deben reproducirse es, simplemente, un planteamiento absurdo. ¿De dónde sacaste que todos los humanos deben reproducirse? Precisamente porque somos humanos, podemos sopesar y decidir qué hacer con nuestras vidas, como individuos, como grupo y como especie.


enfermedad

7. ¿Pero y los niños? ¿No van a terminar siendo homosexuales?

Cualquier orientación sexual es el resultado de varios factores interrelacionados (genéticos, hormonales, anatómicos, psicológicos, socioculturales). La apertura cultural, como lo muestra la experiencia de países donde la homosexualidad es reconocida legalmente, permite la libre expresion de mas y mas personas y, a la larga, trae beneficios en materia de salud pública y de bienestar general para toda la población. Odiar cuesta energia, tiempo y, para algunos, mucho dinero. Con esto se indica que, en una sociedad que reconoce y valora positivamente la diversidad, cada quien será como es. La proporción de homosexuales seguirá mas o menos igual, con la gran diferencia de que estos estarán integrados a la sociedad. Los niños , en general, crecerán aceptando la diversidad como una de las realidades de la vida.

Ahora bien, miremos con detalle la pregunta: ¿estás sugiriendo que si se reconoce legalmente la homosexualidad la gente considerará "meterse a homosexual"? ¿Considerarías tú ser homosexual si hay reconocimiento legal? Recuerda que la homosexualidad no es un club y que los seres humanos no elegimos la orientación sexual. Cualquier orientación sexual es el resultado de varios factores interrelacionados (geneticos, hormonales, anatomicos, psicologicos, socioculturales).

En el peor de los casos, algunos heterosexuales, por curiosidad, podrían probar y confirmar que eso no es para ellos. Esto es justo lo que hacen los adolescentes en diferentes ámbitos de su vida: buscar hasta encontrarse. No hay nada de particular en eso.





8. ¿Pero y los niños? No van a terminar siendo abusados sexualmente por homosexuales?

Cuando las emociones nublan la razón, las ideas comienzan mezclarse, creando confusión y mas reacciones emocionales. ¿Cómo es que las personas saltan de la atraccion entre personas del mismo sexo al abuso infantil? Esta sería una gran pregunta de investigacion. Homosexualidad y pederastia son dos conceptos distintos y escasamente relacionados. Aun así, es una de las cartas bajo la manga que sacan quienes están en esta carrera por promover el prejuicio y el odio.

Hay que destacar acá que el recurso de apelar a los niños es una estrategia efectiva para la venta, conocida muy bien por publicistas y expertos en mercadotecnia.



9. ¿Pero no es la homosexualidad una enfermedad?

No, no lo es. Solo aquellos que sufren de homofobia, en su intento por naturalizar su trastorno, te dirán que es una enfermedad. ¿De donde sacaste esa idea?



10. ¿Pero no estan los homosexuales obsesionados con el sexo?

No, no lo están. Solo aquellos que sufren de homofobia, en su intento por naturalizar su trastorno, difunden este tipo de fantasias. Como en todo grupo humano, encontraras todo el espectro del apetito sexual, desde aquellos con "pocas ganas", hasta aquellos "siempre listos". Exactamente igual que en la poblacion general. Por cierto, de donde sacaste esa idea? ¡Pareciera que no conoces gente gay de carne y hueso!



11. ¿Pero no es una vagabundería?

Primero una enfermedad, ahora una "falla de la voluntad". Las personas que sufren de homofobia buscarán cualquier argumento para convencer al resto del mundo de que la homosexualidad no debería existir (ve a la seccion de síntomas). Acéptalo: la homosexualidad es una de las tantas expresiones de la sexualidad humana (y del sexo en general). Ha estado desde siempre, visible o no, y el gran cambio es que, finalmente, el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) está logrando derechos reclamados desde hace al menos dos siglos (del mismo modo como las mujeres o los negros lograron los suyos tras una larga lucha social).

La orientación sexual, cualquiera que ésta sea, se le impone al individuo (¿acaso podrías dejar de ser heterosexual?). Simplemente pasa, como resultado de muchos factores. Por tanto, no se puede elegir, menos modificar. Reconociendo esto, el cristianismo pretende que los homosexuales elijan la abstinencia y el celibato. Curiosamente, son los sacerdotes católicos, muchos de ellos heterosexuales, los que nos muestran que renunciar a la sexualidad, un aspecto básico de la dimensión humana, es un gran autoengaño.

Cualquier argumento que uses en contra de la homosexualidad se basa en una decision hecha de antemano, a saber, que la sociedad occidental, por razones históricas, decidió que era algo que debía prohibirse. Fue a partir de ésto que fueron surgiendo los intentos por justificar esa decisión. Antes de seguir esgrimiendo argumentos, revisa lo que sientes frente a los homosexuales y la homosexualidad, alli encontraras las inquietudes que debes responder. Hazte cargo de tus emociones antes de arremeter contra los demas.

