Check the new version here

Popular channels

Obsolescencia programada


La obsolescencia programada amenaza a las familias. Ya han pasado seis años tras el reconocimiento público de la crisis económica en España y quien más quien menos recortó sus gastos por aquel entonces o un poco antes. Como consecuencia, la sensación o la constatación de que muchos de los electrodomésticos que nos rodean dejarán de funcionar en breve parece hacerse realidad. Lanevera empieza a perder agua, el lavavajillas se apaga sin razón, lalavadora funciona por los pelos, la televisión hace tiempo que dejó de verse bien y el coche nos deja tirados. No es una cuestión de mala suerte. El reloj tecnológico es imparable y todo se rompe. Los seis años de crisis pesan en la tecnología actual como una losa y suponen una amenaza para las economías domésticas. Sin compasión, los gastos aumentarán en los próximos meses.



Sin servicio
Las primeras versiones del iPad resultaron tan buenas técnicamente que a Apple no se le ocurrió otra manera de fomentar las ventas de sus nuevas versiones que suspender nuevas actualizaciones de programas. Microsoft ha tenido que hacer lo mismo con el incombustible Windows XP. El 3D llegó a las teles con el objetivo de animar las ventas, pero al final serán las 4k la única innovación capaz de expulsar del mercado las generaciones actuales y anteriores de televisores. Tiempo al tiempo.
Basura y más basura
Cuando Bernard London proponía en 1932 terminar con la gran depresión con técnicas de obsolescencia programada no advirtió de los efectos medioambientales de su genialidad marketiniana. La basura nos rodea y se amontona en nuestro entorno ante el inexorable consumismoy la obsesión por renovar aquello que podría funcionar casi eternamente.


Comprar o reparar
La clave de cualquier obsolescencia programada efectiva es que la reparación del bien cueste más que la adquisición del producto nuevo. Así, sustituir un chip de una impresora cuesta más que la compra de otra nueva (la base del negocio es vender tinta). La reparación de un ordenador cinco años después de su compra generalmente costará más que un producto equivalente nuevo (atención a las bisagras de los portátiles). Además, el precio de cualquier producto se sitúa en la mayoría de los casos en torno al 50% a los cinco años de su adquisición, por lo que su reparación no apetece casi nunca salvo que el bolsillo no deje otra alternativa.


Un  Video:



link: http://www.youtube.com/watch?v=aBDykqMv0xc

Y ahora en el fin del post,ustedes que opinan sobre que la tecnologia tenga "Fecha de vencimiento"?
0No comments yet