Check the new version here

Popular channels

Peso mexicano

Peso mexicano

El peso es la moneda oficial de México. El peso fue la primera moneda en el mundo en utilizar el signo "$", incluso antes que el dólar de Estados Unidos, el cual más tarde lo adoptó para su propio uso.2 El peso mexicano es la octava moneda más negociada en el mundo, es la más negociada de América Latina y la tercera más negociada en toda América.3 El actual código ISO 4217 para el peso es MXN;. antes de la revalorización de 1993, se utilizó el código MXP. El peso se divide en 100 centavos, representados por el signo "¢". El nombre peso ha correspondido a dos unidades monetarias mexicanas diferentes.

La primera de ellas identificada con el código ISO MXP, que fue vigente hasta el 31 de diciembre de 1992.
La segunda, equivalente a 1000 MXP, entró en vigencia el día 1 de enero de 19934 y tiene asignado el código ISO MXN. Esta unidad fue denominada nuevo peso hasta el 31 de diciembre de 1995 y simplemente peso desde el 1 de enero de 1996 hasta la actualidad.5
Las monedas que actualmente circulan en México están conformadas por semicírculos o anillos con motivos alusivos a la “Piedra del Sol” ó “Calendario Azteca”.


Historia

La historia del peso comenzó con el periodo colonial, poco después de la conquista, cuando arribó a la Nueva España el virrey Antonio de Mendoza, el cual traía consigo la encomienda de la Corona Española, para la creación de la primera casa de moneda de América. De tal manera que en 1535 es fundada la ceca de México. A la moneda que se acuñaba, se le denominaba Real de a ocho o peso duro, contenía 27 gramos y medio de plata, con un grado de pureza mayor a 900 milésimas, dejando atrás la burda calidad de los primeros años, cabe señalar que el Real de a ocho se venía utilizando en España antes de su encuentro con el Nuevo Mundo, pero este acontecimiento lo marcó tiempo después, como la moneda más importante del mundo por cerca de 400 años.

El comercio fue el motor de la expansión global del Real de a ocho, su difusión comenzó con las rutas que partían desde España hacia el puerto novohispano de Veracruz y desde el puerto de Acapulco hasta Filipinas y China, a través de los galeones o naos. Es decir se utilizó en España, en todos sus territorios y puertos de ultramar.

Cuando comenzó la emancipación de América, los ejércitos independentistas acuñaron sus propias monedas también. José María Morelos acuño monedas de cobre por la escasez de plata imperante durante las revueltas, esas monedas eran promesas de pago al momento que terminara la independencia, es decir, se cambiarían por monedas de plata;6 esto supone la primera aparición del dinero fiduciario en México, las monedas que utilizaban el ejército realista y el independentista, circularon indistintamente por todo el país, incluso en Estados Unidos y Centroamérica.


El peso en el mundo

Cuando Estados Unidos logró su independencia, se vio en la necesidad de crear una moneda nacional y mediante un decreto firmado el 6 de julio de 1785, las monedas fabricadas en México pasaron a ser la base del sistema monetario estadounidense, sólo que se denominarían dólares, y la paridad se fijó en un peso por un dólar estadounidense, el cual no se comenzó a acuñar sino hasta el 2 de abril de 1792, año en que se estableció la casa de moneda de los Estados Unidos. Aun así, en 1793 el Congreso de los Estados Unidos declaró a las monedas mexicanas medio legal de pago, y en esa calidad se mantuvieron hasta el 21 de febrero de 1857. En Centroamérica, el peso mexicano dejó de ser medio legal de pago en 1824; en las Filipinas, desde el 1 de mayo de 1852, y en Canadá, desde el 1 de enero de 1858. Durante el Porfiriato se continuó utilizando la moneda de plata y la paridad fluctuó entre uno y dos pesos por dólar.

Al igual que con su antecesor, el real de a 8, el comercio español con China hizo que el peso se difundiera también en el sureste asiático, por lo que las piezas eran reselladas para que tuvieran curso legal en esos países. La necesidad de moneda fraccionaria causó que a menudo las piezas fueran cortadas físicamente en dos, cuatro u ocho trozos, para lograr un cambio más pequeño para posteriormente resellarlas para su uso. Este es el origen de la expresión mexicana «no tengo ni un peso partido por la mitad».

En 1931, la ley monetaria establecía la equivalencia y respaldo de la moneda mexicana en 0.75 g de oro puro por peso emitido.7 Tiempo después, se incrementó el uso del dinero fiduciario en México, por lo que la ley monetaria del país obligaba a los bancos a respaldar en metálico por lo menos una tercera parte de los pesos emitidos en billetes.

Desde 1535 las monedas mexicanas son fabricadas por la Casa de Moneda de México,8 y desde el 15 de marzo de 1861 se dividen de acuerdo al sistema métrico decimal. En 1925 se creó el Banco de México, que autorizó la fabricación del papel moneda a la Compañía Estadounidense de Billetes. Es hasta 1969 cuando el papel moneda es emitido por la fábrica de billetes del Banco de México. A lo largo de la historia, la casa de moneda –y, en su momento, el Banco de México– ha gozado de prestigio internacional por la calidad de las monedas y billetes, así como por estar a la vanguardia en elementos de seguridad y materias primas.