Cuando los psicólogos estudian la homosexualidad de manera objetiva, lo que encuentran es que los gays son personas normales y corrientes, eso sí, con un problema más que el resto del mundo: el odio de algunos, o sea, la homofobia que ha invadido a muchos en esta sociedad.



12. ¿Y que pasa con aquellos profesionales de la salud mental que dicen que la homosexualidad sí es una enfermedad?

Primero chequea si son profesionales de la salud mental. Si lo son, chequea si están actualizados y si han recibido entrenamiento en sexualidad humana. Ningún profesional de la salud mental que siga los lineamientos actuales de su gremio puede afirmar tal cosa; no como profesional, en todo caso.

Recuerda que un profesional de la salud mental es, por encima de todo, un ser humano. Como tal, vive los mismos procesos que cualquier otra persona; tiene opiniones, pasiones y, en general, una historia como todo el mundo. Algunos profesionales de la salud mental sufren de homofobia, pero esto no hace que sus opiniones sean una teoría que deba ser defendida. Los gremios tienen estándares que los profesionales deben cumplir para limitar sus prejuicios personales.

Ninguna de las más reconocidas organizaciones de la salud mental del mundo reconoce a la homosexualidad como una enfermedad. De hecho, algunas proponen la importancia de tratar la homofobia desde una perspectiva psicosocial. Esta sitio web se inscribe en esa línea.



13. ¿No hay teorías que dicen que la homosexualidad es una enfermedad?

Más que teorías, son intentos por justificar los prejuicios de un grupo, el de aquellas personas aquejadas de homofobia. Que ninguna de ellas encuentre apoyo en los datos empiricos permite plantear que, cuando las personas padecen de homofobia usan su inteligencia para justificar el rechazo a lo que no aceptan. Por eso en una discusion van saltando de argumento en argumento en contra (aunque sean incongruentes entre si), como si sacaran cartas de debajo de una manga. Estas serian las capas "intelectuales" de un problema que, en definitiva, tiene que ver con una reaccion emocional profunda. Asi, una gran pregunta de investigacion podria ser "por que a algunos les angustia la diversidad sexual?".

A propósito de esto, ¿te has preguntado por qué casi nadie se interesa por estudiar la heterosexualidad? ¿Cómo es que una mayoría termina atraída por otro sexo? En un mundo libre de homofobia, todas las orientaciones sexuales serían objeto de investigación. Mira esta cita de uno de los pilares del estudio de la sexualidad:

"ni siquiera el interés sexual exclusivo del hombre por la mujer es algo obvio, sino un problema que requiere esclarecimiento" (Sigmund Freud, Tres ensayos para una teoría sexual).



14. ¿Y qué hay de esa teoría según la cual la homosexualidad sería el resultado de una madre dominante y un padre ausente?

La sexualidad humana no ha sido explicada exhaustivamente por ningún modelo específico. Alguien que plantee esa relación desconoce sus complejidades y la diversidad de factores que condicionan la elección del objeto sexual (orientación sexual), el género, la ejecución de una conducta sexual y el desarrollo de una identidad sexual. ¿Conoces todos los tipos de explicaciones que se han dado a la conducta sexual? El mito de la madre dominante y el padre ausente no es el unico, y ni siquiera es el mejor. Tienes todo el derecho de burlarte de quien diga semejante cosa, especialmente si pretende hacerlo pasar como una teoría científica.

discriminacion

15. ¿Por qué si soy homosexual creo que eso está mal?

Porque sufres de homofobia internalizada. Estás clasificando tu experiencia de acuerdo a categorías que te han inoculado desde pequeño, pues procedes de una cultura que promueve la homofobia. Pregúntale a tu cuerpo si lo que sientes está mal, verás que su respuesta es otra.

enfermedad

homofobia

16. ¡Pero yo quiero dejar de ser homosexual! ¿Por qué?

¿Te has preguntado por qué no pasa lo contrario? ¿Por qué un heterosexual no se pregunta por su identidad sexual? ¿Por qué la gente no pide convertirse en bisexual y tener más opciones, por ejemplo? El heterosexismo es el prejuicio según el cual la heterosexualidad es una norma universal. Si crees esto, obviamente, te estarás aplicando unas categorías opresivas que te hacen creer que estás mal. En esta vida hay cosas que se pueden cambiar y cosas que no. La orientación sexual, hasta donde lo muestran las investigaciones, no se modifica con la voluntad ni con ningún tratamiento. Como has incorporado una jerarquía homofóbica te sientes en desventaja y quieres ocupar el lugar que consideras privilegiado en esta sociedad. Necesitas ayuda para aceptarte. Ser tu mismo no solo te hará sentir mejor; además te permitirá protegerte de otras personas que quieran abusar de ti diciéndote como deberías ser. Aceptarte a ti mismo también es la mejor estrategia para tener una sexualidad saludable.



