Check the new version here

Popular channels

Pequeñas y medianas empresas ven venir meses duros y "pasan

Pequeñas y medianas empresas ven venir meses duros y "pasan la tijera" a sus planes de capacitación


21-10-2014

Expectativas económicas en baja y urgencias de corto plazo las obliga a redefinir prioridades. Sin embargo, se denotan más pedidos de transferencia de conocimiento y soluciones tecnológicas para incrementar la competitividad, así como de programas de profesionalización para dueños de Pyme





Las pequeñas y medianas empresas (Pyme) no son las más propensas a invertir en la capacitación de sus empleados y directivos, sino que más frecuentemente dedican sus presupuestos y recursos a "tapar incendios" y lidiar con la coyuntura.

Sin embargo, muchas de ellas incluyen esta variable en sus planes de negocio como forma de potenciar ciertas áreas -como ventas, innovación, etc.- o reforzar características "blandas" que consideran importantes en la organización (liderazgo, comunicación, etc.). Más aún, para incrementar su competitividad, ahora enfocan sus iniciativas de formación en la transferencia tecnológica o la incorporación de soluciones técnicas.

Claro que estas posibilidades van de la mano de las expectativas de ventas y de rentabilidad. Es por eso que, con esos factores a la baja, las Pyme argentinas planean recortar las capacitaciones en todos los niveles jerárquicos.

Así lo demostró la última Encuesta de Expectativas de Ejecutivos Pyme, que realiza D'Alessio IROL para IDEA, que detectó que el 69% están rediseñando su estrategia de crecimiento para el período 2014/2015.

Pero esos cambios, lejos de implicar formación del personal, se enfocarán en efectivizar áreas comerciales, de marketing y ventas, así como en la optimización de costos.

"Si uno suma la totalidad de todos los rubros relevados, ve que el nivel de capacitación ofrecido es inferior al del año anterior", reflexionó Eduardo D'Alessio, presidente de la consultora, en diálogo con Campus-iProfesional.

En ese marco, la formación destinada al conjunto del personal caerá del 38% el año pasado al 26% en 2014.

Estos recortes derivan de las expectativas negativas que los empresarios tienen para los próximos meses. De acuerdo con la encuesta, tan sólo un 23% cree que sus ventas aumentarán significativa o moderadamente, mientras que más de un 40% prevé que disminuirán.

El 60% de los ejecutivos consideró que este semestre del año será peor que el primer semestre. En tanto, un 27% opinó que los últimos seis meses del año tendrán un desempeño regular, mientras que sólo el 13% espera que sean mejores que el inicio del 2014.

El mismo escenario es el que prevé la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA) que encuestó a las Pyme de la Provincia acerca de su actual situación económica. La entidad reveló que el 48% de las firmas consultadas registró caídas en su producción y que el 18% redujo personal.

"La falta de perspectiva desde el punto de vista del manejo de la economía, hace que haya retracción y una cierta desconfianza. La idea es la de mantenerse hasta que aclare el panorama a futuro", advirtió Aladino Benassi, presidente de CEPBA.

"Los empresarios consideran que esta baja no se va a recuperar y la gran preocupación es cómo va a seguir la situación. Ese temor es el que determina la voluntad para tomar créditos para realizar ampliaciones de las empresas, abastecer con mayor número de productos al mercado", agregó.

Rubro por rubro
Al ser consultado por los motivos de esta caída, D'Alessio apuntó que, por un lado, "lo que está produciendo es el achicamiento de la rentabilidad de muchas de las empresas que operan como parte de la cadena de valor" y, por otro, que "las que comercializan directamente al mercado final, tienen el problema de sostener el volumen de ventas".

El ese marco, dijo el titular de la consultora, "todo el resto pasa al segundo plano. Y el tema capacitación es de mediano plazo. Las compañías se focalizan en el corto plazo en sostener ventas, buscar nuevos mercados, bajar costos y cuidar el efectivo".

La encuesta reveló que solo un 13% de los directivos recibirá algún tipo de formación.





Y pese a que los principales focos de cambio para los próximos meses estarán puestos en las áreas de marketing y comercial, también en lo que tiene que ver con la atención en esas áreas se recortará la capacitación.

"Se pone al área de atención al cliente a trabajar en el hoy antes que a capacitarse para el futuro", explicó D'Alessio.

La caída se observa con mayor énfasis en el personal de las áreas técnicas, que suele necesitar actualización permanente. Pasó del 33% en 2012 al 25% este año.

