Popular channels

origen del atentado mafioso en italia

Giovanni Falcone y Paolo Borsellino


«No los habéis matado: sus ideas caminan sobre nuestras piernas.» Inscripción de un cartel conmemorativo, bajo la imagen de Giovanni Falcone (izquierda) y Paolo Borsellino (derecha), en Palermo, en 1993.

Giovanni Falcone (Palermo, Sicilia, 18 de mayo de 1939 - Isola delle Femmine, Palermo, 23 de mayo de 1992) fue un juez italiano asesinado por orden de Salvatore Riina, atentado que llevaron a cabo Giovanni Brusca y Nino Gioè1 haciendo estallar mil kilogramos de explosivos colocados bajo la autopista que une el aeropuerto de Palermo, que hoy lleva su nombre y el de su sucesor Paolo Borsellino, con la capital. Murieron él, su esposa Francesca Morvillo y los escoltas Rocco Di Cillo, Vito Schifani y Antonio Montinaro.


Giovanni Falcone y su espesa también jueza Francesca Morvillo ( la escuela donde se produjo el atentado lleva su nombre)

Su funeral se celebró el 25 de mayo de 1992 en la catedral de Palermo, ante miles de personas que se dieron cita en el templo y su explanada para llorar por él. A las condenas al asesinato se unió, el 4 de junio, el Senado de los Estados Unidos.

Miles de personas asistieron a la Catedral de Palermo para el funeral del magistrado, quien se había definido a sí mismo con las siguientes palabras: “Yo no soy Robin Hood, ni un kamikaze, ni un misionero. Soy sólo un servidor del Estado en tierra infiel”. Y al que se le podrían dedicar aquellos versos que Miguel Hernández escribió ante la muerte de un amigo:

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

El 5 de diciembre de 1992, una niña colocó un mensaje en el árbol que se halla frente a la casa del magistrado en la capital de Sicilia: “No quisiste tener hijos. Yo hubiera querido ser uno de ellos”, escribió la pequeña Luisa en una hoja de cuaderno escolar. Desde entonces “el árbol de Falcone”, como se le conoce ahora, se cubrió de notas.

“Dedico mi diploma a Giovanni Falcone, porque es el fruto de un trabajo limpio, sin la ayuda de ‘padrinos’ ni recomendaciones. La Mafia será derrotada con pequeños gestos cotidianos”, decía el mensaje de un universitario.

El juez español Baltasar Garzón ha dicho de él: "Desde siempre he tenido a Falcone como un gran profesional y como modelo". Y su muerte le recuerda a la de su compañera Carmen Tagle.

A Falcone le gustaba repetir las palabras de J.F.Kennedy: "Un hombre debe hacer aquello que su deber le dicta, cualesquiera que sean las consecuencias personales, cualesquiera que sean los obstáculos, el peligro o la presión. Ésta es la base de toda la moralidad humana".

Falcone destacó inmensamente por su labor contra la mafia italiana. Su muerte fue el símbolo de una época convulsa de la historia italiana, con todavía un poder inmenso de la mafia. Su muerte fue una venganza por los años de persecución judicial a la mafia y la detención de numerosos capos promovidas por él. Después del concurso para ingresar a la magistratura, en 1964, fue juez de paz en Lentini para transferirse rápidamente como procurador sustituto a Trapani, donde permaneció por cerca de doce años.

En Palermo, al día siguiente del trágico atentado al juez Cesare Terranova (25 de septiembre de 1979), comenzó a trabajar en el Despacho de Instrucción. Trabajó cercano a Rocco Chinnici hasta el asesinato por la mafia de este último el 29 de julio de 1983. En las elecciones de los miembros del Consejo Superior de la Magistratura de 1990, Falcone fue candidato por las listas “Movimiento por la Justicia” y “Propuesta 88” (coaligadas en dicha circunstancia).


link: http://www.youtube.com/watch?v=CgeWyC6BgkA


Paolo Emanuele Borsellino (Palermo, Sicilia, 19 de enero de 1940 - Palermo, 19 de julio de 1992) fue un abogado siciliano. Como magistrado y conjuntamente con el juez Giovanni Falcone, llevó a cabo los procesos judiciales contra Cosa Nostra. Comenzó su trabajo bajo las órdenes del también asesinado Jefe de Fiscales Rocco Chinnici. Finalmente falleció en un atentado perpetrado por la mafia siciliana el 19 de julio de 1992, en la via d'Amelio, en Palermo.

