About Taringa!

Popular channels

Pánico Animal (3º Parte)

TIBURON BALLENA


Habitan en las aguas cálidas tropicales y subtropicales, puede llegar a medir hasta 17m de largo, en su hábitat natural es el sueño de cualquier submarinista. Para seguir el deambular pacífico de este enorme e inofensivo tiburón moteado no se necesita estar muy familiarizado con el buceo, ya que una simple zambullida con tubo y aletas permite acompañar de cerca al gigante. Aunque solo como plancton y pequeños peces, la prudencia exige guardar una distancia de al menos tres metros y mantenerse a un mínimo de cinco de su aleta caudal, para no llevarse un coletazo. Tampoco te pongas delante de su boca, no tiene dientes pero es muy grande.


CALAMAR GIGANTE DE HUMBOLDT


Desde el golfo de California y costa del Pacífico, pasando por la corriente fría de Humboldt se encuentran. Se cree que son muy inteligentes: se ha demostrado que en ocasiones intentan comunicarse con sus captores.
En las profundas aguas del golfo de California (México) parecen una discoteca. Las luces estroboscópicas las pone el calamar gigante de Humboldt, una especie de sepia de tamaño de un hombre, famosa por su ferocidad, los pescadores mexicanos los llaman <> y les temen más que a los tiburones, que acuden allí en grupos de centenares de individuos. Con sus gigantescos tentáculos cubiertos de ventosas dentadas, estos demonios marinos pueden arrastrar en segundos un tiburón, un pez del tamaño de un atún... o a una persona. En ocasiones atacan a submarinistas arrancándoles las gafas de bucear con sus ventosas e intentando arrastrarlo hasta el fondo. Son caníbales, devoran todo lo que se les pone por delante, incluso a sus congéneres, y son capaces de seguir atacando incluso después de haber perdido la cabeza.


MORENA


Sus mandíbulas dobles y llenas de dientes curvos y afilados, tienen una fuerza increíble, y no vacilan en usarlas para atrapar peces o para morder la mano o el pie de cualquiera que ose acercarse a sus dominios: cuevas y oquedades de rocas o arrecifes. Hacen heridas muy feas que se pueden infectar. En la Roma de los césares se las consideraba un manjar, y algunos chalados las alimentaban con esclavos condenados a muerte porque creían que la carne humana mejoraba su sabor, algunos patricios las encontraban adorables y las tenían en sus piscinas como mascota.


BARRACUDA


La barracuda es una máquina de cazar larga y delgada: ese pez larguirucho y voraz que se come a la mamá de Nemo al comienzo de la película, solo por eso ya cae antipática. Es fácil de encontrarse con algunos de estos villanos en los arrecifes de coral; y al igual que ocurre con las morenas, lo prudente es no acercarse mucho a ellas. Su estilizado cuerpo con forma de torpedo les permite nadar a una velocidad de hasta 40km/h para cazar peces y despedazarlos, llevan cincuenta millones de años practicando.


MERO GIGANTE


Los que viven en aguas tropicales pueden llegar a ser muy grandes, tienen un aspecto pachorrón, con un inmenso apetito y son muy curiosos con los buceadores. El escritor científico Bill Bryson lo define como <>. Se les atribuye la desaparición (en sus estómagos) de pescadores de perlas en el estrecho de Torres entre Australia y Nueva Guinea. Algunos ejemplares pueden alcanzar tamaños descomunales de hasta 600 kilos o más.


TIBURON ANGUILA


Esta especie poco común suele moverse por las plataformas continentales del Atlántico y del Pacífico, su aspecto es pavoroso, y se cree que existen ejemplares gigantes que podrían estar detrás de las leyendas sobre dragones y serpientes e mar. Una auténtica reliquia antediluviana con forma de serpiente que alcanza los cuatro metros de longitud, vive a grandes profundidades y tiene mandíbulas armadas con filas de dientes en sierra que recuerdan la cabeza giratoria de una tuneladora. Desde tiempos inmemoriales, los monstruos alimentan mitos, fantasías, sueños y pesadilla.