Esto, según explicó D'Alessio, "responde a que en esta área la capacitación tiene que ver con la toma de nuevo personal, y esto no es en este momento una prioridad". A esto se suma, consideró el titular de la consultora de mercado, la disminución del nivel de actividad, que juega en contra de la incorporación de empleados.

En la misma línea se expresó Aladino Benassi, Presidente de CEPBA: "Lo que nosotros notamos es que hace más de un año no hay demanda laboral nueva. Y la poca que existe está orientada a desarrollos específicos o a profesionales, pero no hay una demanda inclusiva como la que habíamos tenido hasta hace dos años o un año y medio atrás".

Rotación y nuevas tecnologías
"En épocas de desaceleración económica o de incertidumbre política, la tendencia es disminuir la inversión en capacitación como primera medida, casi como un acto reflejo", dijo a Campus-iProfesional Guillermo Grunwaldt, Director Escuela de Negocios en IDEA.

"No obstante -aclaró- los empresarios argentinos, cada vez más experimentados en superar crisis, saben que si bien deben ajustar sus presupuestos también deben quedar bien posicionados para cuando la economía se reactive".

Es en este sentido que Grunwaldt asegura que se produce entre las pequeñas y medianas empresas que capacitan a su personal, no una disminución sino un fenómeno que se caracteriza como "rotación".

Sucede que "algunos empresarios, en lugar de lamentarse por la situación coyuntural, que esta fuera de su alcance, aprovechan estos tiempos para capacitar a los equipos comerciales o para realizar programas de profesionalización de mandos medios", aseguró el director de la escuela de negocios IDEA.

También en IAE Business School aseguran hay muchos empresarios que eligieron este año elevar su calidad y nivel de gestión a través de la formación ejecutiva.

"En nuestro caso, durante 2014, hemos notado un interés mayor. Hemos tenido más participantes que años anteriores en los programas para dueños de Pequeñas y Medianas Empresas (DPME), inclusive de quienes provienen del interior del país. El mismo está dirigido a empresas que están en crecimiento y les urge ordenarse y profesionalizarse porque sino el crecimiento puede ser destructivo, si no los agarra fuertes", dijo a Campus-iProfesional Maria Eugenia Iriart Directora Ejecutiva de Pyme de IAE Business School.

En CEPBA lo que detectan respecto de la formación en firmas de la Provincia, sobre todo, es un aumento de los pedidos de soluciones tecnológicas. "Eso tiene que ver con que el empresario está pensando que de acá para adelante tiene que mejorar su competitividad para prever cualquier tipo de competencia que pueda ocurrir", aclaró Benassi.

"Cuando el empresario percibe que hay programas de ciencia y tecnología que le subsidian con aportes no reembolsables determinadas incorporaciones e innovación, se aviene a hacerlo" consideró el presidente de CEPBA.

También Grunwaldt detectó que "grandes empresas, a través del uso de crédito fiscal otorgado por la Sepyme, están realizando capacitaciones dirigidas a la comunidad, dándole la oportunidad de mejorar su formación a emprendedores, micro empresas y Pyme del interior de nuestro país".

Perspectiva 2015
D'Alessio aseguró que la oscilación en la baja de la actividad que la encuesta detectó en las Pyme, es muy similar a la que se denotó en las grandes empresas a principio de año. "La curva se parece bastante a la que vimos con la crisis internacional en 2009, o en 2008 con la crisis del agro. Pero nada que ver con el impacto de la crisis del 2001", aclaró el presidente de la consultora.

En este sentido, alertó al respecto de cómo el impacto que las expectativas económicas negativas podría comenzar a verse en las grandes empresas. Evaluó que si bien no se sintió aún una baja en la capacitación ofrecida en las compañías de mayor tamaño, porque sus programas de formación son de largo plazo y no cambian durante el año, si podría evidenciarse cuando cierren sus programas de capacitación para 2015.
También Iriart recordó el 2008, con la "crisis del campo" como el único año reciente en el que se vio una baja sensible respecto de la demanda de capacitación de las pequeñas y medianas compañías.

Sin embargo, la directiva de IAE es optimista para el futuro: "Por el desarrollo y crecimiento que han tenido las Pyme, yo estimo seguirán formándose, porque las nuevas tecnologías, conceptos y culturas obligan de alguna forma de sumarse al tren para poder avanzar, para poder ser sustentables y sólidas".

De hecho, en IAE apuestan a esta tendencia y decidieron redoblar esfuerzos para acompañarla. Según adelantó Iriart, la escuela de negocios está preparando la creación de un Centro Pyme "para acompañar a los dueños y a las empresas en su proceso de profesionalización".
0
0
0
0No comments yet