Check the new version here

Popular channels

¿No te lavas los dientes lince? Mira lo que te puede pasar











¿Nunca tienes tiempo para ocuparte de tus dientes? Alrededor de la mitad de la población de Estados Unidos no utiliza hilo dental diariamente, y uno de cinco no se lava los dientes dos veces al día—así que no estás solo.
Pero quizás quieras reconsiderar.
“Preocuparse de tus dientes y encías no sólo se trata de prevenir caries, o mal aliento,” advierte la Asociación Dental Americana. “La boca es un portal hacia la salud general del cuerpo.”
Es casi imposible probar una relación de causa-efecto entre la negligencia dental y varias otras condiciones, ya que los investigadores tendrían que crear un grupo de control que ignorara sus dientes por completo durante un largo tiempo—y esto sería lo suficientemente dañino como para considerarse poco ético. Pero hay una gran cantidad de evidencia que indica una asociación entre la mala higiene dental y una gran variedad de enfermedades.
Deberías visitar al dentista al menos una vez al año, y por su cuenta la ADA recomienda que te laves los dientes dos veces al día, por dos minutos, y que utilices hilo dental una vez al día. Si eliges ignorar estos consejos, tendrás caries seguramente—pero además, aquí hay 13 otras cosas a las que te arriesgas, algunas más comunes que otras.




1. Enfermedades de las encías



La mayoría de las personas no se dan cuenta de esto, pero las encías no debieran sangrar cuando se lavan los dientes, o si se usa hilo dental. Si las suyas lo hacen, probablemente usted tenga alguna enfermedad de las encías—o al menos está cerca de tenerla. Gingivitis, la presentación más suave de las dolencias en las encías, hace que éstas se hinchen, enrojezcan, y estén sensibles a sangrar—parte de la respuesta de las bacterias en la placa que se va formando entre los dientes y las encías. Más de la mitad de los habitantes de Estados Unidos padecen de Gingivitis.
Si la placa se expande, la respuesta inmune aumenta, y puede destruir los tejidos y huesos en la boca, provocando espacios entre los dientes que pueden infectarse (otras condiciones que no están relacionadas con la higiene bucal también pueden tener estos efectos). En esta severa etapa, la enfermedad de las encías es llamada Periodontitis, y puede pasar a ser crónica. Googlee “periodontitis,” y seguramente considerará más su higiene bucal.
Fuente: Academia Americana de Periodontología; Clinical Calcium, 2012




2. Caída de los dientes

Si nunca se ha preocupados de perder sus dientes, debería comenzar. Adultos entre 20 y 64 años han perdido un promedio de siete dientes permanentes, y a 10% de los habitantes de Estados Unidos entre 50 y 60 años no les queda ninguno. Tanto las caries como las enfermedades a las encías pueden provocar la pérdida de los dientes.
Fuente: Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial National Institute of Dental and Craniofacial Research




3. Mal aliento

El mal aliento, llamado halitosis, clínicamente, puede afectar a más del 65% de la población. Un número de condiciones pueden tener halitosis como síntoma, pero la causa número uno es una mala higiene dental. Las partículas de comida que se quedan dando vueltas en la boca tiempo después de las horas de comida comienzan a apestar, y mientras menos se lave los dientes y use hilo dental, más bacterias potencialmente malolientes van juntándose en su boca. La cubierta de su lengua también es una de las razones principales del mal aliento, y algunas investigaciones han indicado que limpiarse la lengua—junto con lavarse los dientes regularmente y usar hilo dental, obviamente—pueden ayudar a resolver este problema.
Fuente: Medicina Interna y de Emergencias, 2011. Diario Internacional de Ciencia Oral, 2012; Investigación de Enfermería. 2013. Internal and Emergency Medicine, 2011International Journal of Oral Science, 2012Nursing Research, 2013




4. Demencia

Un gran estudio a largo plazo de los residentes de la comunidad de retiro Laguna Hills, sugiere que puede haber relación entre la mala salud bucal y la demencia, aunque es posible que las personas que tienen una mejor higiene bucal también tengan hábitos más sanos en general. Los investigadores siguieron a 5468 personas por 18 años, y descubrieron que—entre aquellos que aún tenían dientes—aquellos que “reportaron que no se lavaban los dientes diariamente tenían un 22% a 65% de riesgo mayor a tener demencia que aquello que se lavaban tres veces al día.” Además, un pequeño estudio encontró que los cerebros de los pacientes con Alzheimer tenían más bacteria asociada a enfermedades de encías que las personas cognitivamente sanas.
Fuente: Diario de la Sociedad Americana de Geriatría. 2012. Diario de la Enfermedad de Alzheimer. 2013. Journal of the American Geriatrics Society, 2012Journal of Alzheimer’s Disease, 2013




