Info

Occidente alerta a Venezuela sobre ISIS

El Gobierno de Venezuela y el Estado Islámico son enemigos mortales, donde el país Sudamericano es aliado vital de Siria, Irán, Palestina y Libano con envíos petroleros y cargamentos aéreos




Venezuela contiene aproximadamente 320.000 inmigrantes mulsumanes del Medio Oriente, personas provenientes de Irak, Siria, Libano y Palestina, recientemente el Gobierno venezolano liberó las visas para los ciudadanos libaneses, lo que puede producir una mayor inmigración de ciudadanos árabes al pais sudamericano.

Para Hezbolláh, Venezuela es un “territorio conquistado”, por lo tanto su presencia aquí, tiene como objetivo preservarla y defenderla contra los “infieles” que profesamos diferentes creencias. Hezbollah busca impulsar un sistema teocrático islámico mundial, el cual consideran, es la solución a todos los males del mundo. Hezbollah afirma que los valores de nuestro país son decadentes y por esto plantean una lucha a sangre y fuego para salvarla del mal y purificarla.




El internacionalista argentino y especialista en Oriente Medio George Chaya señaló por su parte en una de sus columnas que “funcionarios de inteligencia occidental han revelado su preocupación por el avance islamista en el continente latinoamericano, los informes avanzan específicamente sobre personas de origen paquistaní, afganas e iraníes principalmente en Venezuela, Cuba y Nicaragua, quienes habrían establecido una base de operaciones en América Latina y cuyo centro operacional estaría ubicado en Venezuela”.

En Nueva Esparta, por ejemplo, desde años atrás se inició una invasión islámica silenciosa. En vía hacia un sector llamado El Espinal, en el municipio Díaz, se erigió una gran mezquita, pero existen varios centros islámicos importantes esparcidos en la Isla de Margarita. La población musulmana en Venezuela actualmente supera los 300.000, pero la rata de crecimiento es importante, para el año 2001 esta población se estimaba en unos 100.000. Parte importante está concentrada en la Isla de Margarita.

Las amenazas del Hezbollah y grupos afines, no deben ser subestimados. Reportes internacionales dan cuenta sobre la presencia en suelo venezolano de grupos terroristas islámicos quienes, supuestamente, mantienen campos de entrenamiento en puntos aislados del territorio nacional.

El Departamento del Tesoro ha incluido en su lista de terroristas a cuatro ciudadanos venezolanos por su relación con el tráfico de drogas y el lavado de dinero para financiar a Hezbolá, una nueva muestra de la expansión de la presencia de la organización en América Latina, aunque no hay muchos registros sobre la presencia del Estado Islámico que podría estar utilizando un similar modus operandi.



La posibilidad de que el EI extienda sus tentáculos hacia América Latina es muy fuerte. En diciembre de 2014 el diario español El Mundo publicó sobre la presencia de un connacional, Abu Hudaifa al Meksiki (el mexicano, en árabe), enrolado en las filas del Estado Islámico, y se elevó entonces la posibilidad de que los yihadistas utilicen bancos, organizaciones criminales y fundaciones altruistas en este continente, ya que es la forma como opera Hezbolá en Sudamérica.