Check the new version here

Popular channels

Pilotos argentinos en la Segunda Guerra Mundial






Escudo y Lema del escuadrón 164º de la Royal Air Force dedicado a la memoria de los casi 800 voluntarios argentinos que volaron con las Reales Fuerzas Aéreas durante la segunda guerra mundial.



La historia dice que la Republica Argentina se mantuvo al margen de la mayor contienda mundial de la historia, pero más allá de la postura oficial, cerca de 500 argentinos, la mayoría hijos de familias británicas en nuestro país, decidieron dejar la neutralidad y tomar partido contra el régimen alemán y ya sea enrolándose en la Real Fuerza Aérea (RAF) como voluntarios o bien, vía Canadá en la Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF), volaron junto a británicos, canadienses, polacos, franceses y otras tantas naciones, bajo la bandera del Reino Unido para defender a la patria de sus antepasados.




link: https://www.youtube.com/watch?v=-N4cIh__tnc


link: https://www.youtube.com/watch?v=pJVxzgfHiBs



Hubo entonces un escuadrón que englobó a una parte de estos pilotos y que fue denominado Argentine-British, este fue el 164 Squadron cuyo lema "Firmes Volamos" (escrito en castellano) denotaba el espíritu y voluntad de sus pilotos. Esta es una breve reseña de su historia.



Históricamente, el escuadrón 164 tuvo su origen y primera formación el 1 de junio de 1918 durante la Primera Guerra Mundial, pero sólo en el papel pues no contó con aeronaves bajo su esfera hasta su disolución el 4 de julio del mismo año.


Tres huracanes Mark IV en el número 164 Escuadrón servicio someterse a RAF Middle Wallop, Hampshire

El día 6 de abril de 1942, fue nuevamente constituido en Peterhead, Aberdeenshire como un escuadrón de caza y alcanzó el estado operativo a principios de mayo con la asignación de aviones Supermarine Spitfire Mk Va utilizando el código de escuadrón FJ. El 5 de mayo de ese mismo año es transferido a Skeabrae, Orkney para volver a Peterhead recién el 10 de septiembre pero esta vez con el Spitfire Mk Vb.



El 29 de enero de 1943 el 164 fue transferido a Fairwood Common, Glamorganshire con sus Spitfire, pero el día 8 del mes siguiente, es convertido en unidad de ataque y es trasladado a Middle Wallop, Hampshire donde cambia sus Spitfires por Hawker Hurricane Mk IV y comienzan el entrenamiento necesario para el nuevo rol de ataque.


Grupo Capitán Dudley Honor, que murió 94 años de edad, voló durante la Batalla de Francia y como piloto de combate en la Batalla de Inglaterra antes de ir a Oriente Medio, derribado en las últimas etapas de la invasión alemana de Creta, pasó seis día en las montañas antes de llegar a la costa, donde fue recogido por un barco de vuelo RAF.

En junio del 43, el 164 comienza a operar contra la navegación enemiga y objetivos costeros alemanes. Con los Hurricanes, el 164 paso por Warmwell, Dorset (20-06-43) y Manston, Kent (06-08-43) hasta que el 22 de septiembre son trasladados a Fairlop en Essex y en enero de 1944 reciben los aviones Hawker Typhoon Mk Ib, más veloces, robustos y de mayor capacidad de fuego que los Hurricanes. Para el día 8 de marzo, el escuadrón se encontraba en un fugaz paso por Acklington, Northumberland, donde estuvo apenas 9 días ya que el 16 de ese mes, es transferido a Thorney Island, Hampshire.


Supermarine Spitfire Mk.Vc ES124 AN-J 417

El 6 de junio, pasa a Funtington en Sussex al mando del Squadron Leader Ian Waddy y luego el 22 es trasladado a Hurn, Hampshire. Empleando cohetes y cañones los Typhoon del 164 efectuaron numerosas salidas de combate alcanzando emplazamientos de comunicaciones, estaciones de radar, y líneas de abastecimiento entre otros como preludio de la invasión a la Europa continental que se desencadenaría luego con la famosa operación en Normandía.


