Check the new version here

Popular channels

"No soy racista" chófer impidió acceso a mujer burka




"No soy racista", dice el chófer que impidió el acceso de una mujer con burka







El conductor, a quien se ha abierto expediente, explica que no permitió el acceso de la mujer porque "iba completamente tapada, no se le veían ni los ojos" y que los hizo "por mi seguridad y la de mis viajeros"


Un conductor de Tuvisa, la compañía municipal de autobuses de Vitoria, impidió ayer el acceso a un urbano a una mujer "con el rostro cubierto". Fue sobre las 11:15 horas en una de las paradas de la línea 3, en la plaza de San Antón, y la mujer, según el chófer, iba completamente oculta bajo un burka. El conductor no se refirió con este término a la vestimenta, lo que no resulta extraño dada la confusión que genera en las sociedades no musulmanas la gran variedad de velos islámicos existentes. No obstante, identificó posteriormente a través de una foto a lo que se refería: un velo integral que no dejaba a la vista ningún rasgo que permitiera su identificación. La compañía municipal de autobuses ha decicido abrir un expediente informativo para conocer los detalles del incidente y estudiar si el empleado debe ser sancionado.


El conductor ha dado su versión de los hechos en la tarde de este viernes en el programa Sin Ir Más Lejos, de ETB-2. "No soy racista", ha garantizado. "Quienes me califican así es que no me conocen", ha dicho. Según su versión, se encontraba a los mandos del autobús en la parada de la plaza de San Antón cuando una mujer "completamente tapada y con un carrito" intentó subir por la puerta trasera del autocar. "No le abrí la puerta", ha indicado. Ha explicado que le impidió el acceso porque "no se le veía nada. Era más que un burka, ni siquiera tenía esa rejilla que algunos tienen para los ojos", ha detallado. Tomó la decisión, apunta, "por mi seguridad y por la de mis viajeros". Preguntado por si ha pedido firmas a sus usuarios este mismo viernes para prohibir el acceso con este tipo de velos integrales a los autocares, el conductor sólo ha admitido que ha consultado a sus viajeros sobre su comportamiento de la víspera, "para saber qué les parecía".


El hecho ha desatado una fuerte polvareda en una ciudad en la que la inmigración es un asunto de plena y tensa actualidad. Su alcalde, Javier Maroto (PP), es adalid de la ofensiva de su partido contra los "abusos" en el cobro de ayudas sociales y el endurecimiento del acceso de los extranjeros a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Desde el pasado verano, cuando Maroto identificó a los magrebíes como personas que vienen a Euskadi a "aprovecharse" de las ayudas sociales, la tensión por este asunto ha ido en aumento. Esta misma semana se ha conocido un caso de agresión entre dos vitorianos por una discusión de trasfondo racista.


La compañía de autobuses urbanos ha actuado este viernes de inmediato. El consejo de la compañía municipal, tras un debate político y tras escuchar al afectado, ha decidido abrir un expediente informativo al chófer por incumplir el artículo 75 del reglamento de la empresa.


Según el relato proporcionado por los responsables de la empresa pública, fue el propio conductor quien notificó la incidencia a la compañía y alegó que la mujer iba completamente tapada. El hombre ha asegurado a la gerente, María José Ajuriaguerra, que impidió su acceso al autocar "por motivos de seguridad para los demás usuarios". En su declaración de esta mañana ante la gerente el chófer ha defendido que "había una persona a la que no podía identificar" y en ello justifica su problema de seguridad. Aunque en ningún momento ha utilizado la palabra 'burka', sí ha identificado en una imagen el tipo de vestimenta que cubría a esta persona. La gerente ha pedido que se respeten los derechos del trabajador, que ahora tiene 10 días para dar su versión por escrito. Por ahora tan sólo se ha iniciado el expediente informativo, que se resolverá siguiendo el reglamento de régimen interno. Ni Tuvisa ni el Ayuntamiento de Vitoria han recibido hasta el momento ninguna queja de la usuaria a la que se le denegó el acceso.


Hacen responsable a Maroto

Tras la comparecencia de Garmendia, el grupo municipal de EH Bildu ha dicho que, a la espera de que concluya el expediente informativo, "todo apunta a un comportamiento presuntamente xenófobo" y ha opinado que es fruto del caldo de cultivo que está provocando el alcalde, Javier Maroto (PP), con sus declaraciones sobre los inmigrantes magrebíes.

Estos hechos se han producido tan sólo un día después de que un vitoriano, que fue presuntamente agredido por recriminar a otro ciudadano por sus reproches a las personas inmigrantes, haya anunciado la presentación de una denuncia ante los tribunales de justicia. Tanto el denunciante como todos los grupos de la oposición de Vitoria responsabilizaron al alcalde de Vitoria, Javier Maroto (PP), de lo ocurrido, debido a sus mensajes sobre las personas inmigrantes que están siendo investigadas por la Fiscalía por un presunto delito de incitación al odio por motivos raciales.



http://www.elcorreo.com/alava/sociedad/201411/07/conductor-prohibe-subir-urbano-20141107115521.html
0
0
0
0
0No comments yet