Check the new version here

Popular channels

Ooparts (objetos fuera de su tiempo)

Muy buenas gente! No soy de hacer post, simplemente me la paso virgueando en taringa.

Hago este post por el simple hecho de que los objetos que voy a mostrar no encajan con la historia oficial, son un terrible misterio y los cientificos o lo esquivan o no lo quieren investigar. Si estas cosas llegan a ser lo que parecen, abría que escribir de nuevo la historia.


Empecemos.



Engranajes, tuercas y tornillos?





Se trata de una roca que contiene una infinidad de piezas metálicas. Estas piezas parecen formar algún mecanismo de engranajes que tal vez pertenecían a algún reloj o computadora.
Lo sorprendente es que están fosilizados en una roca de nada más y nada menos que 400 millones de años.

El palentólogo Yuri Gólubev cuenta sorprendido cómo el hallazgo puede cambiar la historia tal y como la conocemos hasta ahora.
Recibimos la llamada del alcalde de Tigil que nos contó que unos excursionistas hallaron los restos en una zona muy escarpada. Cuando nos trasladamos al lugar no dábamos crédito a lo que veíamos. Eran cientos de ruedecitas que parecían componer una máquina. Estaban perfectamente conservadas, como si se hubieran petrificado en un corto periodo de tiempo. Hemos tenido que poner vigilancia en la zona porque las visitas de curiosos se han multiplicado por cien. El otro día llegaron varios grupos de geólogos norteamericanos y aunque no podemos denegarles que pasen por ahí, sí que los vigilamos de muy cerca.

Nadie podría creer que hace 400 millones de años hubiese algún hombre sobre la Tierra. De hecho las formas de vida por aquel entonces eran muy simples. Esto apunta a muy claramente a que los seres que trajeron esa tecnologían procedían del exterior. Puede que su nave sufriera daños y tuvieran que quedarse. Con el paso del tiempo muy posiblemente empezaron a desarrollar tecnología con sus conocimientos y gracias a los materiales encontrados. Estas tal vez, fueron partes de una computadora que usaron para calcular una ruta, como el famoso “Mecanismo de Anticitera”.





Martillo de texas o martillo de Londres:




El conocido como martillo de Texas o de London se podría considerar como uno de los Ooparts más controvertidos que existen. Para sus defensores, la edad de este martillo se podría datar en millones de años, desafiando las creencias establecidas sobre la aparición en el planeta de las primeras civilizaciones humanas. Para sus detractores, el martillo no tiene más que un par de siglos de antigüedad y tan solo se trata de un engaño del personaje que lo custodia, Carl Baugh.

El artefacto apareció incrustado en el interior de una roca. La madera se encontraba petrificada y su cabeza de hierro fundida con la piedra que lo alojaba. Ante la escalofriante idea de que el martillo, para terminar en el interior de la roca, debía haberse construido antes de que esta se formase (unos millones de años atrás), los científicos decidieron olvidarla en el Museo Somerwell, de Texas. Posteriormente, análisis realizados sobre el martillo demostraron que el interior del mango estaba carbonizado y que la cabeza (perfectamente formada) había sido construida en hierro con un grado de pureza, solo alcanzable con tecnología moderna.

El mango del martillo muestra no haber estado exento en el proceso de “petrificación” que evidencian los árboles de los bosques texanos. El lento proceso de petrificación prehistórica ocurrida en dicha zona, según los geólogos, data de hace 140 millones de años. La cabeza, según estudios del Instituto Metalúrgico de Columbia, está conformada prácticamente en un 97 de hierro puro, un 2 por ciento de cloro y un 1 por ciento de azufre. Asombrosamente también se comprobó que el hierro había sufrido un proceso de purificación y endurecimiento, propios de una metalurgia del siglo XX.



El “tornillo” de Serpukhov, Kaluga:





En 1996 un grupo de investigadores rusos de una organización llamada Kosmopoisk, dedicados al análisis científico de fenómenos insólitos (ufología, criptozoología, etc.) salió a la búsqueda de los fragmentos de un meteorito caído sobre la región de Kaluga, en Rusia. Jamás imaginaron lo que sucedería cuando, en vez de dar con algún resto meteórico, se encontraron frente a la presencia de un fósil, que parecía un tornillo, de aproximadamente unos 2 centímetros de largo.

