Check the new version here

Popular channels

Ocho mitos sobre el ébola Leer más:


A raíz del último brote del virus de ébola, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha causado la muerte de más de 4.500 personas, principalmente en Liberia, Guinea y Sierra Leona, y su llegada a los países de Europa y de América, han surgido rumores de todo tipo sobre esta enfermedad que fue descubierta hace más de cuatro décadas pero de la que prácticamente nadie se ha preocupado. Hasta ahora.

¿Se transmite por el aire? ¿Se puede contraer de quien lo padece en cualquier momento? ¿Se puede curar? Para aclarar algunas dudas, BBC Mundo ha realizado una recopilación de las verdades y los mitos que rodean a este virus:

1. Se propaga a través del aire, del agua y se transmite al estar en contacto con quien tiene la enfermedad. En realidad, el contagio se produce cuando los fluidos corporales del individuo afectado tocan alguna de las membranas de alguien sano. Esto significa que la sangre, el sudor, la orina o las heces del portador del cirus tienen que estar en contacto con los ojos, los orificios nasales, la boca, los oídos, la zona genital o una herida abierta de una persona sana para que esta contraiga la enfermedad.

2. Aunque una persona parezca saludable, también puede contagiar a otra. Hasta que los síntomas no son visibles no hay contagio, y para que los síntomas aparezcan pueden pasar hasta 21 días. Una persona puede transmitir la condición siempre que el virus esté presente en su sangre y secreciones, explica el artículo.

3. No se puede contraer a través del contacto sexual. El virus, como ya hemos dicho, se transmite a través de los fluidos corporales. Dicho virus puede seguir en los fluidos del individuo hasta siete semanas o incluso dos meses después de la recuperación del paciente. Por tanto, si un paciente ha tenido ébola, no podrá practicar relaciones sexuales durante un largo periodo de tiempo.

4. Los muertos por ébola no contagian. Aunque el individuo afectado haya fallecido, el virus puede seguir estando presente. La OMS recomienda que a la hora de enterrar los cadáveres, especialmente en África, se usen guantes y ropa que proteja a las personas que vayan a manipular el cuerpo.

5. Un paciente recuperado puede transmitir la enfermedad. Según el portal, solo las personas que presenten los síntomas propios de la enfermedad -diarrea, fiebre, etc.- puede propagar el virus. Si se trata de una mujer embarazada, aunque haya sido dada de alta, se recomienda evitar amamantar al bebé.

6. Los antibióticos, el agua salada, la leche y la cebolla cruda pueden prevenir el ébola. Tener una alimentación adecuada siempre es beneficioso para la salud, pero estos productos no impiden contraer la enfermedad. Hasta la fecha no hay una cura para el ébola, aunque sí hay vacunas que se encuentran en etapa experimental.

7. Hay que usar productos antisépticos caros para eliminar el virus. Se recomienda lavarse las manos constantemente, más si se está cerca de un paciente con ébola. El gel que contiene alcohol es útil, pero si las manos están sucias lo mejor es lavarlas con agua limpia y jabón.

8. Este es el primer gran brote de ébola. Aunque sea el episodio que más muertes ha causado, no ha sido el primero. El virus se diagnosticó por primera vez en humanos en 1976, en Sudán y República Democrática del Congo. Se infectaron unas 500 personas y murieron otras 400.
0
0
0
0
0No comments yet