PEZ AGUJA


Habitan en aguas tropicales, donde pueden formar grandes bancos de peces. Dan grandes saltos fuera del agua a velocidades de hasta 60Km/h, lo malo es que tienen un hocico largo y muy afilado, cuando están en el aire pueden convertirse en peligrosas dagas voladoras. Los pescadores que salen a faenar por la noche son los que corren mayor peligro, ya que estos peces se sienten atraídos por las luces de los barcos, se han producido varios ataques.


PEZ LUNA


Es el mayor pez óseo que existe, más de una tonelada de cabeza de pescado con forma de rueda y dos grandes aletas, así se podría resumir el aspecto del pez luna, un tetraodontiforme que vive en todos los mares templados y cálidos del planeta. Hay tiburones más grandes pero son peces cartilaginosos. Se han capturado ejemplares de más de cuatro metros que pesaban 2300 kilos, es inofensivo, su alimentación consiste en medusas y zooplancton. Suelen ir acompañados de peces mariposa, a los que permite mordisquear su piel a cambio de que lo liberen de parásitos que lo cubren. Los casos de lesiones causadas por peces luna son raros, aunque algunos ejemplares grandes pueden provocar lesiones al caer sobre un barco cuando saltan fuera del agua o hundir a pequeñas embarcaciones. En 2005 uno de estos gigantes cabezudos casi aplastó a un niño de cuatro años cuando saltó sobre la cubierta de un barco de pesca frente a la costa de Pembrokeshire (Gales). También te puede matar de un susto, la tripulación de un yate de Sidnei sufrió un ataque de pánico al confundir la enorme aleta dorsal con la de un gran tiburón blanco. Al nacer son unos bichos diminutos como minúsculos peces globos que son devorados por otros peces, hasta alcanzar su masa original pueden aumentar hasta 60 millones de veces para alcanzar sus dimensiones de adultos.


ALMEJA GIGANTE


Viven en atolones del Indico y el Pacífico. Se hallan en peligro por culpa de la pesca excesiva. Es el molusco bivalvo que existe, mide más de un metro y puede pesar 200 kilos, pero por lo que se sabe aún no se ha comido a ningún buceador, tarda mucho en cerrarse y te da tiempo a escapar. No son carnívoras: su alimento se lo proporciona un tipo de alga microscópica con la que vive en simbiosis. Por lo demás aunque a veces se encuentran grandes perlas en su manto, no son de nácar y carecen de valor. Sus valvas se ven a menudo en las iglesias: es posible que incluso te hayan bautizado en algunas de ellas. Circulan leyendas sobre perlas enormes, del tamaño de una pelota, y almejas gigantes capaces de atrapar incluso devorar a quienes se adentran en sus dominios. En la novela veinte mil leguas de viaje submarino, el capitán Nemo descubre una enorme perla entre los pliegues de una Tridacna.


TIGRE


Su población se distribuye por todo el este de Asia, desde Siberia hasta Indonesia, aunque el mayor número de ejemplares se concentra en la bahía de Bengala. El tigre es un espectro furtivo, un cazador solitario y silencioso, un fulgor rayado entre la maleza. Solo quedan en libertad unos 3200 y es difícil de verlos. Eso los hace especialmente terroríficos. El mayor de los felinos actuales (supera al león en tamaño y fuerza) es también el que más gusto le ha cogido a la carne humana: en los Subadarbans, las marismas que forman los deltas del Ganges y el Brahmaputra en la frontera entre la India y Bangladesh, donde reside la mayor población de tigres salvajes del mundo (menos de 800), siguen comiéndose a 50 personas al año. Se calcula que en 400 años los tigres han matado a cerca de un millón de personas en toda Asia. Entre 1925 y 1930, los tigres de Chowgarh mataron a 64 personas en las montañas de Kumaon, en el norte de la India; la tigresa Champawatt se le atribuyen más de 430 muertes, también por la misma zona. El cazador británico Jim Corbett (1875-1955) o Carpet Sahib, como se le conocía en las aldeas de la región, considerado como un héroe por sus batidas de tigres y leopardos antropófagos responsables de cerca de 1300 muertes. Fue asimismo un gran amante de la vida salvaje e impulsor del primer parque nacional de la India, que hoy lleva su nombre desde donde se promueve el programa de conservación Proyecto Tigre.


