Check the new version here

Popular channels

paleontologia



La paleontología es una disciplina geológica que estudia e interpreta el pasado geológico de la Tierra. A su vez, se puede dividir en varios campos de estudio:

* la Paleozoología. Es la más conocida y extendida, y a la que se le atribuye generalmente el nombre de Paleontología. Tiene un marco biológico fuerte, tanto que se puede abordar desde la Biología o desde la Geología. Se encarga del estudio de los animales extintos, a partir de sus restos fósiles, y de su taxonomía. Aquí se incluyen disciplinas como la Paleoentomología o la Dinosaurología
* la Paleobotánica. Se encarga del estudio de seres vegetales o fúngicos extintos y su taxonomía. Es una disciplina menos extendida que la anterior.
* la Paleoclimática. Se sale del marco biológico para adentrarse en la Meteorología. Emula el clima, las condiciones atmosféricas, las franas climáticas del pasado geológico.
* la Paleogeografía. Se aborda desde la geografía física, y se basa en el estudio de la topografía y geografía del pasado.


Como ciencia, nació en el sigo XVIII, con Cuvier, aunque ya desde los antiguos griegos se habían dado algunas interpretaciones de los fósiles muy semejantes a las actuales. Desde el punto de vista geológico, el hallazgo de determinados fósiles característicos, propios de un período, en capas de terreno discontinuas y alejadas, posibilita la correlación de las edades relativas de los estratos. La Paleontología se halla en la base de la evolución, de la zoología y de la botánica. Se entronca, además, directamente con la genética, con la embriología y con la ontogenia, posibilitando a su vez la taxonomía y la filogenia.


La Paleontología puede disponer de una serie de testimonios sobre los efectos de determinadas causas que ilustran la historia de la Tierra, y de sus componentes que la ecología complementa.

Ha debido especializarse en multitud de vertientes: Paleobotánica (conocimiento de las flores pretéritas), Paleozoología (estudio de las faunas antecesoras), Paleoclimatología y Paleoecología, que determinan la Paleobiogeografía (estudio de la fauna y la flora con relación al ambiente y su distribución geográfica),y Paleoantropología o historia del Hombre.

Las herramientas de la Paleontología

La Biología es la ciencia que estudia e interpreta "la vida". Desde la replicación de una molécula de ADN hasta la distribución de los organismos en el planeta, pasando por el funcionamiento de nuestro sistema excretor y la conducta de las aves.
Esta ciencia enmarcada dentro de aquellas denominadas "no formales o fácticas" (También llamadas "concretas") se sirve de aquellas ciencias con la misma denominación como la Física, la Química, etc. Todas ellas se pueden enmarcar a su vez en "Ciencias Naturales" las cuales dependen de aquellas " formales" como la Matemática y la lógica. Un complejo diagrama en el mundo de la organización de la ciencia en donde no existe un verdadero acuerdo.
Es común confundir la "ciencia biológica" con la "técnica médica". La diferencia radica en que la ciencia "genera conocimiento" mientras la técnica aplica ese conocimiento para un determinado fin, en medicina ese fin puede traducirse en curar enfermedades. Así la física aporta los conocimientos que la ingeniería aplica para que un edificio no se desmorone ante las narices de su constructor al cabo de un año de ser erigido. Esta explicación viene a cuenta de lo siguiente: es muy común que el público ignore o infravalorice el aporte que la ciencia hace a la técnica (incluidos algunos técnicos e ingenieros. Se suele glorificar un logro tecnológico como exclusivo de la disciplina que la forma, ignorando de este modo la historia, en muchas ocasiones tortuosa, que la ciencia formó en la senda que lleva a los conocimientos desde los cuales se logran concebir los procedimientos tecnológicos que hoy día elaboran nuestra vida cultural humana.
La vida en el transcurso de la existencia del planeta en la que se creó desarrolló su propia historia. Tiene su propio camino recorrido en el tiempo, un camino sin retroceso posible. Con variaciones estructurales rápidas se fue formando y se estabilizó con pequeños cambios. Soportó y sobrepasó aquellas "piedras en el zapato" en forma de catástrofes e inició, continúa y continuará su largo camino. La vida tiene su evolución y la biología como ciencia se ocupa de ella.

¿Que es la Paleontología?

