Check the new version here

Popular channels

Nuevo marcapasos cerebral que cambiará la psiquiatría


Si conoce algo de psiquiatría, aunque sea por alguna exagerada película del cine, habrá visto que los doctores llevan tiempo experimentando con el efecto de los impulsos eléctricos en el cerebro.

Mientras que la terapia electroconvulsiva (ECT)no tiene exactamente la mejor fama gracias a las películas como Atrapado sin salida ; Requiem , etc, ,Una evolución del ECT promete un gran potencial para mejorar la manera en que las enfermedades mentales pueden ser tratadas en el futuro, y todo gracias a un marcapasos en el cerebro.

El proceso se llama estimulación cerebral profunda, DBS, y consiste en dos electrodos insertados en la profundidad del cerebro, modulando un pulso regular en una región específica. Los investigadores afirman que tiene la capacidad de estabilizar las emociones y el pensamiento, si las pruebas preliminares arrojan resultados favorables, su uso puede difundirse.

Mientras que el DBS existe desde 1980, ha comenzado a cobrar fuerza en las últimas décadas a medida que los investigadores comprendían mejor el funcionamiento de los impulsos.

De acuerdo al reporte de Erene Stergiopoulos en Motherboard, el DBS se utilizaba para tratar el parkinson y el dolor crónico antes de que fuera adaptado para el tratamiento de personas con depresión: el primer experimento de este tipo se llevó a cabo en el 2003. En los primeros estudios de los beeficios potenciales del DBS, 4 de los 6 pacientes experimentaron una notable reducción de los síntomas en un espacio de 6 meses, y estas mejoras duraron un año. Estos descubrimientos no son concluyentes, pero la documentación resultante se ha estado usando en fundación de investigación DBS ddurante los últimos 10 años.

Una de las más aceleradas y extensas investigaciones sobre DBS se realiza en Toronto, Canada, donde 58 paciente están siendo tratados, nuevos estudios son capitalizados con los datos recabados para determinar si el DBS puede ser reconocido como un tratamiento generalizado y no como un úlimo recurso. Además hay evidencia de que este tratamiento puede mejorar la eficacia de otros medicamentos psiquiátricos.

Por el momento no se trata de una operación muy refinada: se introducen dos electrodos por unos orificios practicados en el cráneo, y se conectan a un marcapasos implantado debajo de la clavícula. Estos implantes pueden funcionar años antes de agotar su bateria.

Algunas de las últimas especulaciones sugieren que si bien la anorexia y la depresión son distintas afecciones, pueden tener ciertos factores en común, y el DBS puede utilizarse para actuar sobre esos puntos neurálgicos. Además los cientificos ya están tramitando la aprobación para utilizar el DBS e n el tratamiento de ACVs, de acuerdo a Shirley S. Wang en The Wall Street Journal - hay esperanzas de que esta tecnología puede ayudar a que las partes sanas del cerebro ayuden a las partes dañadas.
0No comments yet
      GIF
      New