Canales populares

Pagan si la Argentina crece: los cupones PBI resurgen

como el "Ave Fénix" y crece el interés de inversores

Con las cifras de repunte del PBI de 2013, esta alternativa para canalizar el dinero vuelve a ocupar un lugar destacado en el ranking de preferencias. Analistas de la city dan cuenta de su atractivo y de su potencial de suba. ¿Cuáles son las condiciones para que se dispare el pago?




Ganaron cómodamente el ranking de crecimiento dentro del panel de títulos públicos durante julio. En agosto buscan repetir esa performance.
Con la remontada de estos meses se ganaron un lugar de privilegio en el grupo conformado por las mejores alternativas de inversión de 2013.
Son los cupones PBI, que en lo que va del año muestran la siguiente rentabilidad:




El "secreto" de su éxito

Bastó con que el Indec publicara el dato sobre el nivel de actividad económica, que resultó por encima del previsto, para que se disparara el interés por esta alternativa de inversión.

¿Qué son los cupones PBI?



"Si se confirman los datos de crecimiento, a los cupones PBI les queda un buen margen de suba y esto hace que mantengan el atractivo para los inversores", afirma Sabrina Corujo desde Portfolio Personal.
"Tras conocerse el dato del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), correspondiente a mayo de 2013, se acercaron al 100% las probabilidades de superar el límite mínimo de crecimiento que dispara el pago, para alegría de muchos inversores", señala un informe realizado por el equipo de Research de Bull Market Brokers.
Pero no siempre la fortuna acompañó a estos títulos. Después de haber sido una de las opciones más rentables del 2012, entraron en el ostracismo del que solo salieron en junio último.
Es que el alza del PBI del año pasado no alcanzó el nivel suficiente como para disparar el pago de renta en diciembre de 2013 alejándolos, en consecuencia, de la mirada de los inversores.


Sin embargo, los datos de este año los hicieron resurgir como el "Ave Fénix":
• Crecimiento del PBI de enero-febrero-marzo: fue del 3%.
• Crecimiento del PBI de abril: se oficializó un alza del 7%.
• Crecimiento del PBI de mayo: la expansión fue del 7,8%.


De este modo, con estos datos sobre la mesa, la actividad económica acumula un alza del 4,9% en los primeros cinco meses del 2013, en comparación con igual período del año anterior.
"Con estas cifras, subieron sustancialmente las chances de que se cumpla con la condición de crecimiento que disparan el pago. La economía se tendría que derrumbar en los últimos meses del año para que esto no suceda", sostiene la economista de Portfolio Personal.
Desde Puente agregan más precisiones: "La actividad económica debería disminuir medio punto mensual de junio a diciembre de este año para que el cupón no se cancele en 2014".
Ezequiel Estrada, analista de Bullmarket Brokers, se muestra bastante optimista con estos papeles: "Estamos recomendando cupones PBI como una de las mejores alternativas de inversión. Para que no paguen renta la economía no debería registrar crecimiento de acá a fin de año, algo improbable", explica.
Además, los analistas tienen muy en cuenta que se está en presencia de un año electoral, en el que podría haber cierta tendencia a sobreestimar las cifras de repunte del país.
"Si la tendencia se confirma, los cupones todavía pueden registrar subas adicionales. Si la economía crece este año el 3,22%, los tenedores de estos papeles en dólares estarían cobrando en diciembre el equivalente a poco más del 80% del valor actual de los derivados en esa moneda", calcula Corujo.
La economista Betsy Szewach, de Proficio Investment, considera que "si bien la mayor parte de la suba ya se verificó, aún les queda un upside remanente, que dependerá de la voluntad oficial de convalidar los datos ya publicados".
Desde Puente estiman "un crecimiento del PBI del 4,9% para 2013. Esto implicaría el pago de u$s6,39, de 6,19 euros y de $13,3 para fines de 2014, según las diferentes series".
"Para el Gobierno -agregan- implica un gasto de u$s2.800 millones y de $5.130 millones".
De todas maneras, el pago del cupón de este año recién se realizará en diciembre de 2014.
Al respecto, Szewach afirma: "Creo que no es un tema que hoy el Gobierno tenga en su agenda. Para esa fecha debería desembolsar alrededor de u$s4.000 millones para afrontar este compromiso, un monto que es algo más de un 10% del nivel de reservas".


Riesgos del cupón PBI

Existen algunos riesgos que deben evaluar aquellos que quieran tomar posiciones en estos papeles.
El primero es que en 2013 no se cumpla con la condición de crecimiento y, por lo tanto, que no haya pagos en el 2014. Esto sólo podría suceder si, por ejemplo, la administración K decidiera revisar las cifras del PBI de los últimos años.

Esto luce altamente improbable, pese a que las erogaciones (u$s2.800 millones y $5.000 millones) se darían en un contexto de alta caída de reservas.

El segundo riesgo está asociado a que se apruebe un impuesto o gravamen a la renta financiera que podría incluir a los cupones.

Finalmente, queda latente el fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, ya que una sentencia adversa a la Argentina que involucre al Bank of New York podría dificultar el pago de los bonos del canje, lo cual impactaría negativamente sobre los cupones del PBI.


¿Cuál es el más atractivo?

Las preguntas más escuchadas por estos días en consultoras y sociedades de bolsa se refieren a cuál conviene entrar y qué podría suceder con su precio.

De acuerdo con los últimos valores registrados, en base a una suba del PBI del 4%, la emisión de cupones en euros resultaría ser la más conveniente, ya que ofrece un recupero de la inversión inicial cercano al 58% con el próximo pago (diciembre de 2014), frente al 54% que brinda la versión en dólares.

"Si los datos que se conocerán en agosto refuerzan la expectativa de cancelación en 2014, habría espacio para una suba, aunque el riesgo a una revisión de los indicadores no es menor, dado el monto que implica el pago, especialmente en moneda extranjera", explica la consultora Quantum.

Así, los cupones se presentan como una alternativa muy atractiva, con buen potencial de retorno, aunque asociado a un nivel de riesgo que deberá considerarse.

"Es un instrumento apto para inversores con un perfil agresivo, que piensen en un horizonte de mediano y largo plazo, que puedan soportar la elevada volatilidad que registran los derivados", concluye Corujo.

Los cupones surgieron como consecuencia del canje de deuda del año 2005, cuando fueron entregados a los tenedores de títulos en default que aceptaron ingresar en el mismo, a los que se sumó una serie adicional en el año 2010.

En la práctica, se los puede agrupar según:

• Fecha de emisión: 2005 y 2010.
• Tipo de moneda: pesos, euros o dólares.
• Legislación: nacional o extranjera.

Por la forma en que están diagramados no son un instrumento de renta fija (bonos), ni de renta variable (acciones).

Quienes compran los cupones o "unidades vinculadas al PBI" pagan un "precio", que es el de esperar que su cotización se valorice en el mercado y, fundamentalmente, que en el futuro se cumplan ciertas condiciones para poder percibir una determinada renta anual.

Pero, a diferencia de otro tipo de activo, que por lo general abona un determinado interés en función de las condiciones de emisión, la ganancia del papel dependerá del crecimiento de la economía.

Las condiciones de pago se cumplieron todos los años desde 2006, a excepción de 2010 y 2013, ya que la economía argentina creció en el período previo por debajo de lo estipulado.
0No hay comentarios