La Paleontología, como rama de la ciencia Biológica, estudia e interpreta la historia evolutiva de la vida sobre el planeta tierra, desde el primer posible indicio de ella en los "polímetros del supuesto caldo primal", pasando por los complejos mecanismos que llevaron a formar a todos los organismos que poblaron y pueblan todos los rincones de la tierra a través de millones de años evolutivos. La corteza terrestre, aquel delgado manto sobre el fuego, conserva los indicios del pasado de la vida en sus rocas. Las rocas encierran a su vez la otra historia, la historia geológica del planeta. Es por ello que la Paleontología está íntimamente relacionada con la Geología. Si bien las dos historias que cada una de éstas ciencias estudia son distintas ambas se interrelacionan funcionalmente: La vida en su larga evolución debió y debe adecuarse constantemente a los cambios que a su vez recorre la historia inorgánica del planeta, incluso la vida como factor componente de éste da su importante aporte a aquella otra historia.
Los signos de las pretéritas formas de vida que encierran las rocas son el "caballito de batalla" o mejor dicho la "herramienta" del paleontólogo para fundamentar que aquella historia es un hecho.


Se ha dicho ya que la paleontología es una ciencia biológica pero al mismo tiempo es una ciencia que reconstruyen los hechos del pasado, desde la aparición de vida en el planeta intenta reconstruir la sucesión evolutiva primer organismo hasta la biodiversidad actual y como tal se suma a la categoría de ciencias naturales denominadas históricas. Esta característica de retrospección no le permite las predicciones: utiliza las informaciones recopiladas de la naturaleza para reconstruir hechos pasados y no da lugar a formulaciones de leyes generales (procedimiento inductivo) como tampoco, evidentemente, a las verificaciones experimentales.

La confusión metodológica y estratigráfica.

En la actualidad, en muchos países, la paleontología no es considerada como una ciencia autónoma sino auxiliar tanto de la biología o de la geología. Primero, la paleontología no puede considerarse una disciplina "auxiliar" o "subordinada" al resto de las ciencias biológicas porque simplemente, se diferencia de éstas en la metodología o categorización, o sea, historicismo en paleontología, ahistoria en el resto de las ciencias biológicas.
En cuanto a la condición subordinada de la paleontología a la geología, el hecho de que ésta última ha desformado el concepto de "fósil" en función de datar rocas sobre la superficie terrestre o mejor dicho hacer énfasis en la funcionalidad de los fósiles en estratigrafía ha producido graves arcaísmos en las interpretaciones paleontológicas de muchas universidades o institutos científicos. Esta interpretación muy antigua tiene sus raíces en épocas preevolucionistas y se debe sobretodo a la incapacidad de comprender a los fósiles como a una entidad de origen biológico cuyas características vitales son perfectamente paragonables a las vivientes.
Fueron muchos los geólogos que dedicándose en sus investigaciones estratigráficas han hecho hincapié sólo en aquellos fósiles útiles a la datación de estratos lo que constituye una grave falta clasificatoria ya que fragmenta la información infravalorizando aquellos restos fósiles que no son útiles para datar frecuencias cronoestratigráficas.
Pero quizás la peor falta de los arcaicos geológicos (además de la vagancia intelectual en su error conceptual de no considerar a los fósiles como entidades biológicas) sea ignorar la concepción de especie paleontológica simplemente por no ser inútil a la datación estratigráfica, por lo que la taxonomía paleontológica, en muchos casos tipológica, representa un martirio para quien emprende investigaciones paleontológicas con toda la base conceptual que corresponde. La estratigrafía de antiguas tradiciones geológicas va cediendo el lugar a la concepción actual de fósil y dando forma consistente a la "bioestratigrafía" en donde los fósiles tienen la importancia como entidades biológicas mas allá del hecho de que sean útiles en la datación y correlación estratigráfica, unas de las principales fuentes de trabajo de los paleontólogos.

eras geologicas


Cenozoico

- Cuaternario Empezó hace 2 millones de años

- Terciario Empezó hace 65 millones de años



Mesozoico

- Cretácico Empezó hace 140 millones de años

- Jurásico Empezó hace 200 millones de años

- Triásico Empezó hace 230 millones de años



Paleozoico

- Pérmico Empezó hace 280 millones de años

- Carbonífero Empezó hace 345 millones de años

- Devónico Empezó hace 395 millones de años

- Silúrico Empezó hace 435 millones de años

- Ordovícico Empezó hace 500 millones de años

- Cámbrico Empezó hace 600 millones de años


Precámbrico

- >4.000 millones de años




La teoría conocida con el nombre de Tectónica de Placas se basa en que los fragmentos que forman la corteza continental de la Tierra, encajan unos con otros como si de un rompecabezas se tratara. El encaje no sólo es de forma, sino que las rocas que hay a cada lado de los límites de las piezas son continuación unas de las otras; el encaje es casi perfecto. Las placas, que por una parte se separan, por otra chocan entre ellas uniéndose y dando cadenas montañosas que sacan a la luz las partes más profundas y escondidas.