Nacido en el seno de una familia de ideología fascista, pasó su infancia en el antiguo barrio árabe de La Kalsa, en Palermo, donde vivían, entre otros, Giovanni Falcone y Tommaso Buscetta. Tras completar la educación obligatoria, continuó sus estudios en el instituto clásico Liceo Ginnasio Statale "Giovanni Meli". Durante este período se convertirá en el director de la revista estudiantil «Agorà». En junio de 1958 se gradúa con notas excelentes y el 11 de septiembre del mismo año Borsellino se matricula en Derecho, en la Universidad de Palermo, con el número de matrícula 2301. Tras una tangana en la que participaron estudiantes «negros» y «rojos», es detenido por error y se declara, ante el magistrado Cesare Terranova, ajeno a los hechos. El juez dictaminó que, en efecto, Borsellino no había tenido nada que ver con aquel episodio.

El atentado de via d'Amelio

El 19 de julio de 1992, tras haber almorzado en Villagrazia con Agnese, su mujer, y sus hijos Manfredo y Lucía, Paolo Borsellino se dirigió con su escolta a la via d’Amelio, al hogar de su madre.
Un Fiat 126, aparcado frente a la vivienda y cargado con aproximadamente 100 kg de trinitrotolueno, hizo explosión causando la muerte de Paolo Borsellino y de cinco miembros de su escolta: Agostino Catalano, Vincenzo Li Muli, Walter Eddie Cocina, Claudio Traina y Emanuela Loi, la primera mujer del cuerpo de la Polizia di Stato italiana que fallece en acto de servicio. Solo sobrevivió Antonino Vullo.

Salvatore Riina, jefe de la familia de los Corleonesi y considerado también responsable del atentado que acabó con la vida de Giovanni Falcone, su mujer y su escolta, fue sentenciado a cadena perpetua. Bernardo Provenzano, detenido el 11 de abril de 2006, también ha sido inculpado del asesinato de Borsellino. Ambos cumplen condena actualmente. No obstante, las fiscalías de Palermo y de Catania siguen coordinando esfuerzos para esclarecer la posible implicación de nuevos agentes, entre ellos, personas vinculadas con los servicios secretos.

Pocos días antes del atentado, Borsellino, en un encuentro organizado por la revista MicroMega, aseguró su condición de «condenado a muerte»: sabía bien que Cosa Nostra lo tenía en el punto de mira, como también sabía que la mafia no suele dejar escapar a sus víctimas preseñaladas.

Su esposa, Agnese, optó por un funeral privado y no permitió la asistencia de personalidades de una clase política que, a juicio de la mujer, no había sabido proteger a su marido. Los políticos sí pudieron dar el pésame a los familiares de los cinco agentes de la escolta de Borsellino que perdieron la vida en el mismo atentado. Durante este último funeral, celebrado en la Catedral de Palermo, una multitud enfurecida rompió el cordón policial de 4000 agentes y entró en la iglesia, donde el jefe de la policía y el presidente de la República fueron víctimas de increpaciones, insultos y empujones.

Legado

Hoy se considera a Paolo Borsellino como uno de los magistrados más importantes asesinados por la mafia siciliana durante los años 80 y 90, y se le recuerda como uno de los símbolos principales de la batalla del Estado contra la Mafia.

La figura de Paolo Borsellino, al igual que la de su amigo y colega Giovanni Falcone, ha resultado ejemplar en la sociedad civil y en las instituciones. La vida del juez palermitano ha sido, además, objeto de varias manifestaciones cinematográficas, así como de una miniserie televisiva que lleva por título su nombre.

En memoria del magistrado, han tomado también su nombre numerosas escuelas y asociaciones; lo mismo ha sucedido con el Aeropuerto internacional de Punta Raisi, en Palermo, (ahora conocido como aeropuerto de Falcone-Borsellino). Borsellino cuenta asimismo con un aula en la facultad de Derecho de la Universidad de La Sapienza, en Roma.


link: http://www.youtube.com/watch?v=4wtnME8gtDE



link: http://www.youtube.com/watch?v=ovzBqu4BQqY
0
2
0
2Comments
yohi25

fav

0
arnesek

Copiar y pegar ?

0