Bernardo Noel De Larminat, (el mas condecorado)

Participó en 341 misiones de combate en cazas Hurricanes y Spitfires con los escuadrones 417 City of Windsor, de Canadá, y los franceses 340 Ille de France y 341 Alsacia. Sólo quienes lo han agarrado en un buen día, allá en sus pagos de Bahía Blanca, saben que lo derribaron el 1º de abril del 45 mientras lideraba un ataque a los alemanes en Holanda. Aterrizó el Spitfire de panza en un campo y le llevó un día eludir al enemigo y volver a su escuadrón.
Luego de proveer de apoyo a las operaciones de desembarco durante el día D y los siguientes operando desde el sur de Inglaterra, el día 17 de julio el escuadrón es transferido a su primer asiento en territorio francés en uno de los "Advanced Landing Grounds" o "ALGs" británicos, el B.8 en Sommervieu (pista semipreparada de 1200 x 40 metros) y cuatro días después pasa al B.7 en Martragny.


El Teniente de Vuelo de la RAF Bernardo Noel De Larminat participó en las campañas de Italia con el escuadrón 417.

Durante este periodo el 164 continuó con su misión de apoyo aéreo cercano contra unidades blindadas alemanas y luego de la ruptura del frente continuó prestando servicios en apoyo del Grupo de Ejército 21 a través del norte de Francia y Bélgica operando como parte integrante del 136 Wing, del Group 84 de la Second Tactical Air Force (2TAF) al mando del AVM Arthur Coningham.



El 12 de diciembre del 44 el escuadrón pasa a la esfera del 123 Wing y vuelve a Inglaterra al aeródromo de Fairwood Common en Glamorganshire aun con sus Hawker Typhoon Mk Ib pero no permanecerían en Inglaterra por mucho tiempo, ya apenas pasada la Navidad del 44, serian trasladados nuevamente a la Europa continental, al ALG B.77 en Gilze Rijen, su primer asiento en territorio alemán ya bajo control aliado, esto ocurrió el 26 de diciembre.


B-24 Liberator Mk III matrícula “N” BZ 844 El Rompeculos del 355 Squadron RAF SEAC, comandado por el argentino Robin Frederick Houston en la India durante la II Guerra Mundial.

Sobre el Jeep se observa a un monito Capuchino llamado Minnie que acompañaba al piloto en cada misión

El 21 de marzo del 45, el escuadrón 164 es transferido al aeródromo B.91 en Kluis cerca de Nijmegen al mando del Squadron Leader P.L. Bateman-Jones, quien se había hecho cargo del 164 en enero de ese año.


Sqn Ldr Kenneth Charney con un Spitfire del Escuadrón N ú 132 en la India en 1945.

El día 9 de abril, durante una misión de ataque a unas posiciones de artillería alemanas, la AAA enemiga alcanza al S/L Bateman-Jones al mando del Typhoon SW523, con el avión gravemente dañado intenta aterrizar en el aeródromo B.88 en Heesh pero no lo logra y muere al estrellarse.



Otros pilotos que cayeron en combate durante la estadía en B.91 fueron el Warrant Officer D.W. Mc Culloch (avión MN853), los Flight Leader Mammond-Hunt (SW410) y M.E. Jones (JR363) y los Flight Officer R.J.M. Wilson (MN896) y W.T. Lawston (RB265). El 17 del mes siguiente, todo el escuadrón paso al aeródromo B.103.



Durante los últimos meses de la guerra, el escuadrón pasó a desempeñar misiones de reconocimiento y de interdicción aérea acechando a los transportes y blindados. Tras la rendición de Alemania la unidad fue replegada al Reino Unido haciendo base en Turnhouse, Mid Lothian donde se cambia su código de vuelo de FJ a UB y es re equipada con Supermarine Spitfire IX provenientes del Escuadrón 453. El 31 de agosto de 1946 el Escuadrón es reestructurado cambiando su denominación al número 63.



