Piden certificado de virginidad para ser maestra en Sao Paul



Uno pensaría que en el siglo XXI lo más importante para contratar a alguien sería si puede hacer la pega o no, pero en Sao Paulo también importa el certificado de virginidad.

Para poder trabajar como agente de organización escolar en las escuelas públicas de la ciudad, a las aspirantes se les pide el examen ginecológico del Papanicolau, y si no se lo quieren hacer tienen que pedir un certificado de virginidad para constatar que nunca han tenido sexo.

No sólo eso, sino que las pruebas son caras y el candidato es quien tiene que pagarlas. “Si lo que quieren es mitigar las fallas de los maestros, se pueden hacer pruebas cardiológicas o evaluar la presión, pero pruebas ginecológicas es absurdo” declaró María Isabel Noronha, presidente de la Unión de Educación Docentes Oficiales del Estado de Sao Paulo.

¿Qué te parece?