5. Neumonía

Cuando los patógenos se meten en su boca, usted los inhala directamente hacia sus pulmones, en donde pueden causar todo tipo de caos. Una gran publicación apuntó a este proceso como la razón para una asociación entre la mala higiene bucal y la neumonía adquirida en los hospitales. Mejorar la higiene bucal—por medio de algunos métodos más allá de lavarse los dientes y usar hilo dental, en este caso—redujo la incidencia de esta enfermedad en un 40%. Otro estudio de 315 pacientes en un hospital brasilero, descubrió que aquellos que tenían periodontitis tenían tres veces más probabilidad de padecer neumonía.
Fuente: Anales de la Periodontología. 2003; Diario de la Periodontología. 2013; Gerodontología. 2013. Annals of Periodontology, 2003Journal of Periodontology, 2013Gerondontology, 2013




6. Disfunción eréctil

Una conexión entre las enfermedades dentales y la disfunción eréctil parece remota, pero estudios preliminares sugieren que las condiciones podrían estar relacionadas. Ambas están ligadas con la deficiencia de Vitamina D, el fumar, y la inflamación en general, aunque la razón exacta para esta asociación aún es un misterio. Un estudio con ratas indicó que la periodontitis estropeaba el funcionamiento del pene. A pesar de que no está claro si estos efectos se darían en humanos también, en un grupo de pacientes entre 30 y 40 años, 53% de los que padecían disfunción eréctil, sufrían de periodontitis severa, mientras que solo el 23% de los que no tenían DE. “Creemos que será beneficioso considerar la enfermedad periodontal como una  condición causal clínica de la DE en tales pacientes,” escribieron los autores.
Fuente: El Diario de la Medicina Sexual. 2011; 2012; El Diario de la Periodontología Clínica. 2012 The Journal of Sexual Medicine, 2011The Journal of Sexual Medicine, 2012Journal of Clinical Periodontology, 2012




7. Absceso cerebral

Frecuentemente causado por infecciones bacterianas, un absceso es una acumulación de pus, con hinchazón e inflamación alrededor. En el cerebro es fatal, si es que no se trata. “Una mala condición dental, una periodontitis notablemente destructiva, puede ser un riesgo a enfermedades letales para otras partes del cuerpo,” planteó un equipo de científicos quienes señalaron la pésima higiene dental de un paciente como la posible causa de su absceso cerebral. Los abscesos cerebrales no son muy comunes, y no hay un estudio sistemático que los conecte con la mala higiene dental. Pero los autores señalaron al menos otros 12 casos de abscesos cerebrales que apuntaban a la mala higiene dental como la causa probable.
Fuente: Diario de Periodontología Clínica Journal of Clinical Periodontology, 2011




8. Diabetes

Los dentistas han sabido por un largo tiempo que la Diabetes es un factor de riesgo para la periodontitis, pero ahora la investigación está comenzando a indicar que esta relación podría ser bidireccional. La mala salud dental extrema también puede ser un factor de riesgo para la resistencia a la insulina (comúnmente llamada “pre-diabetes”) y la diabetes, principalmente porque aumenta la inflamación. Algunos estudios incluso han indicado que en los pacientes que sufren de ambas condiciones, resolver la periodontitis puede mejorar el control de la diabetes.
Fuente: Anales de la Periodontología. 1998; Tratamiento de la Diabetes. 2010; Diario de la Diabetes y el Metabolismo. 2012; Diario de la Ciencia Oral Aplicada. 2013 Annals of Periodontology, 1998Diabetes Care, 2010Diabetes & Metabolism Journal, 2012Journal of Applied Oral Science, 2013




9. Enfermedades renales

Alrededor de 2.7% de los adultos en Estados Unidos tienen enfermedades crónicas a los riñones, pero algunas personas están en más riesgo que otras. Las personas que tienen dolencias periodontales tenían 4.5 más probablidades de padecer una enfermedad a los riñones crónica, haciendo que la mala higiene dental sea un mejor predictor para ECR que el colesterol alto. Los adultos a los que no le quedan dientes también tenían 11 veces más probabilidades de tener ECR. A pesar de que la enfermedad dental no es el factor de riesgo más alto—las personas mayores de 60 tienen 27 veces más probabilidades de tener ECR que las personas más jóvenes, por ejemplo—otro estudio confirmó que la periodontitis puede ser un riesgo significativo para las enfermedades a los riñones, incluso luego de controlar las condiciones de salud subyacentes que provocan ambas.
Fuente: El Diario Americano de las Enfermedades a los Riñones. 2008; Diario de la Periodontololgía. 2010 American Journal of Kidney Disease, 2008Journal of Periodontology, 2010




10. ¿Enfermedades al corazón?