Desconocemos cuantos pilotos argentinos integraron el escuadrón 164, detrás de cualquiera de esos elegantes apellidos británicos, puede esconderse un criollo. Recientes investigaciones pronto a publicarse realizadas por un equipo de investigadores oriundos de Bahía Blanca determinaron, entre muchas otras cosas, que aproximadamente 554 pilotos anglo argentinos fueron registrados como voluntarios en la Real Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial.


Ronald Daintree (el futuro Piloto del Presidente Frondizzi)

Ronnie, un hombre alto, que en los cuatro años y medio que pasó en la guerra tuvo más de dos novias y cinco motos.


Ronnie Daintree piloto de Liberators en el frente japones

En el 44 lo mandaron a Egipto, India y Pakistán. “Estábamos listos para atacar Japón”, dice. Pero las bombas de Hiroshima y Nagasaki acabaron con la guerra contra Japón y Ronnie volvió a casa. “La guerra me dio una profesión y la oficina más linda, con un mirador mundial”, dice el hombre que luego llegó a ser el piloto del presidente Arturo Frondizi y que estuvo al frente del primer vuelo traspolar –Australia- Argentina–, en 1980.


Allan "tito" withington

“Adolfo, grandes cariños desde Argentina” fueron las palabras dedicadas por Allan Claudio Withington a Hitler.




Fines del 2004 firmando ejemplares en la Alianza Francesa de Bahia Blanca con los Comandantes Bernardo Noel Marie De Larminat y Claudio "Tito Withington
De izq a der Claudio Meunier, Comandantes De Larminat y Withington.

Tras el volante de su avión Lancaster y sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, fue la cabeza de una de las tantas estrategias de contraataque: al mando de su grupo lanzó un millar de tiras metálicas sobre la casa de Hitler con el fin de perturbar y despistar a los radares alemanes hasta saturarlos.


Dia de la Aviacion de Ejercito en Campo de Mayo (2005) invitados como pilotos de Honor.
De Izquierda a derecha ( Peggy Daintree, Marion Scott, Ronnie Scott, Stuart Haslam, VGM Tito Whitington y Ronnie Daintree


Cerca de 122 dejaron sus vidas en el campo de batalla.



Tangmere, 1942, pilotos del escuadrón argentino británico 164. oportunidad en que fueran visitados por sir montague eddy(al centro, de civil), presidente de los ferrocarriles del sud argentino; a su derecha, el squadron leader tom rowland dfc, comandante de dicha unidad; tercero por la izquierda, el squadron leader ronald sheward, dfc; el spitfire que se aprecia detrás es el de sheward –spitfire vb (fj-b) (bl 655)-, bautizado “hurlingham” (r. sheward)



A la izquierda, Don Bernardo De Larminat en enero de 2008 con el libro Nacidos con Honor. A la derecha el joven y audaz Bernardo De Larminat en el frente Africano en diciembre de 1942 mientras volaba en la RAF contra los alemanes. El Teniente de Vuelo de la RAF Bernardo Noel De Larminat participó en las campañas de Italia con el escuadrón 417.



El argentino Kenneth Charney, sentado dentro de la cabina de un Spitfire, junto con su camarada Pierre Clostermann. Es el argentino con mas derribos en la SGM. Contabilizo un total de 12 derribos.


Patoruzú pintado en el morro de un Spitfire

Del Coronel (FAF) Pierre Clostermann, héroe francés de la Segunda Guerra Mundial, a los pilotos argentinos:





"A vosotros, jóvenes argentinos compañeros pilotos de combate quisiera expresaros toda mi admiración. A la electrónica más perfeccionada, a los misiles antiaéreos, a los objetivos más peligrosos que existen, es decir los buques, hicistes frente con éxito. A pesar de las condiciones atmosféricas más terribles que puedan encontrarse en el planeta, con una reserva de apenas pocos minutos de combustible en los tanques de nafta, al límite extremo de vuestros aparatos, habéis partido en medio de la tempestad en vuestros "Mirage", vuestros "Etendard", vuestros "A-4", vuestros "Pucará" con escarapelas azules y blancas. A pesar de los dispositivos de defensa antiaérea y del los SAM de buques de guerra poderosos, alertados con mucha anticipación por los "AWACS" y los satélites norteamericanos, habéis arremetido sin vacilar.
Nunca en la historia de las guerras desde 1914, tuvieron aviadores que afrontar una conjunción tan terrorífica de obstáculos mortales, ni aun los de la RAF sobre Londres en 1940 o los de la Luftwaffe en 1945.
Vuestro valor ha deslumbrado no sólo al pueblo argentino sino que somos muchos los que en el mundo estamos orgullosos que seáis nuestros hermanos pilotos.
A los padres y a las madres, a los hermanos y a las hermanas, a las esposas y a los hijos de los pilotos argentinos que fueron a la muerte con el coraje más fantástico y más asombroso, les digo que ellos honran a la Argentina y al mundo latino.
Ay!: la verdad vale únicamente por la sangre derramada y el mundo cree solamente en las causas cuyos testigos se hacen matar por ella".