EL MAR PRECÁMBRICO Y PALEOZOICO.

Hace unos 600 millones de años ...

Es así como se debe comenzar el relato de lo que ha pasado aquí y de lo que se tiene registro. Las rocas más antiguas que se encuentran en la superficie de la Tierra en La Rioja son unas pizarras y areniscas de tonos oscuros que afloran al Sur de Anguiano y en las proximidades de Cilbarrena y que se llaman los Esquistos de Anguiano2. El tono oscuro se lo da el grafito diseminado que contienen. Se conoce el medio originario de las rocas mediante el estudio de su composición mineral, de sus fósiles, o del tipo y la forma de ordenación de sus elementos constituyentes (estructuras sedimentarias). Los Esquistos de Anguiano proceden del depósito de arena y arcilla en el fondo del mar. Por la cantidad de grafito diseminado que contienen se deduce que era un mar de vida rica, aunque en esa época todavía no existiesen los vertebrados. Ahora bien ¿estaban los Esquistos donde los encontramos hoy? La respuesta es no, como se verá más adelante.

Sobre los Esquistos de Anguiano siguieron depositándose rocas de origen marino (periodos Cámbrico y Ordovícico) y continental (periodos Carbonífero, Pérmico y Triásico en parte). En estos periodos vivieron y nos quedan restos fósiles de trilobites y sus pistas (crucianas), bibalvos y otros restos marinos. Entre los fósiles se encuentran el trilobitoideo Riojaia perezi3y el trilobites Urbionia felixi descubiertos por primera vez en La Rioja. Del periodo Ordovícico hay varios yacimientos conocidos de crucianas, o pistas dejadas por trilobites sobre el barro del fondo del mar. Del Carbonífero se conservan plantas y otros restos continentales.

Si se habla del clima en este intervalo de tiempo, hay que decir que se pasaron varias etapas glaciares, y que parte de estas rocas también estuvieron algún tiempo atravesadas por el Ecuador de aquella Tierra antigua4. Estas variaciones de clima no influyeron sobre los hombres. Estamos hablando de hace más de 450 millones de años, época en la que ni siquiera los mamíferos habían aparecido.

La Sierra de la Demanda, dada la naturaleza de los sedimentos que la componen, ha permitido que nacieran en ella la mayor parte de las minas explotadas. El hierro en muchos de los lugares en los que hay calizas de edad cámbrica. El cobre, posiblemente asociado con oro en alguna de las minas, en filones dispersos. El plomo, asociado con plata, en los alrededores de Mansilla y de Viniegra. Muy probablemente algunos de estos metales se obtuvieran del beneficio de los minerales que los contienen, y quizá el hierro desde épocas muy remotas. Es muy posible que la minería del cobre, oro y plata, se desarrollara durante y después de la invasión romana. Además de los que contienen los metales anteriores se han explotado otros (por ejemplo, la baritina) pero, en estos casos, su aprovechamiento ha sido muy reciente. La edad en la que se formaron las menas metalíferas es variable, porque mientras que algunas son del Paleozoico (unos 290 millones de años o más) otras están relacionadas con la Orogenia Alpina, y son mucho más recientes (unos 10-20 millones de años). Las rocas encajantes son siempre más viejas que las venas metalíferas que contienen.



LAS PRIMERAS MONTAÑAS.

Hubo al menos dos orogenias antiguas que produjeron montañas y plegaron las capas sedimentarias horizontales: la Cadomiense, antes del Cámbrico; y la Hercínica, durante el Carbonífero. Después de la Orogenia Cadomiense (se supone que en el Cámbrico inferior) hubo una primera etapa que arrasó las montañas debida a la acción del agua del mar, y, otra etapa después de la Orogenia Hercínica, pero en este caso debida a erosión fluvial. Durante el Carbonífero – en plena segunda etapa de arrasamiento por la erosión posthercínica - todavía quedaban montañas, y parece que había una línea de costa por la parte Oeste de la Sierra de La Demanda. Quedan restos de deltas y de cantos procedentes de morrenas glaciares de ese último periodo (Carbonífero) en la parte burgalesa de la Sierra5.