LEON


Habitan por toda el África subsahariana. El antaño abundante león del Atlas hoy solo se puede ver en los zoos; en la India viven una pequeña población de leones asiáticos. En 1898 sembraron el terror dos leones macho entre los trabajadores de un ferrocarril que se construía en Kenia, en la zona del puente sobre el río Tsavo, que se aficionaron a la carne humana, las obras tuvieron que interrumpirse. Se calcula que los leones se habían comido a 135 trabajadores. Basándose en el suceso se rodó la película Demonios en la Noche (The Ghost and the Darkness- 1996), protagonizada por Val Kilmer y Michael Douglas.
El teniente coronel John Patterson (interpretado en el cine por Val Kilmer), el ingeniero militar que proyectó el puente y dirigía su construcción, se obsesionó con aquellas fieras y las persiguió hasta que por fin pudo liquidarlas. Hoy posan disecados en el Museo de Field de Historia Natural de Chicago, al que el teniente coronel Patterson los vendió en 1925 por 5000 dolares de entonces.


LEOPARDO O PANTERA


Están en África subsahariana y el sur de Asia, mucha gente cree que leopardo y pantera son especies diferentes, pero no es así, ambos son el mismo animal con una diferencia de melanismo que van del color marrón oscuro o negro. Una oleada de leopardos antropófagos dejó 350 muertos entre 1959 y 1962 en el distrito de Bhagalpur, en el estado de Bihar (india). Se conocen varios casos de leopardos antropófagos en África, pero es en la India donde estos felinos han perpetrado más fechorías. Eventualmente carroñeros, las epidemias de cólera que durante el siglo XX asolaron el país, dejando miles de muertos por las calles, permitieron que algunos leopardos descubriesen el sabor de la carne humana. Y les gustó: se calcula que 125 personas murieron entre las garras del leopardo de Rudraprayag (uno de los catorce leopardos asesinos abatidos por Jim Corbett), algunas arrancadas de su lecho mientras dormían, entre el 9 de junio de 1918 y el 14 de abril de 1926.


OSO POLAR


Es el oso más grande del planeta, y también unos de los carnívoros terrestres más poderosos, ya que alcanza los dos metros y medio de altura y puede pesar hasta 680 kilos. Son raros los ataques a las personas, pero convienen no cruzarse con ellos. En la madrugada del 1 de noviembre de 2013, uno de estos animales asaltó a dos personas en el centro de Churchill (Manitoba), una localidad al norte de Canadá. Primero arrancó la oreja a una chica que volvía de una fiesta de Halloween; después, se abalanzó sobre otro vecino que vino a socorrerla y lo hirió de gravedad. En otoño cuando se congelan las aguas de la bahía Hudson, en este pueblo de 800 habitantes llegan a juntarse tantos osos polares como personas. Una convivencia que se está volviendo muy peligrosa. La temporada de hielo es cada vez más corta, lo que impide a los animales llegar hasta las colonias de focas, su principal fuente de alimento, de modo que los osos hambrientos se acercan cada vez más a las pequeñas comunidades habitadas como Churchill o las aldeas como Nunavut. Para defenderse de ellos los expertos aconsejan emplear espráis antiosos, aerosoles irritantes, muy usados en áreas salvajes de Alaska, como la isla de Kodiak y otros lugares donde hay riesgo de toparse con un grizzly, como llaman por allí a los grandes ejemplares de oso pardo.


LOBO


Abuelita, abuelita, qué boca más grande tienes-¡Es para comerte mejor!- Ñam. Fin. El final de Caperucita cambia según te lo cuente. En la versión original de Perrault, de 1695, Caperucita es devorada sin que nadie la salve, el mensaje era: <>. Los niños lloraban mucho, así que en versiones posteriores se le cambió el final al cuento por otro más light, donde al final aparece un cazador que salva la niña de las fauces de la bestia. Porque el lobo es malo y feo, <>. Aunque no siempre: <>. Sin duda.
En 1450 se cuenta que una manada entera de lobos consiguió atravesar las murallas de París y matar a 40 personas. Las víctimas de las bestias de Gévaudan eran niñas y mujeres jóvenes, por lo que podría tratarse de un asesino en serie, disfrazado no de un lobo. Como Manuel Blanco Romasanta, el hombre lobo gallego, que mató a unas veinte personas, aunque solo lo condenaro por nueve. Su apariencia dócil y amable le permitía engatusar a sus víctimas-madres solteras o separadas de Rebordechao (Vilar de Barrio) y Castro de Laza (Ourense)- a las que engañaba con promesas de un buen empleo en otras regiones. Después las llevaba hasta un bosque donde las mataba y descuartizaba. Manuel justificó los crímenes asegurando que se convertía en lobo a causa de una maldición. Lo condenaron a morir en el garrote vil; finalmente se libro de la ejecución porque un tal doctor Philips convenció in extremis a la reina Isabel II de que el reo sufría un trastorno llamado licantropía. Murió el 14 de diciembre de 1863 en la prisión de Ceuta.