Coronel (FAF) Pierre Clostermann A no mucho de haber terminado el conflicto del Atlántico Sur de 1982, Pierre Clostermann posa junto al Primer Teniente Ernesto Ureta (a la izquierda) y al Alférez Gerardo Isaac (derecha), ambos pilotos argentinos de la Fuerza Aérea Argentina, sobrevivientes de la Escuadrilla “Zonda” de A4C Skyhawk, que atacó junto a dos Súper Etendard de la Armada al portaaviones HMS “Invincible”.






Maureen Dunlop (la mas linda de las pilotos)

“Sorprendía a todos cuando llegaba porque nadie se esperaba que fuera una mujer, pero ella se sacaba la gorra y le caía la melena por debajo de los hombros”, la bella piloto argentina que se encargaba de transportar aviones desde la fábrica hasta las bases: ,Maureen tiene 85 años y vive en Norfolk, Inglaterra, donde cría caballos árabes. “He tenido mucha suerte –dirá por teléfono –. Yo ya volaba en el Aeroclub de Argentina y cuando cumplí los 20, fue bueno poder ayudar a los ingleses en la guerra.”


SHEILA LANKTREE (La mas pequeña)

Y Sheila, la niña que se había encaprichado en nacer en Rosario un 4 de noviembre, el de 1925, esperó a cumplir los 18 para llevar a cabo el mandato paterno.“Fui al consulado inglés y dije: ‘Ya estoy lista para ir’”.


“Fui radio operadora de los Pathfinder, los que iban delante de los bombarderos –aclara ella–.


Había un piloto que siempre me llevaba a volar y una vez, mientras estaba controlando la radio, me cerraron la puerta para darme un susto.”

Documental "Voluntarios" Museo Nacional del aire Canadá

Tomadas el 19 de Noviembre del 2007
Acto del Gobierno Canadiense para homenajear a los argentinos que volaron bajo su bandera durante la Segunda Guerra Mundial, presentación del documental "Voluntarios".



OBRAS DE CLAUDIO GUSTAVO MEUNIER









Más de 550 aviadores argentinos volaron a favor del bloque aliado durante la segunda guerra mundial. Entre ellos, Kenneth Charney (Quilmes, 1920-La Massana, 1982), quien viviera en Bahía Blanca hasta los 13 años y, gracias a la profesión de su padre -ejecutivo de la compañía Anglo Mexican Petroleum- conoció pioneros de la aviación como Antoine de Saint Exupéry, el autor de El principito, y piloto celebérrimo entonces enrolado en la línea postal que operaba en la Patagonia.

Al estallar la II Guerra Mundial, Kenneth fue uno de los cerca de 4.000 ciudadanos argentinos que se enrolaron en los ejércitos aliados. Charney ingresó en la RAF, la fuerza aérea británica, y a finales de 1941 inició su periplo bélico en la defensa de Malta. Fue aquí donde consiguió la primera de las siete victorias confirmadas y un Macchi 202 italiano-que coleccionó hasta el final de la conflagración. Elevado a la categoría de as de la aviación-cinco aviones enemigos abatidos, mínimo- fue el más letal de los pilotos argentinos de la II Guerra Mundial, con su mítico avión Spitfire.