EL PRIMER CONTINENTE.

En las últimas fases de plegamiento de la Orogenia Herciniana, emergió al menos parte de la región; hay elementos sedimentarios que prueban que el Este de la Demanda estaba emergido. Los sedimentos posteriores (pérmicos y triásicos) se extendieron por una gran llanura continental que volvió a cubrir el mar en el Triásico Medio. El Triásico superior, fue de nuevo continental en La Rioja. En resumen, desde el Carbonífero superior hasta la base del Jurásico, aproximadamente unos 100 millones de años, nuestra región permaneció emergida – excepto durante el Triásico medio.

El clima, a partir del Carbonífero, debió de ser bastante árido, e incluso muy seco. En el Triásico superior lo fue tanto que se depositaron rocas específicas de estas condiciones. La gran cantidad de yeso y sal (rocas que pertenecen al grupo de las evaporitas) que afloran, es el registro que lo indica.

Las materias pétreas utilizadas por el hombre procedentes del Pérmico y Triásico son: “ofitas”, evaporitas (sal y yeso) y areniscas. Aunque se han encontrado utensilios de piedra de rocas similares a las “ofitas” de las Conchas de Haro (incluidas en el Triásico superior), desconozco si se ha empleado la ofita de San Felices en esos menesteres; son abundantes las hachas y martillos de piedra pulimentada que hay de este tipo de rocas en muchos lugares de la Península Ibérica. Las evaporitas del Triásico superior con tienen sal y yeso. Son tan abundantes que de la primera se ha extraído sal gema y el segundo se sigue explotando actualmente en Viguera, Ventas Blancas y Leza. Finalmente, las areniscas pardas y rojas del Triásico inferior, por la facilidad con que se obtienen sillares de ellas, se han usado en construcción, sobre todo en las localidades del interior de La Demanda.


EL MAR JURÁSICO.

Al inicio del periodo siguiente, el Jurásico, el mar cubrió todo lo que hoy es La Rioja. Este es el periodo de los ammonites, belemnites, rhynchonellas, terebrátulas, ... En general fue un mar poco profundo que a la vez hacía el papel de unión entre el Thethys y un mar boreal. En la Rioja. El mar jurásico fue disminuyendo de profundidad aunque antes de desaparecer totalmente, la unión entre los dos anteriores se realizaba a través de un brazo estrecho que pasaba por Torrecilla en Cameros y que estaba flanqueado por arrecifes de coral.

En el fondo de este mar se depositaron calizas que hoy dan barras muy potentes que resaltan en el paisaje, cuya importancia es enorme en lo que se refiere a la vida humana en La Rioja. Son las que dan los relieves más agrestes. Los pasos de los ríos que van a desembocar al Ebro, procedentes del Sistema Ibérico, se construyen sobre ellas. Las cuevas más importantes del Dominio Sur también se abren en las calizas del Jurásico: zona de Ventas del Baño – Grávalos – Villarroya – Turruncún- Muro- Préjano – Arnedillo; zona de Jubera – Santa Engracia – Lagunilla; zona de Pinillos – Nieva – Ortigosa – Brieva – Ventrosa – Mansilla – Villavelayo - Canales; zona de Nestares – Torrecilla – Nieva – Anguiano – Tobía; zona de Ezcaray – Valgañón.
También están asociados con ellas las fuentes con mayor caudal e incluso las fuentes termales.

La actividad humana y su relación con las rocas de edad Jurásico marino, es más indirecta en cuanto se relaciona no con el empleo de las calizas como rocas, sino con la posibilidad de cuevas que se utilizaron de cobijo y para vivir en ellas, y con la de los manantiales grandes, que en épocas de sequía podrían haber sido los únicos puntos de agua en muchos quilómetros a la redonda.



LA EMERSIÓN DEL SUR.

Después del mar Jurásico se produjo la última emersión de la región Sur. La costa se alejó hacia el Este y quedó una enorme llanura, por sitios pantanosa, en la que depositaban turbios los ríos procedentes del Sudoeste.

