Popular channels

Pepsi music - dia 1

Pepsi Music: Regando reggae en Buenos Aires


Promesas y consagrados de un género que de clásico devino en mestizaje celebraron la primera jornada del megafestival. Así la tarde sembró la semilla que por la noche germinó de la mano de un infaltable hijo de Bob Marley y los entenados locales que le profesan una creciente devoción.




Difícil no caer en lugares comunes cuando de reggae se trata. Se trata entonces de un lugar, el Club Ciudad de Buenos Aires, que a medida que se consume la tarde brota cual verde vergel. Lo común es el condimento o sea el ritual de lo habitual sin Perry Farrell a la vista entre tantas juanas adicciones (¿Qué esperan para traerlo?)

Tres escenarios y veinte bandas, obligan entonces al peregrinaje: la Meca es el género y si hay un Marley - en todo sentido y de carne y hueso por Ki-Mani, uno de los once hijos del ‘profeta’ – el “está todo bien” más que una frase es un hecho consumido y consumado.

Y así, entre olores, ropajes, peinados y sonidos tan similares como soporíferos a las 4 de la tarde y con el sol como aliado las bandas van tomando los escenarios.

El Speedy Sónica difiere más que en nombre en estética al de 2007 allí enclavado: en 2008 hay una enorme carpa blanca en lugar del pequeño escenario donde un Fito Páez más que enojado despotricó a voz en cuello contra la organización por cuestiones de sonido. La cercanía con otros circundantes y su piano despojado contribuyeron aquella vez a que el rosarino se oiga mucho menos que lo que él y su pueblo pretendían.

Será el antecedente o los imponderables pero en la apertura de esta edición 'La Verde Reggae' también padeció. Y paradójicamente fue el poco sonido en el Sónica: el micrófono a cargo de Pablo Amoroso tardó en amplificar al igual que el bajo de Matías del Valle. Entonces sólo pudieron ofrecer “Guía Luz”, “Te espero” y “Rendido”.

Entregar, entregaron todo desde el ‘roots” con matices ´lovers’ que musicalmente proponen. Anunciaron ‘Natural’ pero al igual que ‘Israel’ quedaron para otra ocasión. Natural en este tipo de show son los problemas de audio, extraña la rigurosidad de bajarlos promediando un de por sí breve set. Más teniendo en cuenta que vienen desde el lejano Bariloche.

Sobrevendría luego ‘Chala Rasta’ y su reggae festivo con letras comprometidas, antes de que en el mismo escenario ‘Charlan Jáparos’ entregue su jamaiquino set con los vientos como aliados.

Unos cuantos pasos y unos breves pero intensos temas, separaban al escenario principal del adiós del grupo de la española Amparo Sánchez y su 'Amparanoia'. Se definió la líder cerca del fin, quizá por el mestizaje musical que proponen cuando agradeció por haberse “metido en la fecha reggae” y haber sido muy bien recibida y despedida. No por que no sienta un género al que no le escapa pero que trasunta y sazona su propuesta teñida de la cada vez más abarcativa ‘word music’.

Luego vendría el turno de 'Riddim' que con su “Preparen, Apunten...” hizo delirar a una audiencia inquieta por encontrar una ubicación relajada entre los escenarios enfrentados. Y en el Claro dejaron más que claro porque son una de las bandas más respetadas del género.

El ex ‘Todos tus Muertos’ Fidel hizo suyo luego y de la mano esa mixtura que coquetea con soundsystem, ragamuffin y que tampoco le hace asco a la cumbia villera generaba saltos, ovaciones y algarabía en medio de una densa humareda. No volvió la quema de pastizales pero en su plan para consumo humano jamás falta en estas ocasiones. Como tampoco el progresivo frío poco acorde para la época pero si para el Pepsi Music (en 2007 el Día de la Primavera, Molotov y la concurrencia soportaron menos de 7°).

Sería el turno luego de Ki Mani Marley quien no necesita presentación montado en un hip hop personal regado obviamente con reggae, los chilenos ‘Gondwana’, los boricuas de ‘Cultura Profética´ tan queridos como requeridos: hasta el jueves tienen programadas fechas en Rosario, Córdoba y tres Trastiendas agotadas en San Telmo.

Y entrada la noche el sprint final con el embrión y los hijos pródigos argentinos , ‘Los Pericos’ con una voz que no es la de siempre y una banda que sí y el cierre con 'Los Cafres' con multitudes gozando, bailando y cosechando una jornada que ya tiene un lugar ganado en todo festival que se precie de tal. Es que esto es Argentina, y la semilla indefectiblemente seguirá prendiendo.




Fuente: http://www.26noticias.com.ar/pepsi-music-regando-reggae-en-buenos-aires-75274.html
+1
0
0
0No comments yet