Tras recoger cuidadosamente las rocas incrustadas con el “extraño dispositivo”, y después de someter las muestras a diversos análisis, los científicos determinaron que la antigüedad del tornillo se remontaba a la época en que los reptiles comenzaron a aparecer sobre la Tierra, hace unos 300 a 320 millones de años, y que dentro de las piedras, después de haberlo visto a través de rayos X, había por lo menos un “tornillo” más.







Esferas de Sudáfrica.







En Klerksdorp (Sudáfrica) las esferas metálicas fueron halladas en forma paulatina por mineros que trabajaban sobre estratos precámbricos de 2.800 millones de años de antigüedad.
La singularidad de su aspecto externo induce a pensar un origen artificial para los ejemplares que actualmente se exhiben en el Museo de de Klerkdorp, aunque algunos investigadores atribuyen a su forma un origen natural.

Debido a la aparente contrariedad entre la edad de la capa geológica en las que fueron halladas y el presunto origen moderno de las mismas, muchos especialistas opinan que las esferas pertenecieron a una civilización de tecnología avanzada, extinguida hace más de 2.800 millones de años, cuando la roca que las contenía comenzó a solidificarse.


El anillo de Ming.






Unos arqueólogos chinos, mientras excavaban en unas tumbas de la dinastía Ming, encontraron un anillo metálico muy similar a los anillos-reloj que se usan hoy en día. Sorprendentemente, en la parte trasera del anillo está grabada la palabra Suiza. Según los arqueólogos, esta tumba estaba completamente sellada desde hace cuatro siglos. Las agujas del reloj marcan las 10:06.

El reloj anillo fue descubierto cuando dos arqueólogos estaban haciendo un documental con dos periodistas de la ciudad de Shangsi.


El artefacto de Coso.






una piedra arcillosa dentro de la cual se encontró una bujía. Lugar: Montañas Coso, California, el 13 de febrero de 1961.
Tres buscadores de geodas, Wallace Lane, Virginia Maxey y Mike Mikesell, se toparon con el extraño artefacto a 4.300 pies de altura en una de sus exploraciones. Al partir el trozo de arcilla solidificado un objeto similar a una bujía surgió de su interior.
Virginia Maxey afirmó que un geólogo calificado dató al artefacto atrapado en la roca en unos 100.000 a 500.000 años de antigüedad. Las radiografías demostraron que el objeto, en efecto, poseía un grado de tecnología solo clasificable como contemporáneo. Esto indica que el remoto período de fabricación del componente mecánico ya contaba con una tecnología similar a la moderna. Sin embargo, muchos investigadores como Pierre Stromberg y Paul Heinrich, opinan que la bujía pudo haber quedado atrapada en hormigón ferroso formado por la oxidación del objeto.


Las calaveras de cristal mayas.







En el año 1924, Anna Le Guillon Mitchell-Hedges tiene 17 años cuando con su padre adoptivo, el explorador inglés Frederick Albert Mitchell-Hedges, descubre una calavera de cristal de roca en las ruinas de un templo de la ciudad Maya “de las piedras caídas” en Lubaantún, en Belice.
Excepto la ausencia de suturas craneanas, es una reproducción casi perfecta de una supuesta calavera de mujer. Pesa 5 kilos. Se compone de dos partes, con la mandíbula inferior ajustándose perfectamente con la parte superior.
Segura de su autenticidad, Anna acepta confiar la calavera a un equipo de científicos especializados en cristalografía, pertenecientes a la compañía Hewlet-Packard.
Al cabo de 6 meses de pruebas, las conclusiones a las que se llega son :
Está hecha con cuarzo natural sumamente puro, de dióxido de silicio “piezoeléctrico” anisótropo.
Las dos partes están talladas en el mismo bloque de cristal de roca.
Ninguna huella de instrumento, ni siquiera rastro microscópico.
Sin señal de fabricación, resulta imposible fecharla ( el cristal no envejece ).
Con una tecnología moderna con diamante haría falta un año de trabajo para conseguir el aspecto exterior ( con huellas de fabricación, lo que no lleva la calavera); en cuanto a los efectos prismáticos, su reproductibilidad resulta aún más dificultosa.
La fabricación manual hubiera necesitado 300 años de una labor contínua.



Huellas: humanos y dinosaurios juntos?





Las huellas de la imagen son objeto de gran controversia al otro lado del Atlántico. Descubiertas en 1908, cerca de Glenn Rose (Tejas), muestran huellas de homínidos gigantes de 4 metros de altura mezcladas con huellas de dinosaurios (entre 120 y 130 millones de años de antigüedad).