Reducción de las monedas de 10¢, 20¢ y 50¢


Mediante un decreto publicado en el diario oficial de la federación el 20 de enero de 2009, el gobierno federal de México autoriza la reducción del tamaño de las monedas de 10¢, 20¢ y 50¢, además de modificar la aleación con la cual se fabrican, pasarán de la aleación de bronce, níquel y aluminio a ser de acero inoxidable, además de contar con muescas en el canto para su identificación por personas invidentes, comenzarán a acuñarse tres meses después de publicado el decreto, el banco central a través de los bancos comerciales comenzarán con el canje de las piezas actuales por las nuevas monedas, sin embargo, podrán utilizarse indistintamente por un periodo determinado.12

Las monedas se reducirán de la manera siguiente:



Diseño iconográfico


Los billetes mexicanos de la serie D1 cuentan con el siguiente diseño iconográfico:

Banco emisor.
Numeral (cifra).
Numeral (denominación en letra).
Unidad monetaria.
Prócer o efigie.
Motivo o grabado.
Folio del billete



Billetes mexicanos tipo B

Los primeros billetes emitidos en la nueva unidad monetaria, en denominaciones de N$10, N$20, N$50 y N$100 (nuevos pesos – MXN). Estos billetes mantuvieron los elementos de diseño de sus equivalentes del tipo A; $10.000, $20.000, $50.000 y $100.000. Comenzaron a circular a partir del 1 de enero de 1993, fueron billetes de transición.

Billetes mexicanos tipo C

Este tipo de billete se emitió en denominaciones de N$10, N$20, N$50, N$100, N$200 y N$500 (nuevos pesos – MXN). Los billetes presentan nuevos diseños, con elementos similares para todas las denominaciones y se imprimieron en dos tamaños: las denominaciones de N$10, N$20 y N$50 tienen dimensiones de 129 x 66 mm; las denominaciones de N$100, N$200 y N$500 tienen dimensiones de 155 x 66 mm comenzando a circular a partir del 3 de octubre de 1994.

En esta edición se nota en el encabezado la antigua leyenda "El Banco de México Pagará a la vista al portador..." y las etiquetas de "Nuevos Pesos" referentes de las denominaciones.

Billetes mexicanos tipo D

Estos billetes se imprimieron en las mismas denominaciones y con los mismos diseños y dimensiones que los billetes de tipo C, pero eliminando la nomenclatura nuevos, además de que en el encabezado se suprime la antigua frase "Pagará a la vista al portador" dejando solamente la leyenda de "Banco de México". En esta emisión, se imprime por última vez el billete de $10 pesos (MXN) en 1997, ya que era un gasto muy grande e innecesario su producción siendo ya existentes las monedas de la misma denominación.

Comenzaron a circular el 1 de enero de 1996. Dentro de esta emisión se encuentran los billetes conmemorativos del 75 aniversario del Banco de México.

Billetes mexicanos tipo D1

El Banco de México decidió experimentar con la emisión de billetes impresos en polímero con el fin de extender la vida útil de los billetes de mayor circulación y dificultar su falsificación. El primer billete en imprimirse en este material fue el de $20 pesos (MXN), usando el mismo diseño del billete tipo D correspondiente, con pequeños ajustes para acomodar las características de seguridad propias de la nueva técnica.

El resto de las denominaciones continuaron imprimiéndose en papel, pero incorporando hasta tres características de seguridad nuevas:

Una banda iridiscente con la denominación impresa que cruza el billete en forma vertical.
Un numeral impreso en tinta ópticamente variable que cambia de color según el ángulo de visualización.
Marcas en relieve para identificación por personas invidentes.
La denominación de $50 pesos solamente incluye la banda iridiscente. Las denominaciones de $100, $200, $500 pesos, incluyen las tres características. En esta serie se emite por primera vez en 2004 el billete de $1000, incluyendo las nuevas características de seguridad.




Billetes mexicanos tipo F

Nueva familia de billetes
En 2006 el diseño de los billetes se cambió, debido a las siguientes razones:

Para facilitar a los invidentes la identificación del valor del billete.
Para dificultar la falsificación de los billetes.
El Banco de México agregó nuevos elementos de seguridad:

Elemento que cambia de color
Hilo de Caracoles de su respectivo color (a partir de la denominación de $100)
Ventana trasparente (sólo $20 y $50)
Se introdujo primero el billete de $50 (noviembre de 2006), para continuar con el de $20 (agosto de 2007), los de $200 (septiembre de 2008), los de $1000 (abril de 2008), los billetes de $100 (agosto de 2010) y los billetes de $500 (31 de agosto de 2010).15

Para facilitar el reconocimiento de los billetes por los invidentes, los billetes tienen tamaños diferentes, que difieren en 7 mm entre denominaciones. Los billetes de $20 y $50 son de polímero, mientras que los de $100, $200, $500 y $1000 son de papel de algodón.




0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New