Esta “historia” del mar que se relata no era igual en el dominio de la Sierra de Cantabria – Montes Obarenes, porque, entre otras cosas en este dominio, después del Jurásico, durante parte del Cretácico, estuvo ocupado por el mar. La Sierra de la Demanda no existía, ya que sobre ella también se extendía la llanura mencionada.

Parece ser que el clima en esta época era árido, aunque La Rioja era una zona muy húmeda, en parte encharcada. En ella se asentaron los dinosaurios que fueron dejando sus huellas.

Las estructuras sedimentarias atestiguan que había ríos que discurrían por zonas llanas y que debían proceder de lejos – aquí apenas hay conglomerados asociados a los depósitos fluviales cretácicos – que divagaban por y entre los charcos. Las paredes de los ríos no son muy profundas, y los sedimentos que dejaron en los cauces al abandonarlos o al colmatarlos, son arenas silíceas. Desde los márgenes de los ríos se extendían llanuras de inundación arcillosas, generalmente colonizadas por plantas (raíces) y por animales invertebrados.

Dentro de las capas de arcilla se acuñan otras de calizas que corresponden a las zonas encharcadas en las que la cal se produce por precipitación del carbonato cálcico contenido en el agua. En muchas de estas capas calizas se encuentran acumulaciones de fósiles tales como bivalvos (unios) y varios tipos de gasterópodos de enrollamiento turriliforme9. No es difícil encontrar escamas de pez, a veces ensambladas, y dientes de los mismos animales; son del género Lepidotes, muy abundante en estos charcos de agua dulce. La evaporación intensa y, a veces la entrada de agua del mar, producía condiciones de salinidad del agua que sólo permitía la vida de las algas, responsables de las estructuras laminadas muy delgadas, y de una especie de nódulos formados por capas calizas concéntricas, también muy finas, que se conocen con el nombre de oncolitos.

Al quedarse secos los charcos se producían grietas de desecación en el barro, de las cuales quedan abundantes ejemplos fósiles. Otras estructuras que también proliferan son las llamadas rizaduras de oleaje, que en este caso están producidas por la corriente del agua al pasar sobre los sedimentos, de la misma manera que el aire forma las dunas en los desiertos arenosos. Finalmente, encontramos también en el techo de los estratos, los huecos dejados por los pies de los dinosaurios al transitar.

Son muy conocidas las piritas contenidas en rocas de esta edad. El empleo de estos minerales parece que estaba relacionado con supersticiones (piedras de lobo, piedras de tormenta, ...). Hoy son motivo de explotación porque son elementos codiciados por su belleza. También se han trabajado minerales que contienen cobre, aunque no tengo ningún criterio que indique cuando se comenzó a extraerlos. Quedan por citar las calizas negras, duras, utilizadas en construcción entre Soto e Igea. Hasta el año 1970 se benefició carbón en algunas minas que se encuentran entre Grávalos, Villarroya, Turruncún, Préjano y Arnedillo, pero, como ocurre con otras sustancias, no se empleó el carbón hasta muy avanzada la historia del hombre.



LOS DINOSAURIOS.

¿Era La Rioja una zona de paso de dinosaurios?. Decir eso implica afirmar que los dinosaurios eran animales migratorios, y, aunque es posible que muchos lo fueran porque la mayor parte de ellos iban en manadas, no se puede hacer una afirmación tan rotunda. Uno de los tópicos respecto a esta cuestión es que donde hay muchas huellas de dinosaurio casi no hay huesos, y viceversa. Ningún especialista ha deducido de esto que hubiera lugares donde los dinosaurios vivieran o fueran a morir (acumulaciones de huesos fósiles) y lugares por donde los dinosaurios pasaban (acumulaciones de huellas fósiles).

Por el número de huellas estudiadas en La Rioja y por el número de estratos que las contienen y que aún se encuentran bajo tierra, en la región geológica de Cameros debieron pisar millones de dinosaurios, de los cuales morirían bastantes incluso suponiendo que estuvieran de paso. Aunque pocos, se han encontrado restos de vertebrados, entre los que se incluyen: un cráneo de cocodrilo, huesos de pterosaurios y de varios dinosaurios. Estos últimos pertenecen a dinosaurios pequeños (Hypsilophodon)11, también hay restos de Baryonyx12en dos localidades (Igea y Enciso) y aún quedan huesos fosilizados de otro dinosaurio de talla mayor que se está estudiando. El que se haya hallado solamente un cráneo de cocodrilo no nos inclina a pensar que también estos animales estuvieran de paso y por eso no hay más huesos.

