Canales populares

Para que ellas pidan más: viagra femenino

Para que ellas pidan más: viagra femenino


Lanzaron al mercado un parche de testosterona que se coloca sobre la piel de las mujeres para
estimular el deseo. Se le ha llamado “viagra femenino”.



Su uso ha sido aprobado por los 25 Estados de la Unión Europea y se comercializa ya en Francia,
Alemania y Reino Unido.

Su aprobación ha llegado al mercado tras un largo e intenso debate social y médico, pues se considera una nueva revolución en la vida sexual de las mujeres. Con el parche de testosterona se demuestra la necesidad de ponerle más atención al sexo femenino, cuando siempre ha existido la supremacía de la sexualidad masculina y ha tenido importantes avances.

La falta de deseo o disfunciones sexuales provocan baja autoestima, angustia, ansiedad y pérdida de calidad en las relaciones de pareja. Este parche es una excelente noticia y un cambio importante para la vida sexual de muchas mujeres en todo el mundo, para mejorar su salud sexual, su ánimo, sus relaciones de pareja y su satisfacción personal.

Efectos a corto plazo

La testosterona es una hormona sexual que se produce en los ovarios y glándulas suprarrenales, desempeñando un papel clave en la excitación sexual y el orgasmo. El parche de testosterona es pequeño y transparente, se coloca de modo sencillo en el abdomen dos veces por semana y libera una dosis baja de testosterona, derivada de las plantas e idéntica a la que se encuentra en el organismo femenino, repercutiendo directamente en mejorar estas disfunciones sexuales.

Se comercializará bajo el nombre de Intrinca y aunque es diferente al Viagra, sus comparaciones son inevitables. Mientras la famosa pastilla azul masculina produce en el hombre una respuesta más inmediata y se toma unas horas antes de una cita, el parche transdérmico en la mujer necesita mucho más tiempo de actuación. Para su total resultado requiere unos seis meses, aunque sus primeros efectos comienzan a notarse a las cuatro semanas de administración.

Además se recomienda bajo una estricta norma médica y clínica, por eso quienes habrán de recetarlo serán los ginecólogos, endocrinólogos y expertos en trastornos sexuales femeninos.

Fuente
0No hay comentarios