ELEFANTE ASIATICO


Hoy solo se encuentran en estado salvaje en algunas reservas naturales de Asia. La mayoría de los casos mortales se han dado por ejemplares en cautividad que han sido maltratados. Unos seres tan grandes como complejos, pueden ser muy peligrosos en situaciones de abuso o estrés. Topsy, una elefanta de circo que había matado a los dueños que la maltrataban, fue condenada a la silla eléctrica. su ejecución se podía ver en un viejo aparato llamado Mutoscopio mediante la introducción de unas monedas en el museo de Coney Island en Nueva York en 1903.
En 1916, Big Mary, una elefanta asiática de cinco toneladas del circo Sparks, mató rabiosa a Walter Eldridge, su entrenador, durante un espectácul cómico en el que elefantes disfrazados de jugadores simulaban un partido de beisbol, fue condenada a morir en la horca en una grúa. Alrededor de 2500 personas muchas de ellas niños pequeños, acudieron a ver la ejecución, en la que vendieron chuches y refrescos. Otro elefante asiático que enloqueció por un dolor de muelas, mató en 1926 a varias personas durante un desfile por las calles del centro de Londres. Para abatirlo fueron necesarios 152 disparos de mosquete.


ELEFANTE AFRICANO


Se distribuyen por 36 países del África subsahariana, desde el sur de Mauritania y Sudán hasta Sudamérica. Solo se conocen casos mortales de cazadores o algún turista que se acercó demasiado. El encuentro con un elefante africano-hasta siete metros de longitud, cuatro de altura y un peso de más de seis toneladas-puede ser aterrador. Sobre todo si vas de pie y el animal se cabrea. A Bill Judd, un famoso cazador profesional que organizaba safaris en África, lo destripó un gran tusker, un macho adulto de enormes colmillos, arrodillándosele encima. Es el animal más grande que camina sobre la tierra, algunos de los mayores ejemplares se pueden ver en el Parque Nacional de los Elefantes de Addo, en el Cabo del Este (Sudáfrica), donde existe una población de 450 gigantes grises. No se permite acceder al parque con cítricos encima: en el pasado, durante la estación seca, los guardas del parque solían alimentarlos con naranjas (Sudáfrica es uno de los países más productores); los elefantes se volvieron adictos y, aunque hace muchos años que dejó de realizarse esta práctica, los ejemplares de mayor edad, con buena memoria y mejor olfato, aún recuerdan su sabor y han llegado a atacar vehículos que contenían esas frutas


GORILA



Solo queda una pequeña población en libertad, en los bosques ecuatoriales de las montañas Virunga, en Africa. Los gorilas son salvajes y misteriosos, son enormes y melancólicos, como King Kong, son primates como nosotros. Los ataques a humanos son raros, salvo que salgas corriendo o los mires a los ojos y casi siempre ocurren dentro de algún zoo donde estos grandes simios languidecen y te devuelven la mirada desde el otro lado del cristal o los barrotes, como diciendo<<¿Por qué estoy yo aquí y tú no?>>.
En 1974, Boyce Rensberber, un redactor de The New York Times que conoce la lengua de los signos (sus padres eran sordomudos), realizó la primera entrevista a un miembro de otra especie: Lucy, un chimpancé hembra a la que adiestró para comunicarse por signos. Lucy, entre otras, invitó a Rensberber a subir a su árbol, pero él declinó la invitación.
0No comments yet
      GIF