Múltiples estudios han sugerido que puede haber una conexión entre las enfermedades de las encías y las que afectan al corazón, ambas asociadas con la inflamación. “Aumentar el cuidado de la higiene oral…es prudente para mejorar la salud oral de los pacientes y posiblemente reduce [las enfermedades coronarias],” concluyó un estudio. “Las enfermedades periodontales causadas por bacterias patógenas…podrían representar una de las posibles causas de las enfermedades al corazón,” concluyó otro.
Los autores de la publicación del 2008 del U.S. Preventative Services Task Force señalaron que la enfermedad periodontal podría ser considerada un factor de riesgo para las enfermedades al corazón, independiente de los factores de riesgo tradicionales—a pesar de que admitieron la falta de evidencia para demostrar esa relación causal.
Pero un planteamiento científico de la Asociación Americana del Corazón en el 2012 cuestionó la afirmación: Las enfermedades periodontales y las del corazón comparten muchos factores de riesgo subyacentes; no hay razón para pensar que los problemas dentales causan enfermedades al corazón directamente; y el tratamiento de la periodontitis reduce la inflamación pero no hace nada para alterar el curso de las enfermedades al corazón, concluyeron los autores.
Fuente: Diario de la Medicina Interna General. 2008; Opinión Actual en Nefrología e Hipertensión. 2010; Odontología General. 2012; Circulación. 2012 Journal of General Internal Medicine, 2008Current Opinion in Nephrology and Hypertension, 2010General Dentistry, 2012Circulation, 2012




11. Complicaciones en el embarazo

La gingivitis afecta a entre el 60 y el 70% de la mujeres embarazadas, y es especialmente importante que estas madres expectantes se preocupen de sus dientes. Cuando las mujeres embarazadas tienen problemas dentales serios, sus bebés tienen más probabilidad de desarrollar caries. La mala salud dental materna también está asociada con partos adelantados y bajo peso en el nacimiento, a pesar de que no hay suficiente evidencia para probar si es un factor de riesgo independiente. Los investigadores sospechan que uno de dos mecanismos pueden estar presentes: que la inflamación general aumente, o la bacteria oral que entra a la sangre eventualmente coloniza la placenta, produciendo una respuesta inflamatoria.
Fuente: Diario de la Enfermería Clínica. 2010; Clínicas Dentales de Norte América. 2013Journal of Clinical Nursing, 2010Ginekologia Polska, 2012Dental Clinics of North America, 2013




12. Úlceras

En las personas que sufren de periodontitis, la placa que se forma en los espacios debajo de las encías puede transformarse en un depósito de pylori helicobacter, la bacteria que es asintomática en su mayoría, pero responsables por las úlceras estomacales, cuando surgen. Esta bacteria puede ser transmitida oralmente, y grandes estudios epidemiológicos han encontrado una asociación segura entre la periodontitis y una prueba positiva de las bacteria, que también es un riesgo a cáncer al estómago. Distintos investigadores han llegado a conclusiones algo diferentes, pero los espacios bacterianos que se forman durante la periodontitis incuestionablemente presentan un riesgo para varios tipos de crecimiento de bacteria, e infecciones.
Fuente: Diario Americano de la Salud Pública. 2002; Revisiones de Microbiología ClínicaGut, 1995American Journal of Public Health, 2002Clinical Microbiology Reviews, 2010




 13. Cáncer

“Evidencia reciente sugiere que el alcance y la seriedad de las enfermedades periodontales y la pérdida de dientes pueden estar asociadas con enfermedades malignas,” concluyó un investigador, luego de revisar estudios previos que señalaban una asociación entre la mala higiene oral y el cáncer. Las enfermedades a las encías y los problemas dentales también están asociados con HPV, que causa casi el 80% de cánceres orales. Mientras que fumar es un gran factor de riesgo tanto para las enfermedades a las encías como para el cáncer, un estudio de 3439 personas el año pasado, identificó la mala salud dental como un factor de riesgo independiente para HPV, incluso en casos en donde fumar también ocurría. Otras investigaciones preliminares han sugeridos que la periodontitis puede promover el crecimiento de células cancerígenas en la boca.










0
0
0
0No comments yet