Info

Papelon: Macri y Massa abandonan debate..

Con Massa y Macri a la cabeza, la oposición rechazó en bloque la reforma de la ex SIDE

Creen que aumentará la politización del área de inteligencia y centraron sus críticas en el pase de las escuchas a la Procuración. El FpV irá a votar el texto en soledad



Los principales candidatos presidenciales opositores y sus bloques legislativos anunciaron ayer su rechazo al proyecto que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner enviará en las próximas horas al Congreso para disolver la ex SIDE y reemplazarla por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). El epicentro de las críticas de Mauricio Macri (PRO), Sergio Massa (Frente Renovador) y Julio Cobos (UCR) fue la decisión presidencial de pasar el sistema de escuchas judiciales de la órbita del Poder Ejecutivo a la Procuración General, actualmente a cargo de Alejandra Gils Carbó. Para los opositores, debería quedar en manos de la Corte Suprema.


El proyecto, que todavía no se conoce más allá de lo que adelantaron la Presidenta y su jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, llegará al Congreso junto con la convocatoria a sesiones extraordinarias desde el primer día de febrero. El oficialismo, como habitualmente sucede con los proyectos que envía el Ejecutivo, deberá entonces alinear a sus legisladores para avanzar en soledad con la iniciativa que el Gobierno diseñó como reacción a la muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman.


La idea que recorre las posturas de los candidatos presidenciales tiene que ver con las elecciones de octubre y el recambio presidencial. En general, cuestionan que la decisión de la mandataria llegue en el año de finalización de su mandato. "Si vamos en búsqueda de lograr que las escuchas las haga la procuradora, que ya está cuestionada por su excesiva militancia partidaria, y los directores de la agencia van a ser nombrados también por el kirchnerismo, por cuatro años, no arrancamos de la mejor manera. No puede haber nombramientos con estabilidad que condicionen a un gobierno por venir", observó Macri.


Se refirió así a las precisiones que dio Capitanich ayer, sobre que el mandato del director y el subdirector de la nueva AFI durará lo que un período presidencial, y que el acuerdo del Senado que ambos cargos requerirán será por mayoría simple, con lo que el bloque kirchnerista en esa Cámara no tendrá inconvenientes en ratificar el nombre que proponga la Rosada sin colaboración opositora.


En ese marco, Macri pidió en conferencia de prensa que el sistema de escuchas sea administrado por la Corte, reclamo al que se sumó minutos después Massa, quien dialogó con varios canales de noticias después del mediodía. El tigrense propuso puntualmente dar el poder sobre las escuchas al presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti, además de pedir que la reforma en el sector de inteligencia se realice "por acuerdo de todas las fuerzas políticas".


Massa reclamó "que se establezca un mecanismo por el cual la ley y los futuros cambios requieran de mayorías especiales, que obliguen a acordar entre todas las fuerzas". Para el diputado, además, la Presidenta debería haber asumido "el compromiso de, por ejemplo, pagar un premio por información respecto de la muerte" de Nisman.


Cobos, por su parte, lamentó que la mandataria no haya dado "las condolencias a la familia del fiscal" y reclamó no perder de vista que hubo "una denuncia gravísima por encubrimiento contra la Presidenta y una muerte del fiscal que la realizó". Además, consideró "importante" el cambio en la ex SIDE, pero planteó que la reforma debe alcanzar al Servicio de Inteligencia del Ejército, a cargo del titular de la fuerza, César Milani. "Y no se puede aceptar dar más poder a la procuradora que en vez de defender una Justicia independiente, promueve una militante", agregó.


En la misma línea se pronunciaron en el Congreso los diputados nacional Mario Negri (UCR), Margarita Stolbizer (GEN); Federico Pinedo (PRO), Darío Giustozzi (Frente Renovador), Fernando Sánchez (Coalición Cívica); Carla Carrizo (UNEN) y Graciela Villata (Frente Cívico), quienes además pidieron la derogación del Memorándum de Entendimiento con Irán y la interpelación parlamentaria de funcionarios del Ejecutivo.