17. ¿Por qué es tan dificil ser homosexual?

La mayor dificultad procede de la homofobia y de la homofobia internalizada. Los que sufren de homofobia, en su intento por demostrarse que están en lo correcto, hacen lo que sea para encontrar pruebas favorables. Por ejemplo, te impiden tener espacio para una relación de pareja, con lo que te obligan a vivir de manera clandestina. Luego toman el resultado, tu vida sexual oculta, como una prueba de lo dificil y lo enfermo de ser homosexual. Alguien afectado por la homofobia se paga y se da el vuelto.

También verás que tú mismo podrías estar saboteando tu bienestar, como parte de los efectos de la homofobia internalizada. Cuando superes este problema verás que los conflictos de pareja y las dificultades en el amor son inherentes a la condición humana, y no exclusivos de la homosexualidad. Recuerda tienes todo el derecho a ser feliz y venciendo la homofobia estarás más cerca de lograrlo.



18. ¿Y entonces por qué existen tratamientos que pretenden curar la homosexualidad?

Porque el resultado de la homofobia han sido algunas tecnologías para eliminar la homosexualidad. Así como los nazis inventaron los campos de concentración y las cámaras de gas porque creían en la superioridad de la raza aria, los profesionales de antaño, tomados por la homofobia, diseñaron tratamientos que hoy se sabe son peligrosos y que, por encima de todo, no convierten a nadie en heterosexual. En el mejor de los casos, producen homosexuales reprimidos y con culpa de ejercer su sexualidad.

¡No te dejes confundir! Hay una pequeñísima proporción de heterosexuales que tienen conductas homosexuales por diversas razones. La terapia no los transforma en heterosexuales, solo les permite ejercer la sexualidad que es natural para ellos. Una buena terapia es aquella que te ayuda a dar lo mejor de ti.



19. ¿Por qué despues de leer todo el contenido de esta página sigo defendiendo una imagen negativa de los homosexuales?

Quizás la homofobia te ha invadido por completo. Considera seriamente conversar con un profesional de la salud mental libre de homofobia para saber exáctamente qué te pasa.



No Le Guardes Rencor a una Persona, Porque Sobresalta sobre las Demas

























#prayfororlando


#prayforvenezuela


Fin





+1
10
0
6
10Comments
      adrix22

      <3

      -1
      kevinsssss

      Vivimos en un mundo en donde estar enfermo es bien visto pero el que critica la enfermedad es llamado enfermo.

      Yo no estoy de acuerdo con la homosexualidad, pero no los odio, pienso que esta mal y tengo motivos para hacerlo.

      Esto nisiquiera hizo a la gente mas tolerante, se puede ver en la politica cuando critican algo solo porque sea de cierto partido, solo normalizaron la homosexualidad y por eso no la critican.

      En otras palabras, solo retrocedimos socialmente, no logramos nada.

      +1
      superlalo80

      Asi como ellos piden respeto de sus preferencias sexuales yo tambien tengo derecho de estar en contra o no aceptar a los homosexuales, claro que no voy a insultarlos o mucho menos agarrar a matarlos simplemente los ignoro pero no los considero normales

      +1
      Adolfo__Hitler

      el creador del post

      +1
      Mats_Hummels15

      Respeto lo que cada quien hace con su cuerpo, pero la homosexualidad siempre será una parafilia combinada con trastornos de la personalidad, punto.

      +1
      adrix22

      Ya que el mundo se arregle y dejen de existir personas que opinen como tu, la homosexualidad sera una orientacion mas, sin mas ni menos transtornos de personalidad que cualquier otra orientacion. Los transtornos vienen de un mundo en tu contra desde que naces

      0
      afi336

      Yo no entiendo la homofobia, osea me importa 3 carajos lo que cada uno haga con su vida y menos importa lo que haga con su vida sexual, no entiendo a los que están con ese odio hacia los gays, me parecen personas resentidas que no pueden vivir su propia vida sin joder a los demás.

      +1
      Adolfo__Hitler

      El problema es que es una patología psicológica, no es normal y nunca lo fué. Hasta hace unos años era considerado psicologicamente anormal y tenia tratamientos con psicologos que daban muy buen resultado. Lo que pasó fué que muchos lobbys gay poderosos en estados unidos ejercieron presiones para descatalogarlo como un trastorno sirviendo esto a los intereses marxistas de ya sabemos quien...

      +1
      kevinsssss

      Yo no odio a los gays, pero no pienso ignorar su enfermedad y el echo de que halla gente que lo este normalizando y queriendo convencer a los demas de que esta bien.

      Yo no odio a alguien por ser gay, pero no por eso pienso que ser gay esta bien.

      +1
      CadizE
      +1