En Malta se ganó el apodo de Caballero Negro, por su temeraria táctica consistente en atacar de frente los escuadrones de bombarderos alemanes para provocar su estampida y proceder a liquidarlos uno a uno. Pero su momento de mayor gloria militar lo vivió tres años más tarde sobre los cielos de Normandía, donde tuvo a sus órdenes a Pierre Closterman, el gran as francés-23 victorias en sus alas-y donde fue el primer piloto aliado en descubrir los restos del VII Ejército Panzer en retirada, en una célebre acción que ha pasado a los libros de historia militar.

Charney desfiló por los escuadrones 185, 602 y 132 de la RAF. Con este último fue transferido al Pacífico, en diciembre de 1944, y estacionado en Sri Lanka-entonces, todavía Ceilán-para preparar la invasión de Malasia. No llegó a entrar en combate. A finales de la guerra entra al servicio de lord Mountbatten, el último virrey de la India, y reingresa inmediatamente después a la carrera militar, hasta que deja la RAF en 1970. Tras una breve periodo como instructor de la fuerza aérea saudí, se establece en España y, a mediados del decenio recala definitivamente en Andorra-primero en Soldeu, después en La Massana – con June Cherry, con quien se casaría en 1980.

El trabajo del historiador argentino Claudio Meunier permitió descubrir los restos de Charney en el Cementerio del Bosque de la Quera en La Massana, Andorra, cuando incluso la familia los había dado por desaparecidos. Pero no lo estaban, sino simplemente olvidados y en peligro inminente de desalojo, porque el alquiler del nicho había dejado de pagarse en 1988, y durante todo este tiempo se había acumulado una deuda de 1.291 euros que amenazaba la supervivencia de la humilde tumba.

En noviembre de 2008, El Periodic de Andorra se hacía eco en un reportaje titulado “El héroe sin nombre del nicho 209” del tristísimo destino de los restos de Kenneth Langley Charney olvidados en un nicho anónimo del cementerio. A raíz del reportaje, el Cementerio de La Massana se contactó con Meunier, se verificaron los datos, y la corporación colocó en el nicho 209 una modesta lápida – “Aquí fue enterrado Kenneth Langley Charney, héroe de la II Guerra Mundial”- que recuerda la identidad de su ilustre inquilino.

Meunier, además, ha asegurado que los restos de Charney no acaben en el osario mientras acaba de reunir los cerca de 11.000 euros que le permitirían repatriar el féretro a la Argentina, donde el aviador había manifestado en vida que quería ser enterrado. El final redondo de esta historia es por tanto una tumba con todos los honores en el cementerio de Bahía Blanca.
Fuente: Claudio Gustavo Meunier



Uno de esos tantos hombres de nombre inglés es James Stanley Watt, el piloto cuya historia reprodujo

Era angloargentino y fue condecorado dos veces por el rey Jorge VI. Logró llevar adelante 47 misiones en un cazabombardero y fue derribado en terreno holandés, cuando regresaba desde Alemania a su base.

Su hermano Frank, también piloto y también merecedor de aquella distinción, una vez concluida la conflagración mundial regresó a la Argentina y con el tiempo fue comandante de Austral Líneas Aéreas. Hoy vive entre Buenos Aires y Canadá.
Gracias a las investigaciones de Rimondi, Meunier y otro investigador de origen holandés se supo, 45 años más tarde, que James Stanley Watt había caído en el bosque de Alphen, en Holanda, cuando lleva una bomba de 1800 kilos en su avión Stirling.

Los Watt eran cuatro hermanos y los cuatro fueron pilotos de la guerra. Percy murió como James, pero Alpin sobrevivió, igual que Frank.

Su abuela, Clara Allyn, fue una de las maestras que trajo Domingo Faustino Sarmiento como parte de su plan de capacitación de educadores para la escuela argentina.

Falleció un histórico piloto Allan Claudio Withington



“Adolfo, grandes cariños desde Argentina” fueron las palabras dedicadas por Allan Claudio Withington a Hitler. Tras el volante de su avión Lancaster y sobre el final de la Segunda Guerra Mundial, fue la cabeza de una de las tantas estrategias de contraataque.

FIN
+1
0
0
17
0No comments yet