Según las publicaciones científicas consultadas, el número de huellas que se encuentran en lo que en el lenguaje geológico se entiende por la Región de Cameros, es superior a la citada en ninguna otra parte del mundo. Su estudio ha permitido distinguir las pisadas dejadas por manadas grandes de dinosaurios ornitópodos y saurópodos, y las dejadas por grupos de dinosaurios carnívoros (carnosaurios y celurosaurios) en los que, aparentemente, había menos individuos. Se han descrito en revistas científicas dos tipos nuevos de huellas: Hadrosaurichnoides igeensis13 y Theroplantigrada encisensis14. Los trabajos sobre nuevos yacimientos que se encuentran todos los años y las consideraciones estadísticas y de pautas de comportamiento deducidas de las icnitas, se multiplican cada año.

La disposición de algunos conjuntos de icnitas permiten suponer que había grupos familiares de pocos individuos. La agrupación de huellas iguales, que coexisten con otras agrupaciones, hacen pensar que, sino todos, la mayor parte de los dinosaurios o iban en grupos o se concentraban en los mismos lugares.

El número de pisadas es tan grande que, sin necesidad de recurrir a huellas de otros yacimientos de fuera de La Rioja, se pueden aplicar tratamientos estadísticos y obtener conclusiones del análisis de las nubes de puntos que se concentran en la representación gráfica de los datos disponibles.

EL CUATERNARIO.

Antes del Plioceno estaban los tres dominios en la posición actual, aunque el relieve no era todavía como lo vemos hoy. Ya estaban levantadas las cordilleras del Norte y del Sur, pero todavía quedaba que cambiara de dirección el agua de los ríos. El Ebro no existía y gran parte del agua de La Rioja iba a una depresión que existía por Miranda. Quedaba también que pasaran las épocas glaciares cuaternarias.

Han transcurrido muchos millones de años desde que se formó la primera roca de La Rioja, que en todo este tiempo ha pasado en varias ocasiones desde ser parte del mar a ser parte de una llanura continental o a ser una zona montañosa. Hay referencias de todas estas etapas y formas del relieve. En el Cuaternario, quedan ejemplos con conglomerados de origen fluvial, de una llanura más alta que la terraza actual cuyos restos están en lo alto de Salinillas-Valpierre en Hormilla, del monte Cantabria en Logroño, de La Estrella en Tudelilla, ... algunos a más 300 metros por encima del perfil de equilibrio de los ríos próximos, lo cual quiere decir que el río Ebro y sus afluentes se han encajado y han dejado testigos de su acción erosiva.

Al principio se ha recalcado que La Rioja consta de tres zonas fisiográficas diferentes que se distinguen por sus relieves. El Norte y el Sur están ocupados por montañas: al Norte el sistema Sierra de Cantabria Montes Obarenes; al Suroeste el Sistema Ibérico. Por entre ambas y hacia el Este, la Depresión del Ebro.

En las montañas de los lados salen rocas más antiguas y resistentes a la erosión. En la zona del centro, de menores cotas topográficas, afloran rocas más modernas y erosionables. Los materiales que dan
los relieves más agrestes son las cuarcitas paleozoicas y cretácicas de la Sierra de La Demanda, Sierra de Urbión, Cebollera y Archena (Dominio de la Sierra de La Demanda – Sierra de Cameros), y las calizas mesozoicas que hay a ambos lados, tanto al Norte como al Suroeste. Esta disposición ha creado barreras naturales que favorecen la comunicación a lo largo de la Depresión y hace difíciles los accesos hacia los lados. Hacia el Norte solamente se encuentra el paso de las Conchas de Haro; hacia el Sur, los pasos estrechos de Ezcaray, San Millán, Anguiano, Islallana, Leza, Jubera, Arnedillo y las Ventas del Baño. Esta disposición no ha sido siempre así, ya que al principio del Cuaternario (o finales del Plioceno) el fondo de la Depresión estaba, en relación con las sierras marginales, más de 300 metros por encima de su nivel actual. La erosión, mayor en los sedimentos del Terciario, ha hecho que se instaurara el Ebro y que el nivel del fondo de la Depresión descendiera más que el de las montañas de sus bordes19.

