Check the new version here

Popular channels

Nunca me voy a ir de Barcelona

La duda del 10

Messi deja entrever en el diario Olé que su futuro no está vinculado necesariamente al Barça




El matrimonio entre Messi y el Barcelona parecía inquebrantable. Así lo rubricaba el 10 en cada ocasión que tenía: “Nunca me voy a ir de Barcelona”, “Si me voy del Barça es para volver a Argentina”, “Mi lugar está en Barcelona y mi sueño es seguir”. Sin embargo, y a pesar de que el mundo Messi es indescifrable, el futuro del crack argentino se vislumbra dubitativo. “Hoy por hoy vivo el presente. Pienso en hacer un gran año y ganar los títulos que queremos en Barcelona. Y nada más. Después se verá”, resolvió La Pulga en una entrevista al diario Olé. “El fútbol da muchas vueltas... Si bien siempre dije que me gustaría quedarme siempre allá, a veces no todo se da como uno quiere”, completó.

Hoy por hoy vivo el presente. Pienso en hacer un gran año y ganar los títulos que queremos en Barcelona. Y nada más. Después se verá”

Lionel Messi

No es la primera vez que Messi titubea. En el club aseguran que había decidido dejar al Barcelona, hasta que Tito Vilanova, poco antes de morir en abril de este año, convenció al ganador de cuatro Balones de Oro de que su lugar estaba en el Barça. El rosarino había comenzado el 2014 con el ceño fruncido. “No veo razón por la que se tenga que mejorar el contrato de Messi cada seis meses”, aseguró Javier Faus, vicepresidente económico del Barça en diciembre de 2013. Las zonas grises en el vínculo de Neymar hicieron replantear en el Barcelona de que el10 necesitaba un nuevo contrato, aunque ya había renovado en febrero y en contra de la voluntad Faus. “Es una persona que no sabe nada de fútbol y quiere manejar el Barça como si fuera una empresa, y no lo es”, le contestó Messi a Faus desde Argentina, en sus vacaciones de Navidad.

“La gente del Barcelona es la que debe decidir qué hacer con mi futuro, pero mi elección es la de continuar porque sigo sintiendo el mismo cariño de su parte. Si así no fuera, buscaré una solución. Siempre voy a querer lo mejor para este club”, publicó Messi en mayo en una de sus redes sociales. Sin embargo, pocas horas después, a sus 27 años, firmó su séptimo contrato con el club hasta 2018 y se convirtió en el jugador mejor pagado del mundo.

La temporada comenzó con la ilusión de un nuevo proyecto de la mano de Luis Enrique. Messi sólo piensa en ganar. Le da lo mismo quien este a su lado, quiere jugar con los mejores y levantar copas. Y el Barça, a pesar de ganar la Supercopa de España, firmó el año pasado en blanco de grandes títulos. “Vino un nuevo técnico, con nuevas ideas, y eso lleva un tiempo. Tenemos jugadores más que suficientes para hacer cosas importantes este año. Lo tomo con tranquilidad porque esto recién empieza. Falta mucha Liga, Champions... Así que estoy tranquilo”, confiesa el delantero, que, por ahora, aguarda sereno.

Aunque la fragilidad institucional del club, el juicio sobre un delito fiscal del argentino y las críticas a su fútbol se adivinan como causas suficientes para cuestionar su futuro. “Desde el año pasado que vengo con críticas yo también. Y este 2014, igual. Cuando no se dan los resultados, lo que pretende la gente, es para todos igual. De afuera parece todo fácil pero no lo es”, concluyó el argentino. Mientras el Barça se reinventa con Luis Enrique, Messi duda.
0No comments yet