Las piedras de Ica.







Fueron encontradas y conocidas por indios de remotas culturas (Paracas, Ica, Tiahuanaco, Nazca y hasta Inca), que las supieron guardar y respetar, porque las consideraban "cosas de los dioses".
Las piedras de Ica han suscitado extendidas polémicas y plantean tal problema que lo mejor es no meterse con ellas, y esa es la actitud que tienen los arqueólogos oficiales. En estas piedras se ve a estos presuntos humanos del mesozoico observando los cielos a través de un telescopio.

El Profesor Javier Cabrera Darquea, el protagonista de esta historia, médico de profesión y peruano de nacionalidad, comenzó a partir de 1966 a recopilarlas, llegando a comprar más de 11.000 de ellas a los campesinos de Ocucaje (a Basilio Uchuya y una tal Irma), para estudiarlas e interpretarlas.
Los campesinos, que las extraen de los cerros próximos, declaran oficialmente que las «trabajan» ellos mismos, para no tener problemas con el gobierno peruano, que multa o encierra en prisión a cualquiera que reconozca haber desenterrado restos arqueológicos para comercializar con ellos.


También aparecen grabados que representan a animales extinguidos hace 80 millones de años, junto con ellos seres que sin duda tienen aspecto humano, hombres conviviendo con grandes saurios del mesozoico, y lo que es todavía más insólito, es que esta humanidad antiquísima contemporánea del Tiranosaurio, aparece haciendo transplantes de corazón, riñón, hígado y de cerebro, ¡y hasta cirugía facial! representados de forma precisa en varias piedras.



Mecanismo de Anticipera.






Es, por excelencia, el objeto más misterioso de la tierra. Descubierto a principios de siglo XX este artilugio fue encontrado en los restos de un naufragio cerca de la población que le da nombre. Es una especie de calculadora astral que se encargaría, con un sinfín de engranajes y ajustes mecánicos, de predecir los eclipses y medir con una exactitud asombrosa las posiciones relativas de tierra, sol y luna. En él también se pueden leer las fechas de los 4 Juegos Panhelénicos, Nemea, Delfos, Corinto y Olimpia. Lo más curioso es su datación, pues se trata de un objeto… ¡¡¡¡del año 150 antes de Cristo!!!! Con la ciencia en pañales, el mecanismo de Anticitera no tuvo una evolución posterior, y se tardaron muchos siglos en lograr algo semejante.




Mapa de Piris Reis.







Piri Reis fue un viejo almirante y cartógrafo otomano, quien en 1512 habría aglutinado un buen número de mapas para, en uno sólo, obtener una de las primeras imágenes globales de la tierra. El trabajo fue meticuloso, pero tiene más. En el mapa final aparecen perfectamente trazados territorios que, según la cronología aceptada, aún no habían sido descubiertos. No es la única sorpresa, ni la mayor; el mapa de Piri Reis presenta la Antártida, y lo hace silueteando su forma… ¡¡¡sin hielo!!! Este dato no ha podido corroborarse hasta bien entrado el siglo XX. Dado que la última era glaciar se dio hace 11.000 años, la única opción ‘plausible’ sería que alguien hubiera estado allí en aquella época… o algún otro tipo de ayuda, puesto que en el siglo xvi era imposible que nadie conociera a ciencia cierta la forma de la Antártida. Otros detalles, como el desierto del Sáhara atravesado por caudalosos ríos, ofrecen aún más misterio al mapa.





El tarro de Dorchester.







Es una taza, o un jarrón, o algo semejante. Y también es un misterio. Su antigüedad fue calculada en unos 100.000 años, algo imposible, aunque las dudas sobre este objeto son mayúsculas debido a que en la actualidad se encuentra desaparecido. Fue extraido mediante la explosión de una bomba y encontrado partido en dos. Todo lo demás, un gran misterio.









Bueno, hasta aca llega el post. Hay muchisimos mas ooparts, miles y miles. Pero solo pongo estos que son los mas influyentes y son un verdadero enigma para los científicos.
Algunos científicos, tratan de desacreditarlos a muchos como objetos creados por la naturaleza y cosas así, pero si esto no es así, me surgen muchas preguntas.

¿Como esos objetos llegaron ahí? y peor aún, ¿somos la primer civilización de la tierra y tienen miedo a estudiar estos objetos, por temor a no saber que responder?




Saludos para todos, se agradece los puntos (:



0
0
0
2
0No comments yet