No debe ser ajena tampoco, al menos en la parte Sur, a la diferencia de nivel la elevación tectónica reciente del Sistema Ibérico. En las salidas de los ríos por los pasos estrechos citados antes, se encuentran dos hechos que lo registran:

1- el perfil de los ríos cambia de pendiente en estos lugares
2- adosadas a ambos lados de los pasos, suele haber más terrazas relacionadas con los ríos que las que se encuentran a lo largo de sus cauces.

Que el perfil de los ríos cambia de pendiente en estos lugares quiere decir que el fondo de los cauces, que va ascendiendo desde su desembocadura de manera continua, se quiebra. Que haya más terrazas quiere decir que la inestabilidad del terreno en los pasos es mayor que en el resto de los valles, ya que no da tiempo a que se establezcan los mismos sistemas de terrazas. Geológicamente esto se explica por que el borde montañoso coincide con fallas (superficies largas y profundas de rotura de las rocas) que en la actualidad son activas.

A medida que se avanzó en el tiempo Cuaternario, desde el Plioceno hasta hoy, la diferencia de relieve y la dificultad de acceso del Ebro hacia las sierras se ha hecho mayor como consecuencia del encaja miento de la red fluvial.

De esta edad, se han utilizado en construcción los conglomerados, la arcilla, y también algunas tobas calcáreas que se han formado en la salida de los manantiales. En Torrecilla hay ejemplos del empleo de estas últimas.








periodo cretaceo en argentina



Un aspecto muy importante del Cretácico de América del sur es el proceso de gigantismo registrado en los Sauropodos de Patagonia. Algunos poseen un fémur de 2,5 metros de largo, registrados en la formación Rió Limay y la formación Rió Neuquén, con las mejores condiciones ambientales que permitieron el desarrollo de verdaderos gigantes, en una época muy anterior al Cretácico. El aislamiento geográfico de los supercontinentes Gondwanianos (América del sur, África, Australia, India y Antartida), de los Laurasianos (América del norte, Europa y Asia) esta claramente marcado en los Dinosaurios sudamericanos. La historia evolutiva de los Tetrápodos continentales de Laurasia fue muy distinta a los de Gondwana ya que los componentes básicos de las faunas del Cretácico medio y superior en uno y otro supercontinente acusan diferencias composiciones muy marcadas. Los Dinosaurios Terópodos Gondwanica están mejor representados en América del sur (Argentina) se han hallado ejemplares de distintos tamaños y adaptaciones, que demuestran la biodiversidad. Si bien se han hallado restos de vertebrados Cretácicos en distintas partes del país, la Patagonia Argentina no solo a demostrado estos últimos años que es el sitio de preferencia para los científicos Argentinos, sino que también para el mundo. A principios del Cretácico, Sudamérica comenzó a separarse de África y el agua de los océanos circundantes lleno tal espacio originando un estrecho océano Atlántico.
Finalmente en el Cretácico superior se produjo el cierre del mar de Tethys en la región caribeña a causa de la deriva hacia el norte de Sudamérica. Este movimiento genero un arco de islas volcánicas que posteriormente actuarían como vías de dispersión fáusticas entre ambos continentes. Durante este periodo ocurrió un ascenso global en el nivel del mar. La Patagonia austral, en la región occidental quedo cubierta por las aguas, pero las regiones central y oriental permanecieron emergidas. En estas regiones el clima era muy cálido y húmedo. Para esta época el limite entre el clima subtropical y templado se encontraba mucho mas cerca de los polos que en la actualidad, con lo cual en estas regiones las temperaturas eran bastante benignas. Un evento crucial de este periodo y que modifico completamente el paisaje respecto a épocas anteriores fue la aparición de las Angiospermas (plantas con flores). Si bien la separación de Laurasia y Gondwana ocurrió aproximadamente en el Jurasico medio, recién a comienzos del Cretácico se comenzaron los efectos biogeograficos. El largo aislamiento de de Gondwana donde se encontraba la actual Republica Argentina, se desarrollaron comunidades vegetales y animales completamente diferentes a las existentes en otros continentes, los cuales estaban representados por un grupo muy importante de endemismo. En la transición Mesozoico - Cenozoico se produce una marcada caída en la temperatura. América del sur y norte estaban levemente conectadas a través de una cadena de islas ubicadas en la placa del Caribe y que en la actualidad constituyen América central. A través de esta vía pudieron ocurrir intercambios en un sentido entre ambas Américas.


















espero sea de su agrado

fuente 1
fuente 2
fuente 3
+1
0
0
1
0No comments yet