Check the new version here

Popular channels

Obras de George R. R. Martin que pueden llevarse a la TV

Hay vida más allá de Juego de Tronos. De hecho, a la rentable serie de HBO le quedan dos inviernos, así que ahora mismo son muchas las cadenas que tienen prisa por recoger el testigo. El mismo autor lo anunciaba en su blog: parece que la Universal Cable Productions, propiedad de NBC Universal, ha sido la primera en apuntarse el tanto adquiriendo la saga de ciencia ficción Wild Cards ideada por George R.R. Martin.



Se trata de una historia que imaginó el creador de Poniente y que lleva editando desde 1987, en una labor conjunta con su compatriota Melinda M. Snodgrass. Cada libro cuenta ya con 22 volúmenes publicados. Es una colección de relatos seleccionados por Martin y escritos por autores de todo tipo que giran en torno a un mundo distópico plagado de superhéroes.

Lo cierto es que el universo creativo del escritor de Canción de Hielo y Fuego es hoy en día una mina de oro en la que aún queda mucho por explotar más allá del papel y la tinta. Wild Cards podría ser la primera de muchas historias en convertirse en material de base para ofrecer productos audiovisuales de una calidad, si no igual, al menos afín al modelo marcado por la serie de HBO. Aunque por ahora el escritor tiene un contrato de exclusividad con la cadena, la NBC ha visto un resquicio en una saga que no firma como autor sino como editor, abriendo la puerta a multitud de posibilidades de cara al futuro próximo.

A día de hoy, NBC Universal ha producido series como The Magicians o Defiance para el canal Syfy o Mr. Robot para USA Networks. Así que la adquisición de Wild Cards puede convertirse en su nuevo puntal de ficción que funcione de relevo a los Siete Reinos de la HBO.

Wild Cards



Por lo que se sabe, se convertirá en una serie al más puro estilo de Syfy. Melinda M. Snodgrass, que fundó la saga junto con Martin, ejercerá de productora ejecutiva, después de estar tras los bastidores en series como Star Trek: la nueva generación. Su mano derecha será Gregory Noveck, que ya fue productor de RED, la adaptación del cómic de Warren Ellis protagonizada por Bruce Willis y Helen Mirren.

La historia de Wild Cards nos sitúa en un planeta Tierra distópico en el que después de la Segunda Guerra Mundial, un virus extraterrestre ha acabado con el 90% de la población. El 10% restante ha mutado y se ha convertido en dos tipos de personas: los llamados Jokers, que han cambiado físicamente y los Ases que han adquirido sorprendentes poderes. Parece tenerlo todo para convertirse en una apuesta alternativa a la ola de series de Marvel y DC que han inundado el sector.

Sueño del Fevre



El subgénero vampírico ha ofrecido siempre buenas dosis terror en la pequeña pantalla. Desde la noventera Buffy Cazavampiros a la actuales Vampire Diaries o The Strain, los colmillos protagonizan un buen puñado de historias que aún sigue ofreciendo productos de mayor o menor calidad.

En esta historia escrita por George R. R. Martin, ambientada en unos Estados Unidos deudores del Mark Twain de Tom Sawyer, un capitán está a punto de ver cumplido su sueño: navegar a bordo del barco más rápido de las aguas del Misisipi. El sueño se convierte en pesadilla cuando unos vampiros empiecen a teñir el río de sangre. La premisa, en buenas manos, bien podría dar para una miniserie de la misma cadena que dió a luz a True Blood. O bien una variante más propia de cadenas como FX, que nos ha regalado cosas como American Horror Story.


Muerte de la luz



No parece casualidad que la trama de Juego de Tronos empezase a acelerar con una frase tan mítica como "las cosas que hago por amor". En el fondo, Martin es un romántico. Aunque aquella ocasión la pronunciase un pérfido Jaime Lannister, bien podía haberla dicho Dirk t'Larien, el protagonista de Muerte de la luz. Se trata de su primera novela, una historia de amor espacial que muchos no dudan en calificar como la más apasionada que ha escrito.

El universo de ciencia ficción, además, es el mismo en el que se ambientan múltiples relatos cortos del autor. Todos juntos podrían dar pie a una historia más extensa, de tantos personajes como la serie de HBO en la que mundos a punto de sumirse en una noche eterna llevan a personajes a vivir aventuras llenas de amor y traición. Temáticas que ya sabemos que al norteamericano se le dan bastante bien.


Refugio del viento



La ciencia ficción también ha sido históricamente uno de los géneros literarios que mejor ha sabido vehicular la crítica social en pos de su trama. La novela que nos ocupa no es una excepción: una civilización sobrevive en un planeta inundado por feroces mares llenos de monstruos marinos. La civilización vive en pequeños archipiélagos, en los que la población se divide en distintos estratos. Los que ostentan el poder y la riqueza son aquellos que tienen la capacidad de volar y desplazarse de unas islas a otras. Mientras que los que viven "atados a la tierra" están condenados a ocupar los más bajos escalones del sistema económico.

Escrito a cuatro manos junto a Lisa Tuttle, famosa por su respetadísima Encyclopedia of Feminism, el cruel mundo descrito en Refugio del viento alberga una historia de lucha de clases y batallas por la igualdad de derechos que también es una de las fantasías más reivindicativas que ha dado la pluma de Martin. Quién no quisiera ver eso en manos de unas hermanas Wachowski en estado de inspiración.


El caballero de los siete reinos



Si en algún momento HBO decidiese hacer un spin-off de Juego de Tronos, esta novela sería una opción de lo más válida. Una picaresca aventurera más ligera que la de Canción de Hielo y Fuego domina este relato en el que, sin embargo, subyacen todos los grandes temas sobre los que reflexiona su saga más famosa.

Muchos años antes de los hechos narrados en la serie, un caballero llamado Ser Duncan el Alto, un joven nacido en el Lecho de Pulgas, recorrió Poniente con su escudero, un niño llamado Aegon Targaryen. Las aventuras que vivieron, narradas en un tono amable y ágil, nos muestran una cara distinta de los Siete Reinos. Si algun ejecutivo de HBO apostase por una serie de aventuras cómica con espíritu quijotesco tal vez ofrecería a los fans algo nunca visto. Al fin y al cabo, queda tanto por descubrir en la mente del escritor.
0
0
0
0No comments yet